- Publicidad -
martes, julio 16, 2024

Desde Colombia piden ayuda para localizar a Nilson Arley, desaparecido en Celaya

Guanajuato. Nilson Arley Julio Gómez, es colombiano y desde hace un mes está desaparecido. Su familia y amigos buscan que regrese a casa o tener información de su paradero.

Se le vio por última ocasión el 9 de mayo en Celaya, su esposa lo recuerda como una persona colaborativa y sociable, aunque señaló que tiene miedo de que sea víctima de algún delito como trata humana.

Foto: Cortesía

“Mi esposo viajó a México el 4 de abril y llegó inicialmente a Cancún. Y estando ahí la primera noche y el día 06 me dice que ya estaba en Celaya con una oportunidad de trabajo”.

Comentó que su esposo estaba hospedado en un hotel donde había bastantes extranjeros, entre ellos de origen haitiano, en un lugar donde se preparaban la comida y tenían servicios básicos.

Recordó que su esposo le decía que Celaya era peligroso y no podía hablarles en la calle, sino hasta llegar a casa después del trabajo, por lo que generalmente platicaban por las noches.

“Me decía que estaba contento y bien. Que esperaba regresar pronto. Esas eran las comunicaciones con él”.

Dijo que todo iba normal hasta que el 9 de mayo le envió un video de instagram y notó que no había respuesta de su parte.

“Yo pensé que se había ocupado, pero el 10 y 11 de mayo no se comunicó entonces yo empiezo a buscarlo por redes y preguntar. Y por redes te dicen todo tipo de cosas buenas y malas…Conversando con la gente, unos me dicen que lo vieron en Apaseo El Alto por un sector que se llama el cedazo. Y por redes me dicen que son sicarios y cobradores de piso y hay gente que me insulta solo por ser colombianos”.

Foto: Cortesía

Incluso, comentó que personal de Fiscalía le dijo que ya revisaron en el Semefo, pero no hay personas con esas características. Pero hay dos cuerpos que fueron calcinados en una camioneta en un camino de terracería cerca de Tarimoro, pero a esas personas no se les puede reconocer a simple vista.

Por lo que en Colombia se están por hacer una prueba de ADN a sus suegros y a su hijo para poder cotejar con esos cuerpos calcinados.

“También hay gente que me ha escrito y me han dicho que la casa que mi esposo habitaba el 9 de mayo, el día desapareció, ingresaron la policía y el Ejército, pero ellos se lo llevaron. Y en la Fiscalía me dicen que no hubo orden de cateo a esa casa, pero sí tienen la maleta que llevaba mi esposo y algunas de sus pertenencias”.

Percibió que el conflicto en Celaya en materia de seguridad es más grande que en Colombia. Ella sospecha que su esposo y otras personas fueron usadas como falsos positivos por las autoridades.

Contó que tenía su esposo un mes de haber llegado a Celaya, por lo que descarta que tenga enemigos. Solo pide a las autoridades que se pueda avanzar en el caso.

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO