- Publicidad -
sábado, febrero 24, 2024

Citi decide quedarse Banamex y lanzar oferta pública. Queremos participar, dice AMLO

Ciudad de México, 24 de mayo (SinEmbargo).- El empresario mexicano y dueño de Grupo MéxicoGermán Larrea, se queda sin el Banco Nacional de México (Banamex). Citi anunció esta mañana que conserva ese banco que genera miles de millones de pesos en utilidades anuales, dio a conocer el corporativo desde Nueva York.

Germán Larrea se queda sin la compra directa de una institución clave en el negocio de la banca mexicana que lo volvería todavía más poderoso de lo que ya es. “Es mucho mejor para los accionistas, para los empleados, para la institución. Desde un principio Jane Fraser, directora general de Citi, había dicho claramente que si no había una oferta que convenciera a la institución, no vendería”, dijo esta mañana una fuente de Citi a SinEmbargo. A pregunta expresa sobre si Larrea se había desistido, la fuente autorizada aclaró: “No. Fue un decisión de Citi y Citi ha sido muy transparente en eso”. Larrea todavía podría podrá participar, como cualquiera otro –incluso el Gobierno– en la oferta que es pública.

“Es mucho mejor para los accionistas, para los empleados, para la institución. Desde un principio Jane Fraser, directora general de Citi, había dicho claramente que si no había una oferta que convenciera a la institución, no vendería”, dijo una fuente de Citi a SinEmbargo. A pregunta expresa sobre si Larrea se había desistido, la fuente aclaró: “No. Fue un decisión de Citi y Citi ha sido muy transparente en eso”. La fuente de Citi detalló que Germán Larrea todavía podría podrá participar, como cualquier otro –incluso el Gobierno– en la oferta que es pública.

Unas horas después del anuncio, el Presidente Andrés Manuel López Obrador manifestó que el Gobierno quiere participar con una oferta, en una asociación público-privada. “Necesitamos un banco”, expresó. Nunca vinculó las negociaciones que lleva a cabo con Grupo México por la toma de vías férreas y en cambio reveló que el Gobierno de México dispone de tres mil millones de dólares para poder postular, junto con otros, por el banco que Citi adquirió a mexicanos durante el periodo de Vicente Fox.

-¿Tiene que ver con el conflicto? –preguntó una periodista sobre la decisión de Citi de dejar fuera a Germán Larrea.

“Citi anunció hoy que llevará a cabo una oferta pública inicial (OPI) de sus negocios de Banca de Consumo y Banca Empresarial en México, después de la separación ya planeada de su negocio institucional, que se mantendrá como parte de Citi. Como previamente se hizo de conocimiento público, Citi ha seguido un proceso dual para su salida del Negocio, incluyendo la preparación para una posible OPI, con el compromiso de ofrecer el máximo valor a sus accionistas”, dijo el corporativo en un anuncio global.

Citi “mantendrá la marca Banco Nacional de México (Banamex) y seguirá siendo uno de los grupos financieros líderes en México. Banamex continuará ofreciendo una gama completa de servicios financieros para los segmentos de Banca de Consumo y Banca Empresarial, con una amplia red de distribución de (mil 300 sucursales, nueve mil cajeros automáticos, 12.7 millones de clientes de la Banca de Consumo, seis mil 600 clientes de la Banca Empresarial y 10 millones de aforehabientes”, agregó.

En el comunicado difundido esta mañana, Jane Fraser, directora general de Citi, afirmó: “Después de un cuidadoso análisis, concluimos que el camino óptimo para maximizar el valor de Banamex para nuestros accionistas y avanzar en nuestro objetivo estratégico de simplificar nuestra firma es movernos de nuestro camino dual a enfocarnos solamente en una OPI del Negocio. Citi ha operado por más de un siglo en México y continuaremos invirtiendo y haciendo crecer nuestra franquicia institucional, líder en la industria, en este país tan importante para nosotros, ofreciendo así todo el potencial de la red global de Citi a nuestros clientes institucionales y del Citi Private Bank en este mercado prioritario”.

De esta manera, Germán Larrea, dueño de Grupo México, se queda sin la compra de una institución clave en el negocio de la banca mexicana que lo volvería todavía más poderoso de lo que ya es. Citi dijo que la decisión es suya y no menciona que sea por desistimiento del que era, hasta hoy, comprador.

