- Publicidad -
lunes, febrero 26, 2024

FOTOS: “Don Goyo” sigue en Fase 2 Amarillo: Cenapred; cae ceniza en alcaldías de CdMx

Ciudad de México, 20 de mayo (SinEmbargo).– El volcán Popocatépetl intensificó su actividad durante la noche del viernes y la madrugada del sábado con emisión de vapor de agua, gases, ceniza y lanzamiento de material incandescente. Sin embargo, el semáforo de mantiene en Amarillo Fase 2, informaron las autoridades.

La Coordinación General de Protección Civil de Puebla prevé que la caída de ceniza derivada de la actividad volcánica se dirija a la Ciudad de México, Estado de México e Hidalgo.

Foto: Especial.

Julio Huerta, Secretario de Gobierno de Puebla, y la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, pidieron, por separado, seguir las recomendaciones ante la caída de ceniza volcánica.

En las últimas 24 horas, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) registró 94 exhalaciones, 647 minutos de tremor, tres explosiones menores  y una explosión moderada.

 

La actividad del “Popo” en las últimas 24 horas. Foto: Cenapred

Sheinbaum Pardo también informó que, de acuerdo con el Cenapred, se registro caída de ceniza ligera en las alcaldías Venustiano Carranza, Gustavo. A Madero, Azcapotzalco, Tlalpan e Iztapalapa.

Por su parte, el Cenapred informó que la actividad que presentó el coloso está “dentro de los parámetros normales”. La actividad del Popocatépetl inició desde las 18:00 horas del 19 a las 4:00 horas de este 20 de mayo. Estas erupciones según la dependencia están contempladas dentro del nivel Amarillo Fase 2.

Tras presentar un pulso eruptivo caracterizado por señales sísmicas de tremor. Salida de vapor de agua, gas y ceniza en cantidades bajas a moderadas. Así como la emisión continua de fragmentos incandescentes.

Por más de cinco horas se determinó el cierre de operaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). Así como del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA). Ambas ya habían reanudado sus actividades para el mediodía de este sábado.

 

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) informó que la mañana de este sábado algunas de las demarcaciones que han reportado ligera percepción de ceniza volcánica son: Azcapotzalco, Coyoacán, Iztacalco, Iztapalapa y Venustiano Carranza.

Ante ello, recomendó a la población en demarcaciones con posible presencia de ceniza:

–Evitar actividades al aire libre

–Cubrir nariz y boca

–Evitar lentes de contacto y usar de armazón

–Cerrar puertas y ventanas

–Tapar rendijas con paños húmedos

–Cubrir depósitos de agua

–No dejar alimentos a la intemperie, incluyendo los de los animales de compañía

Finalmente, exhortó a evitar tirar las cenizas en las coladeras, para evitar que se tapen.

 

Usuarios de Twitter compartieron imágenes de la caída de ceniza en el Estado de México y la Ciudad de México.

 

 

 

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) cerró sus operaciones por más de cinco horas debido a la caída de ceniza. El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) también suspendió operaciones.

 

 

La cuenta @SkyAlertMx publicó una actualización sobre la actividad del volcán Popocatépetl a las 2:22 horas informando la caída de ceniza en la zona norte de la Ciudad de México.

 

En la cuenta Webcams México, que ha dado seguimiento a la actividad del volcán, publicó los últimos videos de la actividad del Popocatépetl.

Cada vez que la cumbre del Popocatépetl lanza fuego o bocanadas de ceniza más fuertes que las normales, como ocurrió desde la semana pasada, lo hace bajo la atenta mirada de una docena de científicos. Nada pasa desapercibido porque millones de personas, e incluso el trafico aéreo, pueden verse afectados si entra en erupción: once pueblos cerraron esta semana sus escuelas debido a la ceniza acumulada sobre calles y automóviles.

Desde hace casi 25 años la “montaña que humea”, como lo llamaban los pueblos prehispánicos, es el volcán más vigilado de México: siete cámaras -una de ellas térmica-, 12 sismógrafos, seis estaciones para medir deformaciones en sus laderas, dos sensores infrasónicos y siete estaciones meteorológicas envían datos las 24 horas, 365 días, al año a un centro de control situado a 80 kilómetros, en el sur de la Ciudad de México.

Allí 13 científicos de diferentes especialidades cubren diversos turnos en una sala cubierta por pantallas, una especie de unidad de cuidados intensivos donde se registra en tiempo real cada tremor, cada exhalación del “Popo”, como los mexicanos llaman a esa montaña de cinco mil 426 metros de altura que surgió en el cráter de otros volcanes y cuya forma actual se remonta a más de 20 mil años.

¿La razón de tanto monitoreo? En un radio de 100 kilómetros viven 25 millones de personas, hay cientos de escuelas, hospitales, viviendas y cinco aeropuertos de constante tráfico nacional e internacional. Todos podrían verse afectados por una erupción.

Un mapa satelital marca esas nubes y una computadora pronostica los movimientos que harán. Su principal peligro son los problemas respiratorios en la población y sus efectos en los aviones, porque la ceniza puede afectar la visibilidad y actuar como una “lija” en su fuselaje y alas.

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más noticias

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO