- Publicidad -
miércoles, mayo 22, 2024

Tiempo de las mujeres

Es tiempo de las mujeres, siempre ha sido tiempo de las mujeres y, sin embargo, es ahora. Acabo de terminar la novela distópica de Naomi Alderman “The Power”, el argumento central es que un buen día, las mujeres comienzan a desarrollar un poder en la palma de sus manos que les permite producir energía eléctrica y lanzar descargas, un nuevo orden está por comenzar. Spoiler alert: no pinta nada bien para los varones, incluso se arman grandes guerras para frenar la avanzada de mujeres hartas de ser vistas como el sexo débil, cansadas de los abusos y las violaciones, todo en razón de su sexo.

Historia aparte ¿les resulta incómodo leer ese argumento? Resulta que el texto no tiene las mejores calificaciones en goodreads (el Facebook de quienes amamos la lectura), a pesar de tener una prosa sumamente fluida, personajes en suma interesantes y una trama que te atrapa desde las primeras páginas; con todo y los buenos puntos literarios, la novela se apuntala con un modestísimo 3.8 sobre 5 de calificación, o sea, ni tan malo, ni tan bueno, según la propia comunidad lectora. Pero, ¿no será más bien que lo que incomoda es leer hombres vilipendiados, violentados, sumisos, sin poder, sometidos a los dictados de las mujeres? O sea, en pocas palabras, lo que ellos han hecho toda la vida con nosotras, lo que pretenden seguir haciendo con nosotras, sólo que en este mundo, el real, el no literario, la resistencia organizada somos siempre las mujeres. Y bajo esa premisa es que llevo toda la tarde preguntándome si no es que esa baja calificación para un libro que a mí me ha parecido interesantísimo, no se deberá simplemente al miedo, el miedo distópico de que en este mundo loco, las mujeres hagamos con los hombres lo que ellos han hecho toda la vida con nosotras. Evidentemente el argumento lleva al extremo, que evoca una larga reflexión, cómo es que sería la vida si los papeles se invirtieran y fuesen entonces los varones quienes estuvieran sujetos a toda clase de abusos, cosa que no pasará, incluso en sociedades ginecocráticas o matriarcales las mujeres han mostrado capacidades distintas al uso reiterado de la violencia para entablar relaciones con quienes les rodean, por ese lado pueden estar tranquilos, si el día de mañana nos salieran rayos de las palmas de las manos, no los usaríamos para hacerles sufrir.

Es así que ha llegado el tiempo de las mujeres, tiempo de tomar oportunidades, de arriesgar, de incursionar en ámbitos que cada vez se feminizan más, se llenan de más mujeres, de nuestras formas, de nuestro trabajo. Es tiempo de avanzada, de dejar atrás los viejos cánones de siempre, de visibilizar las disidencias y celebrar lo que nos hace diferentes, la energía eléctrica que nos coloca en el lugar que nos corresponde, liderando, innovando, proponiendo, creciendo, luchando, creando, es hoy más que nunca presente en los espacios que el movimiento feminista nos ha ido ganando, abriendo la brecha, entrando y reclamando lo que es nuestro, siempre, siempre adelante.

El equipo de Chicas Biless León, felicita a nuestra Directora Lucía Verdín, por su candidatura a la Regiduría en el próximo proceso electoral. Lesbianas visibles somos invencibles.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO