- Publicidad -
miércoles, diciembre 1, 2021

La política y los medios de comunicación

“La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados”.
Groucho Marx

 

Leyendo y enterándote de lo que pasa en el país, en la política, con los hechos que se nos presentan como noticias, lo que se alcanza a observar y que se demuestra, es como sea institucionalizado la corrupción y impunidad, y uno podría pensar que los políticos se esfuerzan en hacer que la política no sea un asunto de interés público, esto a través del desgaste social y de la cada vez mayor desconfianza en las instituciones del estado y ahora, la creciente desconfianza en algunos de los medios masivos de comunicación que habían mantenido su coto de poder  desde hace varias décadas.

La estrategia que se usa desde el poder político, pudiera ser el hartazgo, la impotencia y la burocracia, pero hoy sin duda esta en el uso de los medios de comunicación, especialmente la televisión y la radio, a través de las empresas que las controlan. El incidente con Andrea Legarreta es el botón de muestra de cómo el gobierno y los grupos de poder buscan controlar la información y que la defensa que ha ella hecho sobre el caso expone a la luz pública el cómo opera el poder mediático y sus intereses. En lo personal esperaría que éste y muchos otros casos fueran las gotas que derraman el vaso, para que las y los ciudadanos empecemos a dudar con mayor celeridad de todo lo que se nos informa través de Televisa y TV Azteca, y buscar nuevas formas de conocer la realidad social y política del país. En este contexto el despido de Carmen Aristegui se puede entender como una forma de callar una voz crítica y disidente, y de la manera en que el estado y los grupos de poder quieren controlar y manipular a la opinión pública.

Los videos presentados en días recientes sobre el caso del Chapo Guzmán por parte de la PGR, y el video presentado por el Gobierno de Veracruz mostrando el mostrando la captura de líder de un cártel del narcotráfico, son muestras claras de cómo se tiene un uso desmedido de los medios de comunicación, y que los gobiernos están dispuestos a corromperse, a manipular la información y como algunos medios de comunicación se prestan a jugar del lado del poder para intentar crear “percepciones” y presentar “hechos” como si fueran verdaderos, sabiendo que son falsos y que estos medios de comunicación no actúan de manera ética, al aceptar distorsionar realidad en beneficio del poder político y del económico.

El gobierno de Peña Nieto, o el de Javier Duarte en Veracruz, el de Moreno Valle en Puebla, el Moreira en Coahuila, los podemos tomar como ejemplos de lo que sucede en país y del uso de los medios de comunicación y del cómo se quiere manejar la imagen de estos gobiernos.

En Guanajuato no se cantan mal las rancheras, como dice popularmente. Esta el caso de la Universidad de Guanajuato y la reacción desproporcionada de la dirección de comunicación social de amenazar con retirar la publicidad pagada en Zona Franca, ante la publicación de una nota con relación al costo de los cinturones que usa el actual rector de esa casa de estudios, pero también esta la práctica de las agresiones e intimidación a reporteros en Guanajuato, esta el caso de Karla Silva reportera de EL Heraldo de Silao como ejemplo de cómo se quiere controlar la libertad de expresión y de la falta de garantías para el ejercicio del periodismo.

En 2015 en Guanajuato se presentaron 10 eventos de agresión con un saldo de 14 reporteros agredidos directamente, incluidos 3 medios de comunicación atacados institucionalmente como lo reseña puntualmente Raymundo Sandoval. El Congreso del estado, apenas esta iniciado un proceso para crear un marco jurídico para la protección de periodistas y de la libertad de expresión.

El poder corrompe. Se han ido desarrollando mecanismo para acotarlo, pero pareciera que lo que se ha creado es todo un andamiaje con sus mecanismos legales para evadir las responsabilidades de los funcionarios públicos, que van desde justificar la ineficiencia hasta la torpeza ingenua, pasando por querer usar a los medios de comunicación para crean percepciones falsas de la realidad, para crear cortinas de humo, para posicionar a personajes de la política a través de la exposición mediática, para escenificar y recrear artificialmente verdades que son políticamente correctas y necesarias para los grupos en el poder.

Habrá que ir buscando medios de comunicación críticos, habrá que defender la libertad de expresión, habrá que crear exigir un periodismo de investigación que sea contra peso del poder, tenemos que lograr que la política sea un asunto de interés público y hacer ver y entender a los políticos y gobernantes que para gobernar se requiere honestidad, eficiencia, transparencia, ética y responsabilidad.

Arturo Mora Alva
Biólogo por la UNAM, Mtro. en Educación por la UIA León, Doctor en Estudios Científico Sociales por el ITESO con especialidad en Política. Profesor Universitario en todos los grados. Investigador Social, Consultor y Analista.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img