- Publicidad -
sábado, abril 10, 2021

AMLO recibirá la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca; los riesgos son mínimos, asegura

Ciudad de México, (SinEmbargo).  El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que se aplicará la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca.

Andrés Manuel López Obrador durante la conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro.

En conferencia de prensa, López Obrador señaló que no sabe si acudirá a un centro de vacunación o la inmunización le será aplicada en Palacio Nacional. Además, dijo que a pesar de que existe “una campaña”, se ha demostrado que los riesgos del fármaco son mínimos en comparación con sus beneficios.

“Sí me corresponde la AstraZeneca. Además, como hay una campaña, ya se ha demostrado que no tiene riesgos la vacuna, que son mínimos para el beneficio que causa y como fue la que se aplicó aquí en la Alcaldía Cuauhtémoc, pues esa es la que me voy a poner, la AstraZeneca. Nada más que no sé si vaya a un centro de vacunación o aquí, siempre y cuando ayude para que la gente tenga confianza”, detalló.

Asimismo, el mandatario insistió en que la vacunación es importante y recordó que en México no se ha registrado ningún caso grave por reacción a la inmunización contra el coronavirus.

“No está de más decir que hace falta la vacunación, que nos ayuda vacunarnos, que nos protege, que no hay que tener temor. Afortunadamente no se ha registrado ningún caso grave, por reacción a la vacuna, a ninguna de las vacunas, ya todos sabemos que a veces sí da un poco de malestar en el cuerpo, las reacciones de las vacunas, como calentura; a veces ni siquiera es con la primera dosis sino con la segunda, pero no pasa a mayores, no hay nada grave”, explicó.

El Jefe del Ejecutivo federal mencionó que en el país existe una tendencia a la baja en cuanto a casos de COVID-19, pero agregó que se tiene una ocupación del 18 por ciento en hospitales.

“Entonces sí tenemos que protegernos porque nos va ayudar a enfrentar la pandemia y a protegernos de las nuevas variantes o cepas y todo lo que pueda surgir, afortunadamente en México no tenemos ninguna nueva variante agresiva; es lo mismo que se padece desde el principio y hay una tendencia a la baja en contagios, no nos estamos confiando, estamos al pendiente, pero tenemos una hospitalización del 18 por ciento. Nuestra preocupación era que nos rebasara, que no se contara con las camas suficientes, con los médicos, afortunadamente ya pasó esa situación crítica”, concluyó.

Días antes, el mandatario había afirmado que no era indispensable que se aplicara la vacuna, ya que contaba con suficientes anticuerpos. No obstante, el día de ayer, afirmó que se aplicará la vacuna contra la COVID-19 y aclaró que tomó la decisión, con el fin de disipar dudas entre la población e invitar a quienes ya tuvieron COVID a inmunizarse.

ASTRAZENECA Y LOS CASOS DE TROMBOSIS

El comité de expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideró hoy “posible, pero no confirmado”, el vínculo entre la vacuna contra la COVID-19 de AstraZeneca y el desarrollo de tromboembolismos en un número minoritario de pacientes que recibieron las dosis.

En un comunicado en similares términos a las conclusiones emitidas poco antes por la Agencia Europea del Medicamento (EMA), la OMS indicó que es necesario seguir investigando los factores de riesgo de las vacunaciones, pero subraya que este tipo de efectos secundarios son “muy raros”.

Los expertos del comité recuerdan que más de 200 millones de personas han recibido vacunas de AstraZeneca y que este tipo de efectos secundarios raros “deben compararse con el riesgo de muerte por COVID-19 y el potencial de las vacunas para evitar infecciones y fallecimientos por esta enfermedad”.

La OMS recordó que la mayoría de los efectos secundarios tras recibir una vacuna, en general dos o tres días después, suelen ser leves.

En todo caso, recomendó que síntomas tales como dificultad para respirar, dolor en el pecho, de cabeza o abdominal, visión borrosa, inflamación de las piernas o aparición de manchas cutáneas en la zona donde la dosis fue inyectada deben ser examinados por un medico.

En su comunicado, la OMS no aludió a cambios en sus anteriores recomendaciones sobre el uso de la vacuna de AstraZeneca (la que está enviando en mayor cantidad a los países en desarrollo a través del programa Covax), en las que había insistido en que los beneficios de este producto eran superiores a los riesgos.

Más noticias

Comentarios

spot_img