- Publicidad -
martes, julio 27, 2021

Necesitamos política de colores en todo nuestro estado!

En medio de todo el caos social, económico y de salud, ya se alistan los partidos para lanzar sus campañas electorales.

Por primera vez, la lucha incansable y perpetua por la no discriminación en el ejercicio de los derechos político electorales, conformado por la comunidad LGBTTTIQ, ha derivado en una mayor representación en las estructuras de poder.

Nosotrxs quienes hemos sufrido rechazo en las diferentes esferas de la sociedad, vemos la necesidad y urgencia de ser parte de la toma de decisiones de este país, ya que son esas mismas leyes quienes nos han mantenido en el anonimato y en la sombra social por sus prejuicios religiosos y heteropatriarcales..

Ahora más que nunca exigimos a los partidos, una agenda política feminista, incluyente y libre de doctrinas religiosas; que solo oprimen socialmente. Con una agenda política LGBTTTIQ, por fin podremos formar parte del proceso político de este país, queremos tener opciones de voto y no solo obligaciones.

Algunos políticos omiten incluir los asuntos que involucran a la población lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero, travesti, intersexual y queer en sus propuestas y proyectos, ya sea por evitar confrontaciones con los grupos religiosos, o por no contravenir sus propias convicciones.

Desde Comunidad de Chicas Biless consideramos que es posible garantizar los derechos humanos y políticos de las personas LGBTTTIQ, implementando mecanismos de vigilancia y sanción con el objetivo de evitar cualquier tipo de discriminación. Para esto, las y los servidores públicos deben tener empatía con los miembros de nuestra comunidad, así como conocimiento sobre la protección de nuestros derechos. Se debe instar también a los medios de comunicación a erradicar los estereotipos y prejuicios basados en la orientación sexual e identidad de género.

La política mexicana debe ejercer un papel a favor en términos de atención a los grupos más vulnerables socialmente e implementar estrategias para comprender sus particularidades a fin de que con base en ellas, se elaboren políticas públicas y las reformas legales necesarias para llevar a tal población a un estatus igualitario dentro de la sociedad.

Una agenda LGBTTTIQ que priorice los derechos humanos, es un paso importante en la consolidación de una democracia incluyente y representativa.

¡Necesitamos política de colores en todo nuestro estado! Y solo los miembros de nuestra comunidad podemos garantizarla.

 

Más noticias

Comentarios

spot_img