- Publicidad -
domingo, octubre 17, 2021

Mercurio y su paso frente al Sol este 11 de noviembre

 

Por: Alfredo Campos Mejía

A simple vista es posible distinguir con facilidad en el cielo a los planetas Venus, Marte, Júpiter y Saturno. En ciertas ocasiones Mercurio puede mirarse también sin ninguna ayuda cerca del horizonte, pero la luz del crepúsculo dificulta considerablemente encontrarlo. A pesar de ello, hubo pueblos que ya lo conocían desde hace más de 3000 años. 

Por su cercanía al Sol, este planeta se desplaza tan rápido que le toma tan solo 88 días terrestres en recorrer su órbita completa; en otras palabras, cada que la Tierra le da una vuelta al Sol Mercurio le da casi cuatro. Por esta razón, hace más de 2000 años los romanos lo bautizaron en honor a su dios Mercurio, protector de comerciantes y de viajeros, que era conocido por su gran velocidad y se solía representar con alas en los pies [1].

Poco se supo sobre las características del planeta Mercurio hasta 1974, cuando la nave Mariner 10 de la NASA lo fotografió de cerca, mostrando un paisaje similar al de la Luna. Entonces pudimos saber que tiene cráteres de todos tamaños debido a la caída de meteoritos. Uno de esos cráteres lleva por nombre: Hun Kal, que significa 20 en Maya, y sirve de referencia para medir posiciones en su superficie, es decir, es la base para la medición de la coordenada de longitud. Muchos otros cráteres tienen nombres de artistas célebres, como es el caso del cráter Diego Rivera

En época más reciente, se continuó con la exploración de Mercurio por medio de la sonda espacial de la NASA llamada: MESSENGER (mensajero en inglés), que fue lanzada en 2004 y entró en órbita alrededor de dicho planeta en 2011. Durante su misión consiguió datos muy valiosos de Mercurio, completó su mapa mediante el empleo de un altímetro láser para conocer su relieve, y descubrió la existencia de agua congelada al interior de cráteres en el polo norte a los que la luz del Sol no les alcanza a llegar. 

La exploración más profunda de Mercurio continuará en 2025 cuando llegue al planeta la nave BepiColombo lanzada en 2018 como resultado de la colaboración entre la Agencia Espacial Europea y Japón. BepiColombo permitirá seguramente develar muchos secretos del más veloz de los planetas del sistema solar.

Los descubrimientos científicos traen consigo a menudo aplicaciones insospechadas. En el caso de Mercurio, el estudio minucioso de su órbita permitió el descubrimiento de una anomalía en su movimiento alrededor del Sol que contribuyó a la consolidación de la Teoría General de la Relatividad formulada por Albert Einstein hace un siglo, y que se emplea hoy en día en la red de satélites que proporcionan el servicio de GPS a teléfonos móviles, aviones, automóviles, entre otros, para localizar un punto en la Tierra con gran precisión.

El lunes 11 de noviembre de 2019 Mercurio pasará frente al Sol visto desde la Tierra, es decir, estos 3 cuerpos celestes se alinearán. A este acontecimiento astronómico se le da el nombre de tránsito de Mercurio, y será visible en gran parte del mundo, incluyendo México [2]. El evento dará inicio a las 6:36 horas (tiempo del centro), momento en el cual Mercurio ingresará por una orilla al disco solar, y finalizará  poco después del mediodía cuando salga por el lado opuesto. 

¿Se puede observar el tránsito de Mercurio? Primeramente es necesario tener presente que: NUNCA SE DEBE MIRAR AL SOL A SIMPLE VISTA, NI MUCHO MENOS MEDIANTE UN TELESCOPIO O BINOCULARES, pues se pueden provocar daños muy graves y permanentes a los ojos.

Se listan a continuación tres opciones mediante las que se podrá contemplar este acontecimiento de forma segura:

1) Por medio de un telescopio solar, que cuente con los filtros especiales para observar el Sol. El telescopio es costoso y muy pocas personas cuentan con uno de este tipo, pero algunos museos, planetarios, universidades y centros de investigación lo tienen y lo pueden ofrecer al público.

2) Mediante un telescopio astronómico pequeño con un filtro solar adecuado y colocado en el lugar apropiado. Pocas personas poseen estos filtros, pero algunas instituciones como las anteriormente señaladas cuentan con este tipo de filtros en sus telescopios y los pueden ofrecer al público.

3) De forma indirecta mediante un telescopio astronómico refractor pequeño, proyectando la luz que sale por el ocular en una hoja blanca colocada entre 30 y 40 centímetros del ocular.   Una vez que se pueda ver un círculo luminoso en la hoja, se deberán ajustar ligeramente la posición del telescopio así como el enfoque para poder ver claramente la imagen del Sol en el papel. No se recomienda el uso de telescopios con espejos (newtonianos o catadriópticos) ya que la exposición al Sol podría dañarlos. Si se usa un telescopio refractor, no deberá colocarse mucho tiempo bajo el Sol para no provocarle algún daño. Es necesario vigilar que nadie se asome por el telescopio durante todo el evento ya que se provocarían graves lesiones en los ojos. El telescopio no deberá dejarse por ningún motivo sin vigilancia.

Por medio de alguna de las opciones indicadas, Mercurio se podrá distinguir como un “lunarcito” en el Sol, es decir, como un pequeño círculo negro que se irá moviendo lentamente para pasar frente a nuestra estrella en poco más de 5 horas. ¿Qué tan pequeño será ese “lunar”? Si el Sol tuviera midiera 2 metros, Mercurio tendría el tamaño de una uva.

Para finalizar, si Mercurio y la Tierra giraran alrededor del Sol en el mismo plano veríamos pasar a Mercurio por el disco solar varias veces al año, pero como Mercurio se mueve en un plano que forma 7 grados con aquel en el que la Tierra gira alrededor del Sol, este fenómeno no ocurre con tanta frecuencia: el último transito de Mercurio ocurrió en mayo del 2016 y se volverá a repetir hasta noviembre del año 2032.

  1. La palabra “Mercurio” tiene relación con la palabra “mercancía” y “mercader”, asociadas al comercio.

 

  1. Para conocer las regiones del mundo en las que será visible se puede consultar el siguiente enlace: https://earthsky.org/?p=316375

 

  1. Si desea conocer más información sobre la manera en que puede observar este evento de forma segura puede escribir un correo a: divulgacion@cio.mx .

 

Columna del CIO
El Centro de Investigaciones en Óptica (CIO) es uno de los Centros públicos de investigación pertenecientes al Conacyt. Se especializa en óptica y fotónica (estudio de la luz y su interacción con la materia) www.cio.mx

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img