- Publicidad -
lunes, abril 12, 2021

A un año del asesinato de Nadia, reclaman justicia para la estudiante salmantina

Salamanca, Gto.- Este 8 de marzo ‘Día Internacional de la Mujer’ se cumple un año del asesinato de Nadia Rodríguez Saro Martínez y aún hay una petición de justicia por la muerte de la joven estudiante de la Universidad Iberoamericana de León, pues no hay móvil, sospechosos, ni avances significativos que hayan esclarecido el homicidio.

A doce meses de haber iniciado la investigación, de acuerdo con la familia, hay inconsistencias en la carpeta.

“Un año ya cumplió, estamos esperando avances pero no hay nada. Son de investigación las inconsistencias que he visto”.

Sin embargo, cuando la familia ha hecho ver a la Fiscalía General del Estado (FGE) dichas inconsistencias, la respuesta es:

“Me han pedido que si yo puedo hacerlo (investigar) lo haga, pero yo no me quiero arriesgar a hacerlo, porque para eso hay autoridades; es un caso que están trabajando en ello, pero al mismo tiempo no lo están llevando de manera correcta”.

Y es que durante el atentado que se registró la madrugada del 8 de marzo, Nadia conducía su vehículo de regreso a casa y hablaba por teléfono con su novio, quien vive en Estados Unidos y aunque siempre ha estado dispuesto a testificar, es fecha que aún la Fiscalía no le ha tomado su declaración. 

“No le han tomado la declaración aún y era con quien ella venía hablando y quien escuchó la ráfaga de tiros. Por medio de la llamada ella se iba acompañando con él, y él me llama y me mandó mensajes, desesperado, y aún con todo el tiempo que estuvo aquí, de hecho él vino al funeral de mi hija, él estuvo en la mejor disposición de brindar su declaración la cual no ha sido tomada, ¿por qué? No lo sé, fue un testigo no presencial, pero sí vía telefónica”.

Otra inconsistencia es que el vehículo, en el que viajaba Nadia al momento de ser agredida a balazos, una vez que concluyeron las diligencias quedó liberado y estuvo en una  pensión, donde fue abierto y le quitaron puertas y asientos.

La respuesta a ello, es que habría sido inspeccionado por los elementos, pero la unidad ya estaba por ser devuelta  a la familia, pues supuestamente ya se había hecho el peritaje.

“Son inconsistencias que hemos visto y siento que el caso lo toman de una forma, no sé, ocultan algo o no lo han sabido llevar”.

Todo esto, a pesar de la reunión que tuvieron los familiares con el titular de la Fiscalía, Carlos Zamarripa en noviembre pasado, cuyo encuentro se dio gracias a un pliego petitorio hecho por el colectivo ‘Sorelle’ de la Ibero León, quienes pidieron la intervención del rector de la casa de estudios.

La familia espera un segundo encuentro con el fiscal y el reflejo de resultados de la investigación. 

“Aún año seguimos igual, el expediente está grande, están integrando, no sé cuáles sean los avances en sí, pero ojalá que se pudiera dar otra cita con Carlos Zamarripa para que él nos pueda hacer saber los avances de esa fecha a ahora, qué avances hay y ver resultados; ya fue un año no sé cuánto tiempo tenga que pasar para que se esclarezca o se olvide” .

A lo anterior, hay que agregar que fue a partir de este año, por parte de la Procuraduría de Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (PDHEG) que se brindó apoyo psicológico a la familia, apoyo que en su momento no se recibió de la Fiscalía General del Estado (FGE) a cuyo personal se les  pidió protección a manera de prevención, pues los días recientes de haber ocurrido el homicidio, los familiares se sintieron vulnerables. 

Después de un año la familia sigue en pie, y mantiene la exigencia a la autoridad.

“Que hagan su trabajo, que se esclarezca lo que pasó, es difícil vivir con la zozobra, ¿por qué Nadia?”.

Más noticias

Comentarios

spot_img