- Publicidad -
domingo, junio 13, 2021

Bares y restaurantes del Centro de León, arman campaña de regreso seguro a casa

León, Gto. Es preocupante y lamentable la muerte de los dos jóvenes que fueron atropellados en extrañas circunstancias y que tuvieron en común que ambos acudieron a divertirse a bares y antros de la ciudad de León y un trágico final, ocurrido con un solo día de diferencia.

En uno de los casos, la víctima fue Brandón, un joven de 24 años de edad, que lo último que se supo antes de que su cuerpo atropellado fuera localizado la mañana del viernes 7 de mayo regado sobre la carretera León-Silao, fue que salió de un bar del corredor turístico de la calle Madero y se subió a bordo de un taxi verde con número económico LE-2359.

El otro fallecido, fue Simón Jorge, un joven originario de Monterrey pero domiciliado en Silao, que salió la noche de aquel viernes, a un antro de la ciudad de Léon, pero la mañana del sábado corrió con el mismo destino, aunque él se desconoce por ahora sí también abordó algún vehículo de alquiler.

Simón Jorge, fue encontrado sin vida y atropellado en el bulevar Portales, a espaldas de la colonia Villas de Barceló III y por el caso, sus familiares exigen justicia dadas las condiciones de su muerte y la lejanía en la que fue encontrado de su domicilio.

Las hipótesis sobre una supuesta banda de delincuentes a bordo de taxis que drogan a sus víctimas para robarlas y luego las abandonan en total estado de inconsciencia en lugares alejados de testigos, cobra relevancia por los testimonios de víctimas que sufrieron el modus operandi.

No descartan que Brandon sea una víctima de esta forma de operar, tampoco los familiares de Jorge, aunque ambas familias exigen certeza de conocer la dinámica de ambas muertes.

Arman campaña de prevención

Ambos casos relacionados, estremecen a los propietarios de bares y restaurantes de la zona Centro, dado que los señalamientos, tanto a los taxis verdes como a los establecimientos de recreación y entretenimiento, pronostican una baja afluencia de visitantes.

Jorge Ulises Martínez Sotelo, representante de la asociación de Restaurantes y Bares del Centro Histórico de León, durante entrevista con Zona Franca, considera que las muertes de ambos jóvenes pueden repercutir en los establecimientos de la ciudad y que la gente tenga miedo de salir.

Es por eso que junto con los demás propietarios y socios de bares, están preparando protocolos de seguridad para asegurar a los clientes un regreso seguro a su casa.

“Estamos en contacto con grupo de Uber y Didi, para brindar ese servicio teniendo una base de datos de los chóferes, para que el cliente se sienta seguro y también se vea por la seguridad del operador y así ambos puedan ser contactados y garantizar un regreso seguro a casa”, comentó Jorge Ulises.

Aseguró que esta práctica puede inhibir delitos, pues aunque sus clientes tienen la libertad de retirarse en cualquier otro medio de transporte, el riesgo de sufrir alguna jugada de la delincuencia siempre está latente.

El representante de la asociación es partidario del uso de las plataformas digitales, ya que el usuario mínimo cuenta con la información del conductor y tiene la posibilidad de compartir su ubicación para monitorear el viaje a su destino.

Al ser cuestionado sobre algún llamado de las autoridades municipales, el empresario señaló que no se han acercado pero que sí han visto desde la noche del miércoles y jueves, un aumento en la vigilancia de la policía municipal y de la Secretaría de Seguridad Pública de León.

“Pasan a los establecimientos a recabar firmas, a preguntar si todo está bien y diciendo que van a estar monitoreando toda la noche para que no haya problema. Yo creo que hasta este viernes y mañana, veremos realmente si incrementó la presencia tanto de policía o si hay operativos en contra de los taxis privados y verdes”, opinó.

Por último, el representante de la asociación de bares, dijo que al igual que los encargados de otros establecimientos, no tenían conocimiento del modus operandi que estaba ocurriendo donde muchos leoneses despertaban golpeados, en baldíos y sin sus pertenencias y lo último que recuerdan fue haber aceptado una bebida del taxista.

“Son los primeros casos de ese modo de operar, a nosotros no nos había llegado reporte ni nada por el estilo, dentro de la campaña si se va fomentar el nunca aceptar bebidas y alimentos de extraños dentro y fuera del establecimiento, el reportar conductas sospechosas ya que nosotros contamos con seguridad privada”, finalizó.

Más noticias

Comentarios

spot_img