- Publicidad -
viernes, julio 23, 2021

Mentor: ¿Quién es? ¿Cómo es? ¿Qué hace?

Los mentores son personas con experiencia que comprenden los contextos y que pueden ofrecer una amplia gama de habilidades y experiencia conociendo cómo mantener un equilibrio entre compartir su experiencia y permitir que sus discípulos aprendan por sí mismos; apoyando al escuchar las ideas, preocupaciones y los desafíos que enfrenta el discípulo, así que un mentor no es el que sabe todo, pero es el que te puede orientar y guiar en el camino.

Los mentores apoyan a los discípulos reforzando las estrategias exitosas y brindando una guía constructiva cuando dichos discípulos enfrentan desafíos al esforzarse para lograr sus objetivos. Al  brindar apoyo sin emitir juicios cuando su discípulo hace una elección de algo que le apasiona, el mentor le ayuda a ganar seguridad respecto a su capacidad de crear su camino al éxito, por eso es importante identificar a nuestros mentores para cada actividad, para cada momento de tu vida, podemos tener mentores educativos, mentores deportivos, mentores en la vida profesional, etcétera. 

En la actualidad, podemos tener mentores virtuales con los mismos valores y cualidades que un mentor en persona, con la ventaja y la posibilidad de expandir el conocimiento y comunicarse a través de diferentes culturas; podemos sumar gente que nos inspira, que nos motiva, que queremos imitar, pero no se trata de tener un modelo a seguir como un actor de cine o un personaje de alguna serie videograbada, el mentor tiene que ser una persona que realmente nos oriente y nos dé beneficios. Cada quien es responsable de lograr sus propios objetivos, pero el mentor nos orienta sin sobrepasar la línea de la instrucción.

Durante toda la vida contamos con mentores, algunos cuantos seleccionados por nosotros, la mayoría impuestos por los sistemas en los que nos desenvolvemos, pero de cada uno podemos aprender cuando estamos  con el deseo y la disposición de prepararnos; cuando tenemos claridad en la búsqueda del camino para lograr objetivos y superar desafíos, pero hay que estar dispuestos a considerar nuevas ideas y sugerencias, a estar abiertos a recibir comentarios y dispuestos para solicitar dirección, aprender y hacer preguntas.

Durante nuestra formación escolarizada encontramos mentores que recordamos con agrado y agradecemos los conocimientos y experiencias que nos compartieron. En el transcurso de nuestras etapas de vida contamos con amigos y/o familiares que nos apoyaron como mentores y formaron seguramente algunas de las herramientas que utilizamos ahora en nuestra vida diaria; en lo laboral nos topamos con líderes de los cuales absorbimos sapiencias.

Saúl, uno de mis mentores de vida, de quien tuve la fortuna que se cruzara en mi camino del aprendizaje de la vida, me enseñó a trabajar para lograr la plenitud cada día; a planear objetivos cercanos que sumen para alcanzar las metas del futuro deseado, decía en una de sus tantas frases: “No te desgastes en objetivos que no puedas disfrutar día con día”. Cada mentor tiene un estilo propio, tiene una filosofía y una manera de transferir sus conocimientos, sin embargo, aprendemos de ellos, de lo que nos dicen, de sus acciones, de sus vidas, de sus logros y de sus contextos. 

No se trata de ser una copia de ellos ni de hacerlo como ellos, se trata de identificar lo que puedes tomar de cada uno de tus mentores para que crezcas como persona y desarrolles las herramientas, los conocimientos y las aptitudes para moldear tu vida y aportar para tener un mundo mejor, un planeta más sostenible y una sociedad con los valores necesarios porque les recuerdo que la sustentabilidad está en manos de todos. 

En algunos momentos seguramente serás mentor para alguien, ¿has pensado en tu estilo y en lo que puedes aportar?

 

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img