- Publicidad -
jueves, abril 22, 2021

En esta esquina…

“Todo sucedió de un día para otro, todo fue progresivo, comencé con mucho dolor de cuerpo, luego dolor de cabeza, me sentía como si me fuera a dar un resfriado muy fuerte. Cuando sentí los primeros síntomas pensé que sería un resfriado común, pero no fue así, al segundo día se me cerró la garganta, me comencé a preocupar porque los síntomas avanzaron muy rápido, por lo que fui al hospital y me realizaron el test verbal, luego el escrito, para terminar con la prueba de laboratorio. Me mandaron a mi casa sin medicamento. Después de dos horas que salí del hospital, llegó a mi domicilio una brigada de médicos que solo me dieron medicamentos para mitigar el dolor de cabeza y de garganta, ordenándome no salir. También me subió la temperatura a 39 grados además de darme insomnio. Pasaron dos días que había ido al hospital y me avisaron que yo era paciente asintomático de Covid-19; yo les dije -pero ¿cómo si sí tengo síntomas y mucho dolor?- me respondieron que así estaba catalogado porque no había evolucionado la enfermedad, en pocas palabras no me había puesto más grave, aunque el dolor de cabeza es muy intenso, no es algo normal, no tuve escurrimiento nasal, pero si bastantes estornudos, tos también pero muy poca, escalofríos solo en la mitad del cuerpo, un ganglio muy inflamado que me impedía pasar agua o comida, en un solo día sentía dolor fuerte en la faringe y me dolía el pecho al respirar. Duermo mucho y me siento muy cansado. Ayer (viernes 29 de mayo) me pasaron a revisar diciéndome que tendré que estar por lo menos diez días más encerrado en mi casa. La verdad Memo creo que me contagié en Costco por andar en la compras, había mucha gente.”  Lic. Julián, abogado y exmilitar retirado. (Aguascalientes, Ags.).

El anterior relato es un caso real, que me permití publicar con la autorización del Lic. Julián, porque aún hay mucha gente que no cree que exista el Covid-19; aún escucho gente decir que es un invento, o que, como a ningún conocido le ha dado, pues es una mentira más del gobierno. Aunque también los hay, que se creen inmunes.

Hablando de temas que si son del gobierno, resulta que en la mañanera del martes de esta semana, para ser precisos al haber transcurrido 1 hora con 36 minutos, un periodista del canal 14 le preguntó al presidente su opinión acerca del  asesinato de Gamboa Lozano, operador financiero y exfuncionario del anterior gobierno priista de Peña Nieto, quien suponen algunos, tenía  información importante de la operación “Zafiro” con la que se realizaron desvíos de recursos federales para las campañas del PRI en los estados. Dicha acción fue denunciada en su momento por el ahora gobernador de Chihuahua Javier Corral. El presidente respondió al periodista de manera somera y pausada, diciendo que ese lamentable caso lo investigaría la Fiscalía del estado y la Fiscalía de la república por el tema de desvíos de fondos en el Estado de Chihuahua.  Se limitó a decir que no se debería de politizar el tema y cuidar el debido proceso, además añadió que ya se solicitó “la extradición” del exgobernador, he insistió que la unidad de inteligencia financiera no tiene injerencia en este asunto salvo que la Fiscalía de la república lo solicite y arremetió diciendo, “no podemos ser oficiosos y son casos que se tienen que manejar con mucha responsabilidad, de evitar el escándalo… cuidar la dignidad de las personas, cualquier acusación que se haga de carácter público, sin pruebas, es una afrenta moral para la persona señalada, y si esta información viene de un servidor público es peor…no deben de darse a conocer ese tipo de cosas si no hay una investigación de por medio… no significa impunidad significa no politizar los casos, no sacar raja político electoral, partidista”.

Ahora si mi querido lector creo que AMLO no es congruente, pues él si se permite señalar, imputar e injuriar a diestra y siniestra cuando se le antoja. Me parece que le dolió que otro personaje político, que sabe ser oposición como es Javier Corral, traiga en sus manos un tema anticorrupción que si se destapa y se conocen las entrañas, cimbrará al sistema político mexicano que el presidente quiere transformar. Me queda claro que al inquilino de Palacio Nacional le molesta que otro político y conservador además, también ondee la bandera anticorrupción, y ante la supuesta invasión a su exclusividad en el tema, no se aguantó y pidió no sacar raja político electoral; entonces hablando claro, quiere decir que sólo él puede beneficiarse de esos temas y utilizarlos, pues son los argumentos que lo mantienen vivo en las encuestas y le dieron los votos para ganar la Presidencia. Corral ganó Chihuahua con su bandera de cambio y postura anticorrupción aunada con el hartazgo de los ciudadanos contra el PRI. Vale la pena recordar que Javier Corral es gobernador antes que AMLO fuera presidente y el enfrentó a Peña pidiendo se meta a la cárcel a los responsables del saqueo que sufrió Chihuahua. En definitiva podemos concluir que al presidente le incomodó que alguien del PAN también comulgue y luche contra la corrupción en México.

Pasando a temas financieros, en Guanajuato, en el futuro no muy lejano veremos qué plan económico es mejor. Esto es como la lucha libre (nada tiene que ver con que el hijo del Santo sacara un mensaje en conocida red social para decir que las momias no están perdidas), en una esquina tenemos a los conservadores con su plan económico neoliberal respaldado por Eduardo Sojo, con la estrategia tan cuestionada y criticada por la ciudadanía, de más impuestos, más deuda, cero austeridad y comandada por un grupo de empresarios de élite, afirmando que si les llueve a los de arriba les goteará a los de abajo al impulsar la producción y el sostenimiento de la mano de obra. Y en la otra esquina nos encontramos a los liberales con un nuevo modelo económico moral basado en la austeridad republicana, dando dinero a las personas consumidoras y préstamos a los micro empresarios, de abajo hacia arriba, apostándole a la obra pública para reactivar la economía del país, así como también a presionar, encarcelar, e invitar a que todos nos portemos bien y paguemos los impuestos, como buen ejemplo están FEMSA y WALMART que ya pagaron.

Sin duda los dos modelos estarán a prueba, y se reflejarán en el bolsillo de la gente, con ello ¿quién ganará la primera caída en las elecciones del 2021?

Luis Guillermo Torres Saucedo
Luis Guillermo Torres Saucedo
Abogado con estudios en las Maestrías en Derecho Constitucional, Administrativo y Fiscal y profesor del SABES.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img