- Publicidad -
miércoles, abril 21, 2021

Posparto y la transformación de la maternidad

 

Por Judith Pelcastre Educadora Perinatal, Doula y Asesora de lactancia.

 

El posparto fisiológico es el regreso del útero a su estado previo al embarazo,  a esto se le conoce como involución uterina.

Inicia inmediatamente después de la salida de la placenta y termina al concluir la involución uterina esto se da en los próximos 40 días, es por ello por lo que se le llama la cuarentena a este periodo.

Es común que la mujer presente calambres que pueden ser o no molestos y  estos son conocidos como entuertos; también se presentara un sangrado abundante; este recibe el nombre de loquios. Puede haber coágulos en las primeras horas; una pregunta frecuente es ¿cuánto dura este sangrado?

Hay estudios que dicen que la mujer que da lactancia exclusiva tendrá regresara la menstruación en 190 días, y si no da pecho regresa en 90 días aproximadamente, sabemos que cada mujer es única y particular, por lo que estos datos son mera referencia.

Durante la cuarentena hay que estar pendiente de que mamá no presente fiebre o escalofríos, que el sangrado vaginal vaya siempre a menos, que no se tenga enrojecimiento en la herida de la cesárea o en caso de episiotomía que no tenga dolor o ardor, dolor intenso en la cintura o pantorrillas, ardor al orinar, dolor de cabeza persistente o mareos ante cualquier malestar comunicarse de inmediato con su obstetra.

Recomendable que mamá tenga reposo de al menos 2 horas durante el día, restringir actividades durante 3 semanas, puede empezar con ejercicio leve, yoga postnatal, caminata y hacer ejercicios de Kegel para el periné. Se recomienda consultar con una fisioterapeuta especializada en posparto que te ponga una rutina adecuada para la recuperación de los músculos abdominales y perineales.

Como decía anteriormente, el regreso del útero a su tamaño normal, creció como una sandia de 3 a 5 kilos y debe retornar al tamaño de una pera es lo que se considera como posparto fisiológico, pero realmente hay muchos más cambios hablando físicamente, ya que embarazada tenías un flujo sanguíneo de litro y medio y ahora tu cuerpo tiene que dejar de producir esa cantidad de sangre y ubicar de forma inmediata que hacer con tantos fluidos, el intestino y estomago que estaban totalmente comprimidos ahora deben volver a su tamaño normal, todo tu cuerpo debe volver a la “normalidad”, todo es un proceso, lo mas complicado es la parte emocional y el encuentro con la maternidad.

Siempre digo que la depresión posparto inicia en la sala de nacimientos ya que al ver a tu bebé real entras en shock por que esperabas un hermoso bebe como te lo presentan en los comerciales, y la realidad es que los recién nacidos en su mayoría no son tan bellos, incluso hay mamás que piensan que se los cambiaron por que esperaban a un bebé hermoso y que les muestran esta lleno de lanugo (vello) o vérnix (grasa protectora) nacen con un color azulado etc., y tu esperabas el bebé que siempre te presentan en los comerciales, luego ves que tu vientre sigue igual de inflamado y piensas bueno si ya nació mi bebé y yo sigo igual, quedas gelatinosa y aguada – jeje-,  hay un tiempo para que tu cuerpo se vaya adecuado, adaptando, reorganizando y por supuesto hay una inflamación natural quedas con una pancita como de cinco meses de gestación, y repito, cada mujer es diferente y presenta recuperación diferente pero en pocas semanas vuelves a tu talla anterior y más si das lactancia exclusiva, ya que esta comprobado que dar leche materna ayuda en la involución uterina y la perdida de peso en la gran mayoría de los casos.

En el momento del nacimiento, sin importar si es el primer o decimo hijo tienes emociones encontradas y ambivalentes… igual que cuando supiste que estabas embarazada. Te preguntas si era el mejor momento, pero amas intensamente a este nuevo ser, te cuestionas si serás buena madre etc.,  tus hormonas empiezan a trabajar como montaña rusa además, lo que ocasiona que puedas sentirte nostálgica, triste, emocionada, amorosa y muchas emociones en lapsos breves, puedes pensar incluso que te estas volviendo loca, ya que puedes estar muy contenta y en 2 segundos irritable o viceversa hay sentimientos y emociones que hay que procesar, entender y reconocer.

Tendrá mucho peso la experiencia de nacimiento ya que no será el mismo posparto de una mujer que tuvo lo que esperaba o se acerco mucho a su expectativa a una mujer que termino en un evento obstétrico totalmente diferente a su plan, o si fue violentada, agredida. Expectativa Vs Realidad.

Justo hay que reconocer las emociones que se están sintiendo, pero no estacionarse, puedes sentirte muy triste, sola, abrumada, cansada, feliz, amorosa, de verdad todas las emociones y sentimientos existentes están presentes en el posparto y hay mujeres que no saben como procesar lo que esta pasando, agrégale que TODO mundo opina y es una realidad que hay muchas voces externas que te van a decir que hacer y que no hacer con bebé o contigo,  lo malo que tu mama dice lo contrario a la suegra o tu mejor amiga y todo mundo te dará recomendaciones, siempre sugiero que solo le hagas caso a tu instinto que ese no falla y al pediatra, las demás personas te dan recomendaciones basados en su propia experiencia y la mayoría de muchos años atrás,  es cuando tienes que escuchar tu voz interior y hacerle caso.

Hace tiempo leí un articulo que me encanto y decía “sobrevivir al posparto es no divorciarse” y es cierto por que la falta de comunicación efectiva puede hacer que la relación de pareja se fracture. El hombre también tiene y siente casi lo mismo que la mamá se puede sentir impotente, cuestionarse la paternidad, etc., sin embargo, además de que procesamos diferente la información y las situaciones los señores no tienen ese coctel de hormonas que si tiene la mujer y que literal son una montaña rusa que suben, bajan, se esta regulando todo adentro del cuerpo de la mujer.

El posparto es indiscutiblemente un periodo de adaptación para todos, la mamá esta regresando a la “normalidad” interna con todo lo que menciono previamente; bebé esta conociendo, identificando, luchando por su vida literal ya que en el vientre materno recibía todo lo que necesitaba y no tenia que pedirlo, al salir del útero tiene que aprender a comer, regular temperatura corporal, frecuencia respiratoria, todos sus órganos internos empezaran a trabajar y para este nuevo ser es muy complicado adaptarse, su trabajo es estar pegado al pecho de la mamá ya que el alimento físico se lo proporcionara la leche materna, pero estar en el seno materno le proporciona seguridad, amor, calor y se siente “a salvo”, pero al querer estar todo el tiempo pegado al pecho materno confunde a los padres y se cuestionan ¿será normal? Todo lo que hace bebé es nuevo para los padres y sobre todo para los primerizos, los que ya tienen más hijos tendrán también el reto de integrarse como familia atender a los otros chiquillos, etc. Es por ello que los padres deben estar preparados emocionalmente para esta transformación con el bebé nació también una mamá, un papá, nacieron los abuelos, hermanos si es el caso, y modificara toda la estructura familiar, por ello es un reto el nuevo rol; mamá tendrá una transformación maravillosa se dará cuenta que es capaz de hacer cosas que no sabía que podía hacer, se descubrirá con habilidades y aptitudes que desconocía tener, también tendrá inseguridades y dudas, pero todo en conjunto la harán esa madre que fue elegida por este bebé y si se deja guiar por ese gran maestro que es el bebe, deja salir su instinto y deja fluir esa maternidad será muy armoniosa. El tema es cuando mamá escucha más las voces del exterior que solo la pueden confundir y si no se da permiso de reconocer emociones, sensaciones, miedos, etc., puede pasarla mal e incluso llegar a la depresión posparto, este será tema de otra charla en otro momento, quiero concluir que es bueno que mamá reconozca y acepte sus emociones, que busque rodearse de gente que la apoye en sus decisiones y que busque grupos de apoyo donde hay otras mujeres en las mismas circunstancias, estos grupos son maravillosos por que nadie te juzga y todo mundo te apoya y te contiene, resolviendo dudas, busca integrarte a uno.

Disfruta, goza y deja fluir tu posparto es un periodo corto, si necesitas ayuda puedes contarme todo lo que sientes, escríbeme y cuéntame ¿cómo la estas pasando? O ¿Cómo viviste tu posparto?

 

Irekani Psicoprofilaxis.Leon

Irekani Birth Coaching.Leon

JUDITH PELCASTRE GUERRERO

EDUCADORA PERNIATAL, DOULA, ASESORA DE LACTANCIA.

Cel. 477 246 7356

Correo: partosuaveleon@hotmail.com

@IrekaniPsicoprofilaxis

www.Irekani.com.mx

#Irekanipsicoprofilaxis

 

 

 

Más noticias

Comentarios

spot_img