- Publicidad -
domingo, abril 18, 2021

Pide FURA privilegiar árboles nativos en la paleta vegetal del municipio de León

León, Gto. Sería un retroceso ampliar la paleta vegetal de la ciudad, incrementando a 27 las especies de árboles y plantas exóticas naturalizadas para el equipamiento urbano, pues el impacto a mediano y largo plazo sería grave en el medio ambiente.

Así lo advirtió el representante de la Fundación Rescate Arbóreo, Ricardo Ibelles, quien insistió en que se requiere fortalecer la presencia de especies nativas, cuyo servicio ambiental y funcional es necesario para abatir el daño provocado con la construcción de las ciudades.

Explicó que actualmente las especies naturalizadas que están en la paleta actual son cinco: el Encino Rojo, la Flama China, Jacaranda, el Tamarix y el Sauce llorón.

Foto: especial

“Estas son exóticas naturalizadas, no son nativas de Guanajuato pero se han adaptado. Pero el hecho de que se hayan adaptado…todos los organismos tienen que adaptarse por que si no mueren. Siempre buscan la manera de sobrevivir, pero el chiste no es ese”.

Indicó que a raíz del último estudio contratado por la Dirección de Gestión Ambiental, se pretende ampliar esta clasificación de plantas en la paleta vegetal a 27 dentro de las admitidas.

“Primeramente se afectan a los ecosistemas y algunas pueden a convertirse en invasoras y desplazar a especies nativas. Las especies nativas por algo están aquí, se han ido adaptando a lo largo del tiempo a las condiciones del territorio”.

Foto: especial

Expuso que cuando se desmontó a las especies nativas para construir la ciudad, se eliminó la cobertura vegetal “y si las sustituimos por otras especies que son más bonitas o de rápido crecimiento obviamente estamos alterando los ciclos de la naturaleza. Además, se nos olvida algo: la vegetación es el hábitat de otras especies de fauna y flora”.

Advirtió que uno de los elementos que ha dado origen a la pandemia de COVID-19 es la pérdida de biodiversidad al eliminar las condiciones de habitabilidad para otros organismos propios de la región.

“El Pirul por ejemplo, tardó 500 años en causar estragos en todo el paisaje de este país. El Pirul no es mexicano viene de Sudamérica, lo trajeron los españoles (…) en el bosque de Guanajuato, está con eucaliptos que no son de aquí son de Canadá”.

Dijo que la encomienda de trabajar la biodiversidad y estar de acuerdo con los patrones de comportamiento de la sustentabilidad, no se puede ir hacia atrás y meter las especies exóticas.

“No se tiene el conocimiento para tomar decisiones de este tipo en teoría, por eso mandan hacer estudios, pero cuando los estudios son sesgados y tienen este tipo de alcances, yo creo que tenemos que hacer algo y que recaiga la decisión en personas con mayor seriedad”, advirtió.

Puntualizó que ahora lo que toca es precisamente concientizar a las personas, sobre estos conceptos de que no es plantar por plantar, hay una situación de biodiversidad y sustentabilidad que tenemos que respetar.

Ecología

Más noticias

Comentarios

spot_img