- Publicidad -
viernes, junio 18, 2021

“La Tumba”, de José Agustín (1964)

“La Tumba” es la primera novela escrita por el extraordinario escritor mexicano José Agustín, con la que se abre el umbral a lo que se da por llamar la Literatura de la Onda, estilo que deja atrás cánones generacionales con respecto a la forma de escribir más “formal”

Ya he comentado en esta sección de “Leer para CrEcER, otras obras de este autor, incluso en alguna dejé su biografía, pero nunca había descrito este estilo tan peculiar que lo lanzó a la fama.

El estilo es más bien coloquial, totalmente urbano y de clase media alta, con preferencias por estilos musicales y literarios diferentes a lo comercial, además del uso (y abuso) de algunas drogas. A los jóvenes en este estilo literario, se les nota su “no me importa la vida”.

La idea era ser más “realista” al escribir de los temas que se tratan durante el desarrollo de sus novelas, y de esa forma, precisamente, estar más “en la onda”.

Este estilo, “la onda”, se hace más intenso, sobre todo, en la segunda mitad de la década de los 60 del siglo pasado, en pleno movimiento “hippie”, a la par de los movimientos “beatnik” y “hipster”, en esa misma década, aunque estos dos últimos estilos nacen en la década de los 40, del Siglo XX. En esa segunda mitad de los 60’s, surgen otros dos autores y dos obras importantes para entender el estilo: Gustavo Sáinz con “Gazapo”, Parménides García con “Pasto verde”, además de otra obra de José Agustín. “De Perfil”. Para más referencia le recomiendo que lea la crónica que hice para esta columna, de otro libro de este mismo autor: “La contracultura en México”, en la que hace un análisis completo de muchos de los movimientos intelectuales y musicales, que han permeado en nuestro País.

Regresando a “La Tumba”, nos ofrece el relato de un joven de dieciséis años (en el transcurso de la novela cumple los diecisiete), de clase media alta, yo diría que más alta que media, por la anécdotas que va relatando en las que involucran a varios personajes que giran en torno a los círculos literarios; a unos padres de familia permisibles con la actitudes de su hijo, además de un tanto desentendidos de ese mismo joven; a las varias parejas casuales del protagonista principal; haciendo énfasis a estilos y nombres de obras musicales y literarias que son para muchos desconocidos; además de situaciones comprometedoras socialmente en algunos casos.

Es una novela que en tres días se puede leer, y si está leyendo algo más déjelo un momento, y entre al mundo de Gabriel Guía, el protagonista principal de la novela, que en ocasiones, me parece que es el propio autor de la novela quien hace un relato autobiográfico. El final, como suelo hacerlo, no lo voy a relatar. Pero, ¿qué pasó con Gabriel Guía? Es cuestión que Usted estimado lector(a) lo descubra. (Clic, clic, clic, clic)

La próxima recomendación será “La muerte y otras sorpresas” del gran escritor Mario Benedetti, que en varios cuentos cortos, nos deleita con la dualidad que es la vida y la muerte.

Estimado lector(a), espero su comentario al correo que viene al final del artículo. Después que tenga oportunidad de leer esta pequeña crónica, o mejor, si lee la obra, le solicito me haga favor de honrarme con su opinión, y de esa forma podamos compartir las sensaciones que le provocó esta recomendación.

 

#LEERparaCrEcERarqlgocarlín     #NosVemosEnUnLibro

Facebook:

https://www.facebook.com/Leer-para-Crecer-Arqlgo-Carlín-107826847259778

Correo: [email protected]

Luis Humberto Carlín Vargas
Arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Coordinador General del Proyecto Cultural León Prehispánico (PCPAC). Coordinador Académico de los Diplomados de Arqueología e Historia de México (DAeHM). Ingeniero en Sistemas. Músico. Correo electrónico: [email protected]

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img