Una sucursal de Citibanamex en avenida Juárez, ubicada en la Ciudad de México.
Una sucursal de Citibanamex en avenida Juárez, ubicada en la Ciudad de México. Foto: Moisés Pablo Nava, Cuartoscuro

Mark Mason, director de Finanzas (CFO) de Citi, dijo, de acuerdo con el comunicado: “Esta decisión evidencia nuestro compromiso con obtener el mejor resultado para nuestros accionistas y nos permite reiniciar con moderación la recompra de acciones este trimestre. Debido a la incertidumbre sobre los requerimientos regulatorios de capital, analizaremos la recompra de acciones trimestre a trimestre”.

Citi “continuará siendo reportado como parte de las operaciones continuas de Citi hasta que la propiedad del mismo disminuya por debajo del 50 por ciento de los derechos de voto. A partir de ese momento, Citi dejará de reportar el Negocio dentro de sus estados financieros consolidados. Banamex mantendrá las tarjetas de crédito, la banca minorista, crédito al consumo, hipotecario, seguros, pensiones, afore, depósitos y una oferta completa de productos de Banca Empresarial. Los aproximadamente 38 mil empleados que contribuyen al negocio, así como la colección de arte y los edificios históricos, permanecerán como parte de Banamex. Durante las últimas dos décadas, las inversiones de Citi han transformado significativamente a Banamex en un banco de vanguardia, completamente enfocado en ofrecer una experiencia más completa, ágil e intuitiva a nuestros clientes”, explicó el corporativo extranjero.

“Citi ha invertido 2.5 mil millones de dólares para incrementar las capacidades de banca digital y móvil de Banamex. Esta inversión ha fortalecido su infraestructura tecnológica, modernizado su red de sucursales y ATMs a nivel nacional, profundizado la relación con sus segmentos clave de clientes y contribuido a la inclusión financiera en México. Citi continuará operando un banco con licencia local en México a través de su Grupo de Clientes Institucionales (ICG) que ofrece servicios de banca y asesoría a instituciones privadas y públicas, clientes del sector financiero e inversionistas, así como a través del Citi Private Bank”, señaló.

Además, se destacó que “Citi ha trabajado en la segregación (carve out) del negocio del ICG desde que anunció su plan para separar a Banamex. Este trabajo, incluyendo las aprobaciones regulatorias requeridas, está en progreso. Citi espera que la separación de los negocios se complete en la segunda mitad de 2024 y que la OPI ocurra durante el 2025″.

Por último, el corporativo recordó que “desde el anuncio de su intención de salir de la Banca de Consumo en 14 mercados de Asia, Europa, Medio Oriente y México como parte de su renovación estratégica, Citi ha firmado acuerdos de venta en nueve mercados y ha cerrado las ventas en siete, incluyendo Australia, Baréin, India, Malasia, Filipinas, Tailandia y Vietnam. Citi está avanzando en el cierre -anunciado previamente- de sus negocios de consumo en China y Corea, y de toda su operación en Rusia”.

AMLO DESMIENTE RUMORES SOBRE VENTA DE BANAMEX

Apenas ayer, el Presidente Andrés Manuel López Obrador había desmentido el rumor de que Germán Larrea, dueño de Grupo México, se había desistido de la compra de Banamex, luego de que el viernes pasado ordenara la ocupación temporal de tres tramos de ferrocarril que pertenecen a ese conglomerado.

“Yo ya hasta me había alegrado. Pero primero vamos a contextualizar. No hay texto sin contexto, porque la gente no lo sabe. En la tarde, como tenemos la diferencia con Grupo México porque estamos rescatando una parte de su concesión en el Istmo, que nosotros consideramos que es estratégico en Istmo, siempre se ha considerado una franja de seguridad nacional, es cosa nada más de ver la historia. Entonces tomamos esa decisión e hicieron todo un escándalo, se rasgaron las vestiduras”, explicó.

El mandatario mexicano aseguró que se mantienen las pláticas con la empresa, pero que hay quienes “quieren el pleito”. “No conocen al pueblo, les falta recoger los sentimientos del pueblo. Entonces piensan que eso perjudica. No. Si la gente hasta nos ve moderados porque imagínense lo que sucedió en el periodo neoliberal que saquearon al país”, agregó.

Sin embargo, también señaló que, en caso de que Grupo México decidiera salirse del proceso de negociación para adquirir Banamex, el Gobierno federal podría adquirir el banco a través de una asociación público-privada.

