- Publicidad -
sábado, mayo 18, 2024

Cinco historias de mujeres que tumbaron las barreras laborales en León

León, Gto. En este mes conmemorativo para ella, cinco mujeres platicaron sus historias de vida y de trabajo, ellas ocupan espacios que anteriormente eran exclusivos de hombres. Algunas han sido pioneras en el puesto, a las cuales les mueve la adrenalina, las ganas de salir adelante y formar un mejor presente para sus hijos e hijas. 

Foto: Zona Franca Noticias

Marisol Torres es de las primeras mujeres bomberas, que ocupó una plaza de trabajo en el municipio de León. Hace 3 años y medio, es decir, en el 2019 se abrieron los puestos de trabajo para que ellas formen parte de la corporación.  

Desde muy chica tenía el deseo de trabajar en la dependencia de bomberos, porque le gustaba lo que hacía su papá. 

“Siempre quise estar de este lado, toqué muchas veces puerta aquí, antes no nos aceptaban por ser mujeres, antes de que fuera todo eso de la igualdad de género sí batallé un poquito para que me abrieran las puertas en esta dependencia”, dijo. 

Marisol Torres. Foto: Manuel Moreno, Zona Franca Noticias

En este corto tiempo que lleva en el oficio y labor de bombera se ha encontrado de todo con sus compañeros de trabajo, todavía hay quienes dudan de sus capacidades, pero hay otros que la felicitan por los logros que ha alcanzado. 

Ella cree que para las mujeres no hay impedimentos para alcanzar lo que que te gusta, lo que eres y quieres transformar o aquellas metas que tengas en la vida. Nada es inalcanzable, todo se pude, solo se trata de ser perseverante para romper barreras. 

“Si podemos tener hijos y hubo mujeres que tenían demasiados hijos, que es un dolor muy fuerte (que todas las mujeres que han tenido me entenderán), pues digo ¿por qué no puedo tener un trabajo de hombres?”; comentó. 

Daniela Camacho y Benita Gómez son mujeres que les gusta ir al frente del volante, sacarle una sonrisa a un pasajero e intercambiar historias mientras llevan su pasaje el destino que le solicitaron. 

Ambas mujeres empezaron desde hace 6 y 8 años respectivamente a laborar como taxistas en Línea Dorada; puestos de trabajo que anteriormente no eran ocupados por ellas, solo por hombres. 

Una de las grandes ventajas es que cuando una mujer conduce un taxi, el pasajero o pasajero se siente en confianza, pero también corren peligro. Pese a que ha sido un trabajo que era operado para hombres únicamente, poco a poco han ganado más espacios de trabajo. 

Daniela Camacho. Foto: Manuel Moreno, Zona Franca Noticias

Para Dani, como es conocida entre los compañeros, uno de los motivos por los cuales trabaja un taxi es porque le gusta manejar, y de esa forma también le podían pagar por lo que le gusta hacer. 

“Para mi es una satisfacción, es un orgullo, la gente se acostumbra, tiene confianza, las mujeres confían en tí, hombres, hay de todo. Pero si tiene sus pros y sus contras de repente, por lo que se vive en la ciudad y todo ese tipo de cosas”, platicó Dani de sus experiencias. 

Benita, es otra de las compañeras de Dani que ya tienen años en la corporación de taxistas, ella empezó a trabajar en este oficio por la facilidad, principalmente los tiempos que tiene tanto para trabajar, como para cuidar a sus hijos, y atender ahora a sus nietos.  

Además de poder aprovechar el tiempo con su familia y para ella misma, ya que los días martes le gusta arreglarse más, porque ese día lo considera especial para ver a sus seres queridos. 

Una de las bondades o frutos que le ha dado al conducir un taxi, es conocer varias historias de vida. 

Benita Gómez. Foto: Manuel Moreno, Zona Franca Noticias

“Conoces muchísima gente y a veces ni te imaginas. Tengo muchísimas amigas ya, amigas que ya son fletes de compromiso, conoces amigas, conoces lugares que a veces no y la satisfacción que mis hijos les gusta mucho, me presumen. Mis nietos, porque ya también tengo nietos, mis nietos también dicen: ¡ay mi abuelita es taxista!”, dijo Benita. 

Adriana Guzmán, desde hace 11 año es gerente de operación del Transporte Público en León, comentó que cuando ella entró a laborar no eran los mismos números o puestos de trabajo ocupados por mujeres y menos en un área de gerencia. 

Con el paso del tiempo crecieron las plazas y hay más apertura para las mujeres, ya que anteriormente no eran tan frecuente. 

Adriana Guzmán. Foto: Manuel Moreno, Zona Franca Noticias

“En estos 11 años de trayectoria sí ya se tienen esta parte más directivos hacia la mujer”, destacó Adriana 

En algunas ocasiones los usuarios del transporte público de León, les ha tocado ver o subirse a una línea troncal y que sea conducido este camión de 18 metros de largo por una mujer. 

Claudia Ramírez es una de esas mujeres que le toca conducir un camión urbano. Al principio no le gustaba manejar, tomó ese trabajo por necesidad, no había opción, pero fue una de las mujeres que rompió esas barreras laborales en donde solo había hombres que manejaban los camiones del transporte público. 

Ahora después de estar al frente de un volante y tener la responsabilidad de decenas de pasajeros por más de 17 años, ya le gusta su trabajo, le tomó amor a lo que hace, lo puede disfrutar. También lo que más le gusta es esta privacidad que hay entre ella como conductora y los pasajeros, porque se puede concentrar en su trabajo, en su música, el género pop es lo que mas les gusta. 

Claudia Ramírez. Foto: Manuel Moreno, Zona Franca Noticias

“Soy de las primeras 4. Mira que se siente bien, porQUE ellos nos recibieron con gusto, no fueron groseros, nunca tuvieron esa diferencia de porque tu eres mujer, y yo soy hombre. Ella no sabe, no, no, no. siempre fuimos igual para la empresa y se ha sentido padre porque no son así”, comentó Claudia. 

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO