- Publicidad -
sábado, noviembre 27, 2021

Presunto acoso en Cinvestav-Langebio Irapuato llega a prensa científica extranjera

Irapuato, Gto. La revista Science publicó este viernes un artículo en el que documenta el acoso que habrían padecido internas y científicas del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad de México (Langebio), de parte del reconocido investigador del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) Irapuato y genetista en plantas, Jean- Philippe Vielle Calzada.

Con el acompañamiento de la asociación Las Libres, tres víctimas presentaron su denuncia vía administrativa ante el Órgano Interno de Control del Cinvestav.

Foto: Archivo

Esta denuncia, que Zona Franca investigaba, salió a flote el pasado 8 de marzo del 2020 cuando en un tendedero de denuncias una interna hizo público el acoso que padecía por parte del investigador.

En el artículo la revista Science señala a la activista y directora de la organización ‘Las Libres’ Verónica Cruz Sánchez, como asesora de las científicas que han sido acosadas por el mencionado investigador.

Zona Franca intentó contactar con las académicas citadas en el artículo pero no fue posible entablar comunicación; sin embargo sí fue posible confirmar los casos con la también defensora de Derechos Humanos.

Veronica Cruz Sánchez, activista. Foto: archivo.

Cruz Sánchez explicó que a través de su asociación se le da acompañamiento a las científicas, cuyos casos se denunciaron vía administrativa y no penal.

“Estamos hablando de faltas administrativas, no de delitos, y es acoso y hostigamiento sexual. Estamos acompañando, y como estamos por la vía administrativa, los casos están en el Órgano Interno de Control de Cinvestav en la ciudad de México, donde están sus oficinas centrales”, explicó.

Señaló que con ello, se busca una sanción administrativa a través del Órgano de Control y en relación con la Ley de Servidores Públicos, pues Cinvestav pertenece a la Secretaría de Educación Pública (SEP).

La activista precisó que de momento se le da acompañamiento a tres científicas, pero habría más víctimas, pues ya hay quienes se han acercado a las denunciantes.

“Es un grupo de víctimas más amplió, al menos sabemos que de ocho años atrás, pero es la clásica, todo mundo sabía, todo mundo se percataba de que existía esta problemática”, agregó.

El 8 de marzo del 2020 se colocó un tendedero de denuncias en las instalaciones del Cinvestav, donde se dio a conocer el caso, lo que posteriormente se difundió en redes sociales.

Invitada por el director del Langebio, Verónica Cruz asistió a una conferencia, y cuando habló de los problemas de acoso y hostigamiento sexual en el ámbito académico y de investigación, fue cuando se acercaron las científicas.

“Justo cuando yo decía esto que no podía el Cinvestav-Langebio, no podía llamarse un centro de investigación de excelencia, si tiene este tipo de problemáticas y si además no sabe resolverlas, pues tiene doble problema y eso es más complejo, eso fue lo que a las científicas les llamó la atención de decir: creemos que necesitamos ese acompañamiento para fortalecernos y hacer todo el procedimiento correspondiente”, dijo.

Tras declarar que ninguna institución ni pública ni privada está libre de acoso y hostigamiento sexual contra las mujeres mayoritariamente, la defensora de Derechos Humanos destacó que Cinvestav no tenía ni tiene, al igual que en la Universidad de Guanajuato, el procedimiento para atender estos casos, como pasa en instituciones académicas y de investigación.

“Hasta que suceden los casos empiezan a ver cómo los vamos a resolver porque no tienen una respuesta para las víctimas, la buena noticia es que se van organizando las víctimas, van interponiendo las denuncias por la vía administrativa lo que va haciendo que se aceite el mecanismo de denuncia y en consecuencia estamos esperando las sanciones”.

Testimonios refieren que el acoso afectó su vida profesional

Tal y como lo evidencia la revista Science, las científicas narran que además de ser  víctimas de acoso y hostigamiento sexual, esto trajo consecuencias en su vida profesional.

En redes sociales, el mismo 8 de marzo del 2020, se difundió el testimonio de una científica, quien narró que conoció a quién se refiere como JP en un congreso que se efectuó en el 2016, luego de tres días,  se aproximó a ella, para comentarle algo ‘profesional’ que podía ayudarle a ella y sus colegas, y en lo ‘personal’ que estaba enamorado de la joven.

El investigador le enviaba correos y después de un año y medio, la invitó a un evento en Cuernavaca al que ella asistió con su esposo y su bebé, situación que se volvió relevante con el tiempo, cuando la estudiante aplicó a un beca para un trabajo de investigación.

Y es que en su momento, JP le envió un correo para cuestionar por qué aceptó ir a Cuernavaca, pues sus intenciones eran otras, posteriormente, él  habló con sus colegas, describiéndola como una persona manipuladora.

En la publicación, la científica destaca el grado de complicidad de una persona a quien refiere como ‘Y’, los rumores de acoso y el temor de sus colegas porque ella confronto a alguien que ´tiene mucho poder’.

Más noticias

Comentarios

spot_img