- Publicidad -
domingo, abril 18, 2021

Después de 24 años limpian espejo de agua en Parque Xochipilli, en Celaya

Celaya; Gto.- El espejo de agua del Parque Xochipilli es un “sistema abierto de flujo de energía” que por primera ocasión en 24 años, entró en un proceso de limpieza, bajo proceso químicos y biológicos para no afectar el ecosistema ahí generado.

Desde el pasado mes de noviembre del 2020 se comenzó con la extracción del agua que tenía hasta 1.40 metros de profundidad, que con un sistema de bombeo fue depositada en las áreas verdes del parque, hasta llegar a los lodos de 12 a 30 centímetros acumulados.

Foto: especial

Uriel Pineda Soto, quien es biólogo, regidor y presidente de la Comisión de Agua del Ayuntamiento, explicó que el lago significa un “sistema abierto de flujo de energía” por la acción del agua, sol, oxigenación y descomposición y degradación conduce a la transformación química bacteriológica de los componentes.

En este espejo de agua habitan peces, tortugas y aves que requieren de nutrientes y también depositan su materia (heces), además el aire que aporta la oxigenación del agua que favorecen al desarrollo metabólico y químico.

“Por acción natural se depositan nutrientes, más la buena voluntad y desconocimiento de los visitantes al arrojar pan, aportan el proceso de la descomposición, pero no se puede extraer todo el lodo, dado que se encuentran los microorganismos que dan características al estanque y conviven con los animales”.

Estos lodos serán depositados en áreas del parque para mejorar la calidad del suelo con menor densidad y con ello, mejor intercambio de agua y filtración, dado que es compacto y perdió nutrientes, así que se mejora la capacidad orgánica, filtración, densidad, porosidad del suelo en beneficio de los jardines.

Personal de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Jumapa) auxilia en la extracción de los lodos, para alcanzar las fisuras del espejo y poder repararlas, dado que significa una filtración importante, de ahí la importancia de este proceso de conservación.

Los animales que ahí habitaban, fueron a depositarlos para no ponerlos en riesgo en las instalaciones del INIFPA, donde se garantiza su cuidado antes de regresarlos al espejo de agua del Parque Xochipilli, donde se reconoce que también viven en un stress por no ser su hábitat natural.

Más noticias

Comentarios

spot_img