- Publicidad -
miércoles, diciembre 8, 2021

“Tragicomedia Mexicana Vol. 1”, de José Agustín (1990)

Tragicomedia Mexicana” es una serie de tres libros, que merecería un cuarto volumen, para abarcar el fin del milenio y el inicio de este caótico Tercer Milenio, que así como va, ¿qué más podemos esperar?

Para quien tenga ganas de saber de Historia de México, de un lapso de hace menos de cien años, de una manera clara, objetiva, divertida, “dicharechera”, les recomiendo la presente colección; será una manera TRÁGICA pero muy CÓMICA de ver nuestra realidad histórica.

Platicar la historia de una manera formal, no tiene nada de atractivo, si no le imprimimos el toque de “chisme” que se requiere.

Pero además del tema político, que sería el tema sustantivo en cada capítulo, la “farándula” se hace presente en distintas facetas, para entender los movimientos sociales de cada época. Desde el inicio, el libro se divide en los TRÁGICOS sexenios que nuestro amado México ha vivido, desde 1940 (y antes), hasta 1970, donde finaliza uno de los sexenios más caóticos en asuntos de política interior, culminando con un movimiento estudiantil que fue acallado con una masacre, de la que nunca conoceremos con exactitud, las proporciones reales de muertes que generó.

Los tres volúmenes pueden ser considerarlos una magnífica herramienta para los docentes que imparten la cátedra de Historia de México de épocas actuales.

En este primer volumen de la “Tragicomedia Mexicana Vol. 1. La vida en México de 1940 a 1970”, el autor nos presenta un panorama muy crítico con respecto a lo político, y además muy ilustrativo con los temas culturales de esos treinta años. Una bien llevada investigación documental que la hace única, comparada con otros estudios historiográficos o documentales que se hayan logrado con respecto a ese lapso.

Los títulos de cada capítulo evocan el humor que es tan fácil de lograr por el autor, sin dejar de lado la seriedad de los temas sobre los que escribe.

El primero de ellos, se intitula “¡Aquí viene el huevos de oro!”, haciendo referencia al Gral. Manuel Ávila Camacho (1940-1946), y a una de las muchas anécdotas que suelen ser muy comunes en estos personajes de la intrincada política mexicana.

El segundo capítulo, “La mano dura” (pero para robar, opinión mía), lo protagoniza Miguel Alemán Valdez (1946-1952), el primer “Licenciado” Presidente en aquella modernidad post-revolucionaria, inaugurando así, los sexenios pre-tecnócratas. Y los negocios y la corrupción (que ya existía dentro del gobierno), aquí se enquistaron, “salieron del closet” y sentaron sus reales, para ya no irse nunca más de la vida política mexicana.

El tercer capítulo, “El desarrollo estabilizador”, pone enfrente al Lic. Adolfo Ruíz Cortines (1952-1958). Político añejo, que se dedicó a mantener a flote sin más descalabros al País, salvo algunas protestas que supo capotear. Aunque la escena se nutrió de chistoretes a costa de la edad del mandatario. Muy bueno chistes, por cierto.

El cuarto capítulo, “La izquierda ‘atinada’”, lo enarbola uno de los Licenciados menos peores de los sexenios, Adolfo López Mateos (1958-1964), que le dio continuidad al proyecto estabilizador (si así podemos llamarle al proyecto del sexenio anterior), pero con un rumbo claramente izquierdoso, pero que, a final de cuentas, no lo fue tanto.

Y culmina este primer volumen con el quinto capítulo, “El final del sueño”, uno de los sexenios claramente ensombrecido por un personaje nefasto de la Historia de México, Gustavo Díaz Ordaz (1964-1070), con una política de “palo duro al que se salga del huacal”, en muchos sectores, estrategia que le ganó la animadversión de la gente, y que le estalló en la cara, el 2 de octubre de 1968.

Estimado lector, le sugiero sobremanera, que lea esta joya de la historiografía mexicana, y que escudriñe, de una manera divertida como ha sido nuestra TRAGICOMEDIA MEXICANA. Que en muchas ocasiones parece novela surrealista.

La próxima semana la recomendación será “La Tragicomedia. Vol. 2”, de José Agustín. Un análisis crítico muy detallado que hace el autor, con respecto a una época de la historia de México que abarca de 1970 a 1988; siempre con el humor y sarcasmo que lo caracterizan.

Estimado lector(a), espero su comentario al correo que viene al final del artículo. Después que tenga oportunidad de leer esta pequeña crónica, o mejor, si lee la obra, le solicito me haga favor de honrarme con su opinión, y de esa forma podamos compartir las sensaciones que le provocó esta recomendación.

 

#LEERparaCrEcERarqlgocarlín     #NosVemosEnUnLibro

Facebook:

https://www.facebook.com/Leer-para-Crecer-Arqlgo-Carlín-107826847259778

Correo: arqueolobocarlin@gmail.com

 

 

Luis Humberto Carlín Vargas
Arqueólogo egresado de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH). Coordinador General del Proyecto Cultural León Prehispánico (PCPAC). Coordinador Académico de los Diplomados de Arqueología e Historia de México (DAeHM). Ingeniero en Sistemas. Músico. Correo electrónico: luishumberto.carlin@pcleonprehispanico.com

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img