“Si ya no lo va a comprar él, pues hay una posibilidad de crear una asociación público-privada”, dijo López Obrador durante su conferencia de prensa matutina.

Fachada de una sucursal de Citibanamex ubicada en avenida Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.
Fachada de una sucursal de Citibanamex ubicada en avenida Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México. Foto: Daniel Augusto, Cuartoscuro

Al cuestionarle si efectivamente el Gobierno mexicano buscaría la compra de Banamex, reiteró que sí, ya que, con la reducción de compra por los impuestos, saldría en cinco mil millones de dólares. “No hay pierde porque es un negocio redondo”, añadió.

“A la gente de México le interesaría tener acciones. Y otro tanto lo pondría el Gobierno para que se tuviese mayoría. No hay pierde porque es un negocio redondo. ¿Saben cuánto ganaron los bancos el año pasado? 240 mil millones de pesos”, reportó el Presidente.

A pesar de ser uno de los bancos que menos ganó debido a su proceso de venta, aseguró que Banamex percibió entre ocho y 10 mil millones de pesos.

“Ya no quiso una empresa comprar el banco y casi se acaba el mundo, no. Pueden, desde luego, otros empresarios adquirirlo, pero además no es cierto, fue una volada. Pero todo con el propósito de generar miedo, incertidumbre”, agregó sobre los rumores.

El presidente de Grupo México, Germán Larrea, durante el Tercer Informe de Gobierno que brindó el Jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional el pasado 1 de septiembre de 2019.
El presidente de Grupo México, Germán Larrea, durante el Tercer Informe de Gobierno que brindó el Jefe del Ejecutivo, Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional el pasado 1 de septiembre de 2019. Foto: Moisés Pablo Nava, Cuartoscuro

El lunes pasado, Forbes informó que fuentes cercanas al proceso de compra venta aseguraron que el proceso seguía, y que hasta entonces “las negociaciones” iban “bien”.

Los informantes dijeron al medio que hasta el momento no había cambio de señal en el interés de Larrea por adquirir Banamex, además de que el proceso no estaba involucrado en las diferencias por la concesión ferroviaria entre la empresa y el Gobierno.

Hace unos días, el Presidente Andrés Manuel López Obrador dio su visto bueno para la posible compra de Banamex por parte de Germán Larrea, puesto que éste cumple con algunas de sus recomendaciones en el proceso de venta: ser mexicano y estar al día en el pago de sus impuestos.

“Por nosotros está bien que ellos sean los dueños de Citibanamex. No va a haber ningún problema, tenemos diferencias con ellos, pero ese es otro cantar”, dijo la semana pasada en su conferencia “mañanera”.

Grupo México y el Gobierno federal han tenido diferencias los últimos días después de que la Marina tomara tres tramos de las vías de Ferrosur, originalmente concesionados a la empresa dirigida por Germán Larrea.

A través de un comunicado, el conglomerado afirmó que fue un suceso sorpresivo e inusitado “la acción militar que ejecutó personal de la Marina el pasado viernes, a pesar de la cual GMXT sigue dialogando para buscar una solución en el marco del Estado de Derecho y con viabilidad para las partes”.

La empresa señaló que proseguirá con las negociaciones con el Gobierno federal sobre la concesión del tramo ferroviario de Ferrosur, el cual va de Coatzacoalcos a Medias Aguas. El Presidente confió en que “se llegará a un arreglo”.

Al respecto, el Presidente López Obrador dijo antier que Larrea supo y estuvo de acuerdo en “arreglarse” con el Gobierno federal para regresar la concesión de un tramo ferroviario en el Istmo para el Corredor de Tehuantepec. Pero, “mal aconsejado” por sus abogados –agregó–, entre ellos Fernando Gómez-Mont Urueta, Secretario de Gobernación con Felipe Calderón, sorpresivamente exigió nueve mil 500 millones de pesos.

Es una concesión, aclaró, no una propiedad de él. Se trata de una propiedad de la Nación, no de Germán Larrea, aseguró. Lo que sigue es hacer un avalúo y pagar una indemnización, explicó el Presidente. “Y esto no tiene nada que ver con la compra de Banamex”, añadió. “Si ellos cumplen con cuatro recomendaciones”, se quedarán con el banco. Larrea estaba negociando con Citi la compra del banco que alguna vez fue mexicano.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO