- Publicidad -
jueves, abril 15, 2021

Agrupación pide a Sapal transparentar funcionamiento de la Planta de Tratamiento

Guanajuato. Los integrantes de las organizaciones Fuerte de Acción Ciudadana y Movimiento Ecologista Mexicano, acudieron a la planta de tratamiento de Arroyo Seco para verificar si trabajan en buenas condiciones, a siete meses de que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal) asumiera su control.

Juan Manuel Rosas Balderas, integrante de Fuerte de Acción Ciudadana, denunció que las irregularidades en el lugar han ocasionado el deceso no sólo de cinco trabajadores, sino de ocho, ya que anteriormente se había suscitado un hecho similar donde murieron tres trabajadores.

Después de varios intentos de entrar a la planta para ver al director, el personal les pidió que se tenía que hacer una petición por escrito para ingresar al lugar.

Foto: especial

“Queríamos entrar para hablar con el director de la planta y que explicara el funcionamiento, pues se tiene que hacer una petición por escrito y ver cómo está funcionando la planta de Arroyo Hondo, porque están perdidos 100 millones de pesos de lo que se le pagó a la compañía Ecosys que hacía los tratamientos de agua y que no era cierto, pues tiraba las aguas residuales al aire libre”, acusó Rosas Balderas.

Dijo que tanto la empresa con Sapal vertieron las aguas residuales a los cuerpos de agua, sin darles tratamiento y se tiene un reproche moral de los ciudadanos, pues acusó que el sistema de agua se ha manejado como una empresa sin pensar en los ciudadanos.

Foto: especial

“En 2021 Sapal recuperó la planta bajo un recurso legal, evidenciando su falta de capacidad provocando la muerte de cinco personas en dicho módulo, esto fue el año pasado, pero ya habían fallecido tres hace dos años, entonces son ocho los que han fallecido en la planta, esto por una intoxicación”.

Comentó que en 2008 se puso en marcha el módulo de desbaste, se hizo un fraude del cobro, y el derecho al acceso al agua, hoy se les dice a los usuarios que no se tendrá más agua, y se vulneran los derechos fundamentales de los leoneses.

Raúl Méndez Barajas, integrante del Movimiento Ecologista Mexicano, dijo que el proyecto de El Zapotillo no fue una opción para la ciudad, y se ha propuesto crear una represa grande para que el agua se tenga.

“No hay tratamiento de agua y no corre al campo, se tiene escasez del agua, no se tiene la limpieza del agua. Las personas que mueren en el servicio por que no se tiene seguridad, y aún cuando tienen muchos millones de pesos y les están quitando a las familias las cuotas Sapal”, acusó.

Más noticias

Comentarios

spot_img