- Publicidad -
sábado, marzo 2, 2024

Celular de Vanderkam no fue recuperado: MP

León, Gto. El teléfono celular del activista Adolfo Enríquez Vanderkam, no ha sido recuperado, reveló el personal del Ministerio Público durante la audiencia que terminó con la vinculación a proceso de su presunto asesino. 

Durante la celebración de la causa penal 1P2023-2478, llevada a cabo durante el trascurso de la tarde del miércoles en la sala 8 con el Juez Antonio Martínez Cuevas, se descubrieron este y otros detalles en torno al caso.

Celular de Vanderkam no fue recuperado: MP

Por si no lo viste: Vinculan a proceso a presunto homicida de Adolfo Enríquez Vanderkam

Las investigaciones demostraron que el vehículo involucrado en el ataque armado es un Chevrolet Beat de color gris con placas de circulación para la Ciudad de México, el cual fue dejado estacionado por su propietario, Luis Jair de Jesús “N” en una pensión de la calle Tlaxcala después del crimen. En el automóvil los peritos localizaron un casquillo percutido.

Al día siguiente, el automóvil con calcomanía del Demonio de Tasmania en su cajuela, fue retirado por tres personas (dos hombres y una mujer) que llegaron a bordo de una camioneta de color gris, que más tarde fue localizada en una pensión, y luego se lo llevaron para dejarlo abandonado en la comunidad de Los Tepetates.

En el interior de esta camioneta asegurada durante las investigaciones se localizaron dos armas de fuego, las cuales sus resultados de balística las igualaron a las empleadas en el asesinato del activista y en las lesiones de un adolescente que lo acompañaba. El juez Antonio comentó que una de las armas de fuego se había utilizado en dos hechos delictivos más en la ciudad de León.

De igual manera, los investigadores presumen la participación de tres personas en el atentado, dos que podrían haber disparado las armas de fuego calibre .9 mm, y el conductor del vehículo que ya había rondado la calle Hernández Álvarez, previo a los últimos momentos en vida del activista que murió por once heridas de bala en abdomen, tórax y cráneo.

Fernando Miguel Medina, abogado defensor del Ministerio Público, fue quien mencionó sobre la desaparición del teléfono celular de Adolfo Enríquez Vanderkam, por lo que no pudieron confirmar las amenazas recibidas, únicamente tenían conocimiento porque se lo comentó a familiares y a seres cercanas, por lo que las amenazas que pudieron confirmar son públicas y en ninguna se menciona a Luis Jair de Jesús, quien se mencionó se dedicaba a robar y extorsionar.

No obstante, las entrevistas señalaron que dos de las personas que supieron de las amenazas al activista, podían identificar a uno de los hombres que por medio de una cuenta falsa de Facebook lo amenazaba y ese era nada más y nada menos que el hombre que está vinculado a proceso.

Incluso un día antes de su arresto, Luis Jair de Jesús, el hombre que “buscaba pelarse porque ya lo habían torcido”, fue visto por cámaras de seguridad rondando las instalaciones de la Central Camionera preguntando por boletos con destino para la Ciudad de México.

Luego de ocho horas de audiencia, el juez concluyó con el cierre de la investigación con un plazo de tres meses con el fin de determinar su participación en el crimen y dictar una sentencia al presunto responsable.

“Que se proceda conforme a derecho”, señalaron al juez su hermano Alberto Augusto Enríquez Vanderkam y su sobrina María Aratxa Mayagoitia Enríquez.

Con la medida cautelar de prisión preventiva, el presunto responsable llevará su proceso en la cárcel, mientras tanto, se continúan las investigaciones para lograr detener a las otras dos personas relacionadas en el asesinato del activista, las cuales, supuestamente ya están ubicadas.

Las huellas dactilares de Luis Jair de Jesús, quedaron impregnadas sus huellas, por lo que se presume su plena participación en el hecho, pues testigos lo habrían visto en la ventana del copiloto.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO