- Publicidad -
sábado, noviembre 27, 2021

Se estanca proyecto para dignificar ladrilleras en León

Guanajuato.  Un diagnóstico socioeconómico y ambiental del sector ladrillero artesanal que se realizó con el apoyo del Gobierno Municipal, y un estudio de materias primas y combustibles fósiles y alternativos para la elaboración de arcilla para la industria de la construcción con el propósito de identificar insumos de legal procedencia, forman parte del proyecto específico para atender la situación de las ladrilleras en León.

Proyecto que no ha podido consolidarse a casi dos años de haberse anunciado.

Foto: Enrique García

“Con base en lo anterior, se realiza el diseño del modelo de atención integral enfocado en las vertientes social, económica y ambiental”.

Así lo planteó la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial (SMAOT) a través de de una ficha técnica de información, en respuesta a una entrevista que solicitó Zona Franca con su titular, Isabel Ortiz Mantilla, de quién se mencionó tiene saturada su agenda.

Desde junio de 2019 el gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo anunció un recurso de 200 millones de pesos para dignificar las condiciones de las ladrilleras en el municipio de León.

A partir de entonces, la SMAOT arrancó con este diagnóstico, que hasta la fecha no ha podido consolidar ni ejecutar en el municipio.

De acuerdo con la SMAOT, de este diagnóstico socioeconómico y ambiental se desprende que en León hay 302 trabajadores que se dedican a la elaboración de ladrillo artesanal, principalmente en las comunidades: El Refugio, El Valladito, San Juan de Abajo y La Patiña, entre otras.

Además, se menciona que la producción de ladrillo contribuye con el 19% de las emisiones totales de PM-10 generadas en dicho municipio, según el  inventario de emisiones de Contaminantes Criterio y Precursores del Estado de Guanajuato 2017.

La SMAOT también expuso que han identificado tecnologías para la cocción de ladrillo con hornos de bajas emisiones: para un nivel medio de producción, el horno multicámara; mientras que para baja producción el horno MK2 (de las siglas Márquez Kiln).

“Tales hornos operan mediante el intercambio de los gases de combustión entre las diferentes cámaras, lo cual permite el filtrado de las partículas contaminantes generadas, además de la recuperación de calor, lo que incrementa la eficiencia en el proceso de cocción y la reducción del consumo de combustible de hasta un 45% de los contaminantes atmosféricos que se producen”, se señala en la ficha técnica.

Destaca que dentro del proyecto se contempla instalar chimeneas para la conducción de las emisiones atmosféricas y puertos para su muestreo, que cumplan con la Norma Mexicana NMX-AA-009-1993- SCFI. Contaminación Atmosférica-Fuentes Fijas-Determinación de Flujo de Gases en un conducto por medio de tubo de pitot, así como un equipo de control de emisiones, tipo lavador de gases; lo que permite el cumplimiento de la normativa en materia de emisiones a la atmósfera vigente”

La dependencia no descarta que dicha tecnología e infraestructura se integre en los centros de trabajo para la producción sustentable de ladrillo, considerando su ubicación en observancia de la normativa en materia de desarrollo urbano y ordenamiento ecológico territorial.

Más noticias

Comentarios

spot_img