- Publicidad -
martes, julio 27, 2021

Ya no habrá condonaciones de Impuestos

El reciente decreto firmado por el presidente López Obrador donde se autolimita prohibiendo la condonación de créditos fiscales merece algunos comentarios.

Dice el presidente que en el pasado se cometieron abusos en este tema y que en las últimas administraciones se condonaron “cerca de cuatrocientos mil millones de pesos” y que además, la mayoría de estas condonaciones eran para grandes empresas.

Al respecto lo primero que habría que aclarar es que en efecto, en el pasado se llevaron a cabo programas especiales por parte del SAT donde esta dependencia condonaba el 80 % de créditos fiscales y el contribuyente pagaba el 20 % restante, además de desistirse del medio de defensa  que tenía en contra de la autoridad, situación que estaba contemplada en la ley, por lo que no fueron programas ilegales, aunque claro que puede existir la posibilidad de que se hayan cometido abusos o desviaciones de estos programas,

Hay que aclarar  que el SAT siempre ha dividido el gran total de créditos fiscales por cobrar en dos categorías: los que si tienen posibilidad de cobrarse, y los que tienen poca posibilidad de hacerlo, y de cuando en cuando la autoridad evaluaba la posibilidad de recuperar una parte de los créditos de muy difícil cobranza a través de estos programas, tal y como lo hacen diversas instancias de gobierno, e incluso los bancos, ya que en casos extremos resulta mejor recuperar una parte del crédito a no recuperar nada.

Y para que se den una idea, el propio SAT proporcionó el dato del total de créditos por cobrar al 30 de abril de 2019, que es de 754 mil millones de pesos, de los cuales, 245 mil millones considera que se tienen posibilidades reales de recuperarse, pero el resto, es decir, 509 mil millones será difícil que se recuperen, y que además, le cuesta al SAT el sueldo de cientos de abogados que están defendiendo estos créditos en juicios que en ocasiones duran más de diez años, y al final se pierden.

Es decir, que en estos momentos se tiene medio billón de pesos en créditos fiscales que difícilmente serán recuperados por el gobierno federal y que más tarde o más temprano, deberán cancelarse, lo anterior debido a que son juicios que han perdido en diversas instancias, créditos no justificados, créditos mal soportados, créditos que están a punto de vencerse, etc., ya que el hecho de que el SAT finque un crédito fiscal a un contribuyente no significa en automático que la autoridad tenga la razón y claro que éste tiene el legítimo derecho de defenderse (y de ganar el juicio).

Al eliminar la posibilidad de cancelar este tipo de créditos de difícil o casi imposible cobro, el gobierno federal, al menos al cierre de abril de 2019 dejó ir la posibilidad de meter a las arcas federales una cantidad aproximada a ¡cien mil millones de pesos¡ asi como usted lo está leyendo, ya que si multiplicamos 509 mil millones por el 20 % que es lo que cubre el contribuyente en estos casos, se pudieran recuperar 100 mil millones, casi lo que costará el aeropuerto de Santa Lucía o el Tren Maya.

En otras palabras, la nota del día, en lugar de los aplausos al presidente “por haber sido tan valiente quitándose el derecho de condonar impuestos”, debería haber sido algo así como “el presidente renuncia a cien mil millones de pesos”

Y por otro lado, espero y yo esté equivocado y el decreto lo contemple, las condonaciones de impuestos y créditos fiscales también se daban en los casos de desastres naturales como temblores, inundaciones, huracanes, etc., casos en los que el gobierno federal, con objeto de ayudar a los contribuyentes afectados, dictaba medidas tales como condonaciones, descuentos, plazos adicionales, etc. para el pago de los impuestos en determinadas zonas, así que ojalá y los asesores del presidente le hayan comentado sobre este punto.

Como conclusión, todos los mexicanos estamos de acuerdo en el combate a la corrupción, todos  aplaudimos el esfuerzo que se está haciendo, sin embargo en lo que seguramente no estaremos de acuerdo muchos es en el método que se está siguiendo para llevar a cabo este combate, ya que parece que lo hacen sin pensar en las consecuencias inmediatas, no se hace una planeación previa y los resultados, al menos hasta ahora son negativos.

gerpad@hotmail.com

 

Gerardo Padilla Navarro
Contador público por la Universidad de Guanajuato, con maestría en fiscal en la misma institución. Académico universitario, fue presidente del Colegio de Contadores de Irapuato, así como presidente regional del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP). Ex alcalde y ex tesorero municipal de Irapuato, fue delegado de la Prodecon en Guanajuato. Fue presidente de algunas organizaciones de servicio social como el Club Rotario local y la Fundación Irapuato. Correo electrónico: gerpad@hotmail.com

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img