- Publicidad -
martes, octubre 26, 2021

Mejor no me ayudes, compadre

Las peleas por los controles económicos y políticos en los temas de salud, han desembocado en reuniones entre gobernadores panistas para definir el futuro en sus estados, para luego reunirse con el apóstol de la 4T, quien muy tajante desconoció los acuerdos que intentaron sembrar con antelación los panistas en las autoridades de la secretaria de salud. Al final, se dice que el presidente solo dio dos opciones: adherirse al tan peleado Insabi o no aceptarlo. El presidente de gira por el estado de Guanajuato lo dijo claramente “ya veremos quién es quién en temas de salud”, sin duda los gobernadores azules en verdad que están metidos en un callejón sin salida, como lo veíamos venir desde la semana pasada.

El coraje y la desesperación hacen presa de algunos, como Martin Orozco, gobernador panista de Aguascalientes, quien de plano no se aguantó, pues al ser abordado por reporteros de los medios de comunicación dijo tajantemente que no daría el servicio de salud a gente de otros estados, que no subsidiaría ese gasto y lo dijo claramente “que se vayan a la chingada”, y aunque horas después pidió una disculpa por la expresión, lo que yo observo lamentablemente es que, una vez más, muchos políticos que ostentan el poder por parte del PAN están muy alejados de lo que alguna vez fue este instituto político, olvidándose que el respeto a la dignidad de la persona y la solidaridad son  principios básicos que deben regir la vida de un panista.

En verdad estos gobernantes no entienden razones y dejan entrever que están más preocupados por otras cosas que por el pueblo. Si saben que el presidente es centralista, además de que le encanta ponerle el cascabel al gato, éstos caen redonditos ante la provocación, fortaleciendo la idea de que provienen de un partido elitista, que son de esos que en campaña les gusta desinfectarse las manos después de un evento público,  olvidándose que el derecho a la salud lo tienen todos los ciudadanos en cualquier parte de la república mexicana. Lo dicho por el gobernador puede ser tan grave que si una persona viaja en las carreteras del estado de Aguascalientes y sufre un accidente automovilístico, al ser trasladado  a un hospital  le pudieran negar el servicio de urgencias por ser de otro estado. En verdad, con este tipo de políticos no es raro que el PAN no suba en las encuestas. Más de alguno le habrán dicho “mejor no me ayudes, compadre”

Tan sencillo que es adherirse y jugar las reglas del juego, si funciona podrían ellos capitalizar los buenos frutos que diera el Insabi, pero si falla culparían a AMLO diciendo  que no sabe gobernar el país. Total que por lo pronto evitemos viajar, recuerde que en la Capital de Guanajuato gobernada por un panista también, casi le piden visa para entrar y no quieren visitantes pobres, ahora si usted viaja al estado de Aguascalientes y se enferma o sufre un accidente, que ni lo lleven al hospital porque ya saben a dónde lo mandarán.

Por cierto al que mandaron hasta allá, donde el mencionado gobernador dijo, fue al diputado panista y dueño del fraccionamiento “Cucursola” en la comunidad de Santa Rosa, en el municipio de Guanajuato capital, Sergio Ascencio Barba, quien se presentó sin ser invitado a una reunión convocada por una asociación ambientalista. El diputado se topó con pared y no fue bien recibido, ya que los vecinos de la comunidad se reunieron con la finalidad de hacer conciencia de los daños que se le provocan a la sierra con esos desarrollos habitacionales. La decisión del legislador de acudir tal como lo hizo, lo puso en una situación vulnerable, llegando al punto de que le faltaran al respeto. De manera personal no creo que eso haya sido lo correcto, aunque el hartazgo de la gente diera pie. Sin embargo me da gusto que muchas comunidades ya aprendieron que lo mejor es estar unidos por el bien de todos, siendo necesario levantar la voz para evitar abusos por parte de las autoridades y los políticos que solo ven el poder como un medio para enriquecerse. Por otro lado la autoridad municipal debe entender que una comunidad molesta le puede detonar un problema serio y real, que puede llevar a que las demás comunidades se organicen y sean solidarios con los habitantes de la sierra.

Luis Guillermo Torres Saucedo
Abogado con estudios en las Maestrías en Derecho Constitucional, Administrativo y Fiscal y profesor del SABES.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img