- Publicidad -
domingo, mayo 16, 2021

“Esa luz que nos deslumbra”, de Fabrizio Mejía Madrid (2018)

A los cincuenta años del vergonzoso suceso del 2 de octubre de 1968, que costó la vida a varias personas (nunca hemos sabido cuántas), Fabrizio hace gala de su talento, y nos presenta esta obra con mucha información documental que ya no es posible seguir escondiendo. Dejo esta liga para que conozca la obra de este extraordinario escritor, que nos ha regalado artículos en diarios, novelas, comics, etc.

La obra es una radiografía del Movimiento del 68 (M-68), en algunos casos el relato es muy parecido, en otros muy diferente, a las más de sesenta novelas que existen del M-68 en México.

Describe varios de los sucesos que marcaron el desarrollo del conflicto, y enfatiza el desagravio a la bandera, ocurrido aquel 28 de agosto, que desencadena la expulsión de un trabajador de la SHCP, principal protagonista de la obra.

Recordemos que el 27 de agosto, una masiva concentración en el Zócalo de la CDMX, concluyó izando la bandera rojinegra en el asta que ahí se encuentra. Eso fue motivo para que el 28 de agosto, trabajadores de varias dependencias acudieran al Zócalo para desagraviar el hecho. Pero, los mismos trabajadores hacen notar su inconformidad y lo manifiestan por medio de consignas contra el gobierno por llevarlos de “acarreados”.

Esto es el inicio del vía crucis del personaje principal, que además, es tartamudo.

Una de las vertientes muy claras en la novela, es hacer notar que la modernidad estaba llegando a nuestro País, y es evidente que la Olimpiadas le dan ese rostro, pero el gobierno quiere seguir sometiendo a los “rebeldes” y que no se traten de imponer a los designios que tiene trazado el partido en el poder, vía Díaz Ordaz.

A pesar de tener momentos románticos, la novela retrata crudamente la vida que permeaba en la CDMX y en el País acerca de la clase media y media baja, pero sobre todo, de los burócratas (muchos de estos últimos, fervientes admiradores del M-68), gente que venía despertando, gracias a todos los sucesos mundiales que pusieron en los reflectores ese año, y no solo por la Olimpiadas.

Es una gran novela que nos permite ver en retrospectiva, lo mucho que cambió la sociedad con ese movimiento que es la continuación, como ya lo platicamos la semana pasada en “Las Muertes de Aurora”, pero al mismo tiempo, el preámbulo a una serie de eventos que relata claramente, (87, UNAM; 88, fraude electoral; 99, UNAM; 2006, fraude electoral).

Y como siempre lo hago, no le cuento el final, que concluye en el 2006, pasando por esas fechas que enfatizo. Le sugiero que lea esta magnífica novela. No se va a arrepentir. Le abrirá los ojos a otros momentos que se vivieron en el M-68, desde otros ángulos.

La próxima semana, previo al 2 de octubre, comentaré uno de los libros más icónicos del M-68: “La noche de Tlatelolco”. Obra trascendental para entender el movimiento.

Estimado lector(a), espero su comentario al correo que viene al final del artículo. Después que tenga oportunidad de leer esta pequeña crónica, o mejor, si lee la obra, le solicito me haga favor de honrarme con su opinión, y de esa forma podamos compartir las sensaciones que le provocó esta recomendación.

 

#LEERparaCrEcERarqlgocarlín     #NosVemosEnUnLibro

Facebook:

https://www.facebook.com/Leer-para-Crecer-Arqlgo-Carlín-107826847259778

Correo: [email protected]

Luis Humberto Carlín Vargas
Luis Humberto Carlín Vargas
Arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Coordinador General del Proyecto Cultural León Prehispánico (PCPAC). Coordinador Académico de los Diplomados de Arqueología e Historia de México (DAeHM). Ingeniero en Sistemas. Músico. Correo electrónico: [email protected]

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img