- Publicidad -
sábado, febrero 4, 2023

Crisis de policías asesinados en Guanajuato obliga al acompañamiento federal: Observatorio Nacional Ciudadano

León, Gto. Guanajuato ya suma 80 policías asesinados en lo que va del 2020, lo que rebasa los 73 del años pasado y lo ubica, por cuarto año consecutivo, a la cabeza en el ámbito nacional. Esto es un foco de alarma para todas las autoridades, así lo señaló el director general del Observatorio Nacional Ciudadano (ONC), Francisco Rivas.

Las cifras son corroboradas mediante el registro hemerográfico que realiza la organización Causa en Común, donde se sumaron los casos de cuatro agentes asesinados en los municipios de Cortazar, Villagrán, Celaya y Apaseo el Alto, entre el 1 y 11 de noviembre.

Francisco Rivas expuso que generalmente una zona que tiene solo delincuencia común, difícilmente se da el asesinato de un policía; en Guanajuato, hay claramente un problema de delincuencia organizada que causó este recrudecimiento de la violencia contra los policías, lo que recuerda que deben trabajar en conjunto con la federación, sino no se logrará nada.

“Necesitamos más presencia. En México apenas tenemos 1.3 por cada 1 mil habitantes, hay un análisis que se hizo por parte de la ONU, que nos dice que los estados con condiciones positivas en seguridad, tienen al menos tres policías por cada mil habitantes”, indicó.

Advirtió que ese policía por cada mil habitantes generalmente se han encontrado con que no está capacitado, con turnos que calificó de absurdos, o bien prestaciones ínfimas; “en ningún país trabajan 24 horas o sin derecho vacaciones”.

Otro factor a tomar en cuenta es mayor inteligencia para poder prevenir situacionalmente el delito y una mayor colaboración con la federación, además de que es fundamental que se castigue a los delincuentes, pues los niveles de impunidad en México son inaceptables.

En Cortazar, el pasado 1 de noviembre, un comandante de Seguridad Pública de Cortazar, fue acribillado a balazos momentos después de que salió de turno y llegó a su domicilio en la comunidad de La Mocha, poco después de las 10 de la mañana.

El 4 de noviembre en Villagrán, un comandante de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) fue ejecutado a balazos cuando se encontraba en el Jardín Principal cerca de las 8 de la noche sobre el hecho ocurrido en los portales de la Plaza Constitución.

En Celaya, cuatro días después una Policía Municipal de Celaya fue ejecutada a balazos cuando esperaba el camión sobre la avenida Tecnológico. Se encontraba de descanso, pues acababa de salir de turno. Sujetos armados le dispararon en más de 15 ocasiones.

El último hecho de conocimiento público ocurrió el 11 de noviembre. Un comandante de la Policía de Apaseo el Alto, fue asesinado en la comunidad de La Palma. Alrededor de las 11 de la mañana, cuando se reportó la balacera donde cayó el elemento activo y de mando medio.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img