- Publicidad -
sábado, abril 10, 2021

Primavera y Luna

Nunca está de más la poesía. Las palabras buscan sonar en el corazón y vibrar en el pecho, queriendo hacerlas coincidir con el latir del corazón y con las imágenes que la mente crea y recrear con el tamborilear de nuestros sentidos y de nuestras vivencias, encontrando en los sentimientos todo eso que nos hace verdaderamente humanos.

 

El 20 de marzo a las 3:30 p.m. inició la primavera. El 28 de marzo de 2021 es tiempo de luna llena, llamada “Luna de Gusano”, nombre que se le debe los nativos de Canadá y Estados Unidos, ya que durante el frio del hemisferio norte, la tierra que estaba congelada comienza a descongelarse y los gusanos vuelven a salir de ella. La tierra volvía a ser fértil. Nosotros en México podemos ver los brotes de flores y oír el canto de las aves. Podemos ver a las jacarandas en flor que colorean el cielo y tapizan las calles y banquetas. Nos dicen sin palabras que la primavera llegó y que la vida es convocada en estos tiempos, junto con la luna llena de marzo.

 

“La poesía ocurre como un accidente, un atropello, un enamoramiento, un crimen; ocurre diariamente, a solas, cuando el corazón del hombre se pone a pensar en la vida.” Como escribió Jaime Sabines y comparto estos poemas para invitarnos a pensar y a sentir la vida, convocando a la fuerza de la primavera que se siente a flor de piel y a la magia de la luna con sus influjos.

 

 

La primavera

La primavera ha venido

nadie sabe cómo ha sido.

Ha despertado la rama

y el almendro ha florecido

y en el campo se escuchaba

el gri gri del grillo.

La primavera ha venido

nadie sabe cómo ha sido.

     

Antonio Machado

 

 

Amor bajo la luz de la luna

A veces un hombre o una mujer imponen su desesperación

a otra persona, a eso lo llaman

alternativamente desnudar el corazón, o desnudar el alma.

(Lo que significa que para entonces adquirieron una.)

Afuera, la tarde de verano, todo un mundo

arrojado a la luna: grupos de formas plateadas

que podrían ser árboles o edificios, el angosto jardín

donde el gato se esconde para revolcarse en el polvo,

la rosa, la coreopsis y, en la oscuridad, la cúpula dorada del capitolio

transformada en aleación de luz de luna,

forma sin detalle, el mito, el arquetipo, el alma

llena de ese fuego que en realidad es luz de luna,

tomada de otra fuente, y brilla

unos instantes, como brilla la luna: piedra o no,

la luna sigue estando más que viva.

 

Louis Elizabeth Glück

 

 

Llevo tu corazón en mí…

Llevo tu corazón en mí (lo llevo,

en el mío) no lo dejo (dondequiera

que voy, tú vas, querida; y lo que hago

lo haces tú, queridísima)

no temo

 

al hado (dulce hado mío) no

quiero el mundo (tú lo eres, fiel belleza)

tú eres lo que una luna siempre ha sido

y lo que un sol entonará por siempre

 

he aquí el mayor secreto e ignorado

(aquí raíz de raíz brote del brote

sombra del árbol que se llama vida;

más alto que esperanzas y pensamiento)

y tal prodigio rige las estrellas

 

tu corazón en mí (va con el mío)

 

  1. E. Cummings.

 

Canción

 

¡De qué callada manera

se me adentra usted sonriendo,

como si fuera

la primavera!

(Yo, muriendo.)

 

Y de qué modo sutil

me derramó en la camisa

todas las flores de abril.

 

¿Quién le dijo que yo era

risa siempre, nunca llanto,

como si fuera

la primavera?

(No soy tanto.)

 

En cambio, ¡qué espiritual

que usted me brinde una rosa

de su rosal principal!

 

¡De qué callada manera

se me adentra usted sonriendo,

como si fuera

la primavera!

(Yo, muriendo.)

 

Nicolás Guillén

 

 

Luna llena de marzo 

La luna llena de marzo

Presencia que agita mares y crea efímeros reflejos.

Su luz es filigrana sobre la piel de la mujer que amo.

 

La luna le pertenece a ella,

sabe que la marea que agita su fuerza de gravedad

la transforma en un ser de gozo y de vida.

Luz de luna, luna de leche.

Luna de noches infinitas que convoca a la magia

al verla desde lugares distintos

converge en ella el deseo y el amor que se siente

marea indómita en las entrañas

en las que se agitan los deseos.

Nos encontrarnos dichosos y derramados

bajo la presencia de una luna que sabe

lo que es vivir en plenilunio

como la luna misma.

 

Arturo Mora Alva

 

Arturo Mora Alva
Arturo Mora Alva
Biólogo por la UNAM, Mtro. en Educación por la UIA León, Doctor en Estudios Científico Sociales por el ITESO con especialidad en Política. Profesor Universitario en todos los grados. Colaborador en Propuesta Cívica Guanajuato. Socio de Mirluzart Consultoria Psico-Socio-Educativa A.C. Correo electrónico: arturomoraalva@gmail.com Facebook: Arturo Mora // Twitter: @arturomoraalva

Más noticias

Comentarios

spot_img