- Publicidad -
viernes, junio 18, 2021

“Forjando Patria” de Manuel Gamio (1916)

La semana pasada en la columna Hablemos de Arqueología de este diario, escribí acerca de Manuel Gamio y su imprescindible trabajo en los inicios de las investigaciones arqueológicas en México. Hoy hablaremos de una de sus obras más significativas que conserva sus ideales revolucionarios y preceptos a los que una nación debe ceñirse.

Con la formación porfiriana muy clara, pero con ideas no positivistas, Gamio nos deja este ejemplar que nos lleva a repensar la Nación Mexicana, con un prefacio muy motivador que a la letra menciona:

 “Este libro, no ensalza ni condena; no predica demagogia ni conservación, tampoco navega entre dos aguas; invita simplemente a buscar la verdad; intenta remover impulsos nacionalistas e ideas gestadoras de Patria. Sus conceptos no han sido especialmente acomodados a las idiosincrasias de la gleba, ni a la disciplina de castas intelectuales. Este libro es colectivo, es libro para todos, porque está inspirado en la observación de las diversas clases sociales. Sus páginas no huyen de la crítica, pues estando hechas de la carne  y del alma del pueblo, justo y útil será que la mente popular las critique a sus sabor. La personalidad del autor (Gamio) – sin manchas en el pasado qué impongan temores al presente, ni pecados del presente que enturbien el futuro- es secundaria. Considéresele como deslustrada faceta que débilmente refleja aspectos nacionales y como sincero portavoz de necesidades y anhelos apenas expresados pero hondamente sentidos por la población”

Con una carga de humildad sin precedente, el autor consigna la falta de atención al medio indígena y se proclama su vocero, para resolver muchas de las fatalidades que ya existían y que dejó la revolución, en el transcurso de los años siguientes a la publicación del libro.

Cuando lo leí por primera vez, estaba en la Secundaria, fue gracias a una tarea para la clase de Geografía o Civismo (no recuerdo bien). El capítulo que leí fue “Forjando Patria” que aunque es un capítulo muy breve, me declaró muchas cosas, que después entendí cuando cursé la Licenciatura en Arqueología, y supe que Gamio, había sido uno de los grande precursores de la Arqueología Mexicana. 

Con capítulos muy interesantes (treinta y cuatro en total), entre los que destaco: La redención de la Clase Indígena; Prejuicios sobre la Raza Indígena y su Historia; El conocimiento de la Población; Arte y ciencia después del Movimiento Independentista; Las Patrias y las Nacionalidades de América Latina; Concepto sintético de la Arqueología; El idioma y el País; Nuestras mujeres; La lógica de la Revolución, entre los que más hube de analizar.

Manuel Gamio, no solo fue uno de los primeros arqueólogos en México. Como ya lo mencioné era un hombre, como muchos de esa época, que se movían en varios círculos cultos y que demostraban estudios en varias áreas del conocimiento. La mayoría de los que he leído de esa época, por supuesto que se dedicaban a la literatura, y en el caso de Gamio no fue la excepción, y lo demuestra en su narrativa elegante y fina.

Hay que profundizar en este ideario de un mexicano que vivió la dictadura de Porfirio Díaz, la Revolución Mexicana, la post revolución, el nacionalismo exacerbado, el indigenismo en su máxima expresión y por supuesto, el México que sucumbió ante el nacimiento del corporativismo y la partidocracia.

Manuel Gamio, tiene en su haber varias obras, de las que hablé en el Capítulo 7 de Hablemos de Arqueología, pero mi sugerencia es leer: “De vidas dolientes”, escrita en 1937, que son varios relatos, a manera de novela. Otras obras que valen la pena son: “El inmigrante mexicano” (1930); “Hacia un México nuevo. Problemas sociales” (1935) y “Consideraciones sobre el problema indígena” (1948).

Para Gamio, la participación de los indígenas en la vida y el desarrollo de México eran parte fundamental de su discurso y su trabajo.

Estimado lector(a), espero su comentario al correo que viene al final del artículo. Después que tenga oportunidad de leer esta obra, le solicito me haga favor de honrarme con su opinión, y de esa forma podamos compartir las sensaciones que le provocó esta recomendación. 

La siguiente entrega será “La raza cósmica” de José Vasconcelos. Continuando con esta tradición de la post revolución y el nacionalismo fuera de serie, comentaré esta obra de un personaje muy singular en la Historia de México

#LEERparaCrEcERarqlgocarlín

#NosVemosEnUnLibro

https://www.facebook.com/Leer-para-Crecer-Arqlgo-Carlín-107826847259778

Luis Humberto Carlín Vargas
Arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Coordinador General del Proyecto Cultural León Prehispánico (PCPAC). Coordinador Académico de los Diplomados de Arqueología e Historia de México (DAeHM). Ingeniero en Sistemas. Músico. Correo electrónico: [email protected]

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img