- Publicidad -
sábado, julio 2, 2022

La canícula en México se acerca cada vez más. ¡Entérate qué es y por qué sucede!

Por Carlos Martínez

Saltillo, 21 de junio (Vanguardia).- La canícula se trata del periodo en el que se alcanzan las temperaturas más altas del año y llegará a principios de julio, se presenta generalmente a pocas semanas del inicio del verano. De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) dura aproximadamente 40 días, lo cual indicaría que terminaría hasta mediados de agosto.

Es posible que en alguna ocasión hayas escuchado hablar sobre la canícula, veranillo o sequía interestival, un fenómeno climático que cada año llega a México y que se caracteriza por la disminución de lluvias, además de ser el periodo más caluroso del año.

La canícula, periodo en que se presentan las temperaturas más altas en el año, comenzará el próximo 3 de julio en varios estados del país; hay calentamiento excesivo del aire, cielos despejados y baja precipitación.

La canícula se caracteriza por ser un periodo de aumento de la temperatura debido a un calentamiento excesivo del aire, cielos despejados y baja precipitación.

Este fenómeno se presenta en algunas regiones del país entre julio y agosto debido a que las lluvias disminuyen, al mismo tiempo que se dan altas temperaturas.

Las lluvias disminuyen porque los vientos alisios, al soplar con fuerza desde el este, impiden la formación de nubes sobre el océano, con lo cual se reducen las lluvias en el parte del territorio continental.

La palabra canícula se deriva de la palabra “canes” que significa perros; también se le conoce como veranillo o sequía de medio verano según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). A pesar de que es un fenómeno que ocurre casi todos los años, no es uniforme ya que puede variar en los meses que se presenta.

Durante este periodo el Sol al mediodía está en la máxima altura posible sobre el horizonte de la Tierra por lo que se puede llegar a temperaturas superiores a los 40 grados centígrados. Además se caracteriza por la ausencia de lluvias y cielo despejado.

La Conagua explicó que se origina debido a un anticiclón en la región de Las bermudas que provoca alta presión atmosférica en el océano Atlántico. Después del mes de junio el fenómeno llega al Golfo de México y se extiende a una parte del Océano Pacífico en forma de dorsal que es una zona de aire cálido a gran altura.

Este aire caliente funciona como un muro que inhibe la formación de nubes en la región por lo que disminuyen las lluvias y se eleva el calor. Las principales características son temperaturas mayores a los 37 grados centígrados, aire caliente y por lo general pocas nubes.

Generalmente los estados que se ven más afectados son los que se encuentran en la vertiente del Golfo de México y el Océano Pacífico como: Campeche, Hidalgo, Michoacán, Guerrero, Tamaulipas, Chiapas, Colima, Morelos, Oaxaca, Quintana Roo, Puebla, San Luis Potosí, Nuevo León, Tabasco, Yucatán, Veracruz y Tlaxcala.

La canícula es el periodo en el que se registran las temperaturas más altas en el año. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro

Por el contrario, los estados menos perjudicados son los que se encuentran en el Noroeste de México como: Baja California, Baja California Sur, Sonora, Durango, Chihuahua, Sinaloa, Nayarit y Jalisco.

El Gobierno de México suele recomendar a la población prevenir posibles efectos negativos de la canícula a la salud. Entre algunas se encuentra mantener la hidratación, usar protección solar, evitar la exposición solar y las actividades al aire libre entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde, también el uso de sombrillas, gorras o sombrero y ropa de colores claros y ligera ayuda.

De acuerdo con la Secretaría de Salud el golpe de calor es cuando el cuerpo deja de mantener la temperatura normal de 37 grados centígrados y llega hasta los 40 grados o más, en ese caso es considerado una emergencia médica.

Algunos de los síntomas es piel caliente, roja y seca, pulso rápido y débil, estado de confusión, convulsiones, respiración agitada y es probable que no se presente sudoración. Usualmente es más grave en niños menores de cinco años y en personas mayores de 60 años.



Más noticias

Comentarios

spot_img