- Publicidad -
lunes, abril 12, 2021

Develan mural de Nadia en la Ibero León; buscan exigir justicia a la Fiscalía

Guanajuato. Un año de impunidad. El asesinato de la estudiante de Relaciones Internacionales de la Universidad Iberoamericana de León, Nadia Verónica Rodríguez Saro, sigue sin aclararse. Por ello su familia y comunidad estudiantil nuevamente elevaron su llamado a la justicia.

La madrugada del 8 de marzo de 2020, la joven de 23 años fue atacada con armas de grueso calibre en Salamanca, de donde era originaria, cuando regresaba a su casa.

Foto: Jessica de la Cruz.

La conmoción por este crimen, envolvió a toda la sociedad y especialmente a la comunidad estudiantil de la Universidad Iberoamericana de León, cuya rectoría intervino para pedir directamente la asistencia del Fiscal General del Estado, Carlos Zamarripa Aguirre.

En este primer aniversario luctuoso, el plantel de la casa de estudios fue el lugar donde se erigió un mural con la imagen de Nadia. Sus amigos, alumnos y autoridades académicas presentaron la obra que enarbola la frase: “Por si un día soy yo, quiero ser la última”.

Bernardo Rodríguez, padre de Nadia pidió al fiscal que le de celeridad a la investigación, pues han visto poco interés de la autoridad por aclarar el asesinato. Su esposa, Blanca Martín Trejo, recordó que su hija no le hacía daño a nadie, ni tenía problemas.

“Es un daño inmenso el que causaron a mi vida con la pérdida de mi hija, ella no murió por una enfermedad, no murió en un accidente. Ella fue asesinada brutalmente y no lo merecía. Yo exijo a la justicia y a las autoridades que hagan su trabajo porque mi hija merece respuestas”, señaló la madre de Nadia.

Una chica jovial, dinámica, amorosa, altruista, un alma limpia y transparente. Los recuerdos se agolparon en la voz de Blanca Martín Trejo, quien admitió ver en el caso de su hija, el reflejo de la violencia de género.

“Así como lo son tantas chicas que ya no tienen voz, yo hablo por todas ellas. Al hablar por mi hija, yo hablo también por todas esas jovencitas que están desaparecidas, por todas esas jóvenes que no llegaron con sus familias”.

Por su parte, el Rector de la Universidad Iberoamericana en León, Alexander Zatyrka, recordó que la última reunión con la fiscalía fue en octubre del año pasado. Justo antes de este memorial buscó a la autoridad para tener información del caso y le dijeron que no tenían nada.

Foto: Jessica de la Cruz.

“Desde octubre hemos pedido avances de la investigación, en octubre tuvimos una reunión personal con el fiscal que aceptó que tuviéramos una reunión con la familia y en esa reunión se les presentó a la familia los avances de lo que es la investigación”, dijo.

El rector puntualizó que para ellos la reunión de octubre fue un signo de esperanza, pues se nombró a una persona como vínculo directo, sin embargo, no hay avances.

“Tristemente desde esa reunión no hemos visto otra cosa y estamos hablando de noviembre y es principios de marzo (…) Es importante tener una comunicación clara, sensible y humana para las mujeres asesinadas, y a la mamá de Nadia”, agregó.

Por lo pronto, el rector expresó el deseo generalizado: buscan conocer la verdad, pues el caso de Nadia es uno como muchos, de los que se espera la verdadera justicia.

Más noticias

Comentarios

spot_img