- Publicidad -
lunes, enero 25, 2021

Sin certeza el abasto de agua en la capital

Guanajuato, Gto. Nuevamente el problema de abastecimiento de agua para la ciudad de Guanajuato capital es grave.

Ahora es muy probable que se tenga que abastecer a la vieja ciudad minera, hoy convertida en turística en un porcentaje mucho mayor con agua de la batería de pozos de Puentecillas, al quedar las presas que son la otra fuente de abastecimiento de la ciudad en niveles muy bajos de almacenamiento.

El abastecimiento de agua a la ciudad es un problema desde hace siglos, y se ha podido contener durante 37 años gracias al llamado Sistema Puentecillas, una batería de pozos que comenzaron a operar en 1983.

Este año, al ser muy escaso en lluvias, además de irregulares, las presas de Mata, la Soledad y La Esperanza, no lograron óptimos niveles de captación de aguas pluviales; así en el orden apuntando, la primera tenía este 18 de diciembre 908 mil metros cúbicos de agua, lo que representa el 59 por ciento de su capacidad total, la segunda 410 mil metros cúbicos esto es el 23.7 por ciento de su capacidad total y la tercera 176 mil metros cúbicos esto es el 20.6 por ciento de su capacidad total, esto da un volumen total de las tres presas de un millón 494 mil metros cúbicos.

Cuando las presas mencionadas están a su máxima capacidad de almacenamiento la ciudad se abastece en un 40 por ciento con agua de las presas y el 60 por ciento con agua de los pozos.

Por ello cada vez se ha tenido que recurrir más al agua de los pozos por que las presas tienen grandes volúmenes de azolve.

Por eso cada vez se ha tenido que recurrir más al agua de los pozos, confirmando así  que se está sobrexplotando el acuífero Silao-Romita, un líquido fósil que contiene arsénico por estar a más de 400 metros de profundidad.

Incluso el actual director del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guanajuato, Mario Ortega Rodríguez, dijo en entrevista en el pasado mes de septiembre que “no habría que preocuparse”, afirmando que la ciudad tiene seguridad hídrica de 20 años.

Los datos antes señalados, en cuanto a la vida útil del proyecto y la población para la que se diseñó, se tomaron del libro ‘El Agua En La Ciudad de Guanajuato un Problema de Siglos’, que se editó precisamente cuando entró en funcionamiento el proyecto Puentecillas en 1983.

En 1982 hubo un grave problema de escasez de agua, al quedarse las presas vacías.

La obra del Proyecto Puentecillas duró cinco meses, trabajando las 24 horas del día en promedio 800 personas. En la obra se invirtieron 950 millones de pesos.

Se supone que actualmente el agua contaminada con arsénico es relativamente fácil de potabilizarla, sin embargo algunos ambientalistas y especialistas de la UNAM han estado cuestionando que en la zona de Dolores Hidalgo, se está extrayendo agua del acuífero de la Independencia con importantes contenidos de arsénico y ello ha dado lugar a altos índices de gente enferma de los riñones.

Por eso dotar a la ciudad de Guanajuato con un gran porcentaje de agua de la batería de pozos de Puentecillas no sería lo más conveniente.

Se calcula que extraer el agua de las presas cuesta aproximadamente cuatro pesos el metro cúbico, esto es mil litros, mientras que el agua de los pozos cuesta ocho pesos el metro cúbico; lo anterior porque el agua de las presas se distribuye por gravedad al estar las presas a mayor altitud que la ciudad.

Por ello el SIMAPAG, tendrá que hacer una inversión importante en válvulas y equipo de bombeo para garantizar que habrá agua las 24 horas del día en los siguientes meses para toda la ciudad, sino se decide implementar el sistema de tandeos, esto es dotar de agua por zonas a la ciudad, de acuerdo a un calendario previamente acordado.

Además si se surte a la ciudad con agua fósil se tendría que someter a un proceso de potabilización especial para quitarle el arsénico, lo que en tiempos de la administración de Eduardo Romero Hicks se llegó a plantear.

Ante el problema que se preveía podía suceder, es que las presas se queden vacías y se tenga que surtir solo con agua de los pozos de Puentecillas.

Cabe por último señalar que la ciudad de Guanajuato ha sufrido terribles problemas de sequía, lo que en tiempos de la colonia provocaba hambruna y mortandad; por eso se afirma que el problema de abastecimiento de agua a la ciudad es un problema de siglos.

Datos que ilustran el problema.

  • El Sistema de Pozos de Puentecillas se inauguró en 1983.
  • El Sistema de Pozos se proyectó para una vida útil de 30 años y una población de 115 mil habitantes.
  • Cuando se comenzó a extraer agua de los pozos de Puentecillas el espejo de agua estaba menos de 50 metros, actualmente se está extrayendo agua a una profundidad de más de 400 metros.
  • El agua que se está extrayendo es agua fósil, que tiene contenida en el acuífero más de 12 mil años.
  • La ciudad de Guanajuato consume al año entre nueve a diez millones de metros cúbicos de agua.
  • Una opción para recuperar los volúmenes de agua perdidos por el azolve de las presas es la construcción de la Presa de la Tranquilidad, que tendría una capacidad de un millón 500 mil metros cúbicos.
  • En 2010 se estuvo a punto de enfrentar un problema similar al actual, pero ese año se presentaron lluvias extraordinarias en el mes de febrero y no se tuvo que recurrir el sistema de tandeos.
  • El Ayuntamiento  determinó en la sesión del pasado día 17 que el Consejo Directivo del SIMAPAG informe como se enfrentará el reto de abastecer de agua a la ciudad, lo que seguramente se informará a inicios del próximo año.

Más noticias

Reacio al cubrebocas y a dejar sus giras en vuelos comerciales. Pues sí. El Presidente tiene COVID

Por Dulce Olvera, con información de Efrén Flores y Romina Gándara Ciudad de México, (SinEmbargo).– El Presidente de México, con 67 años, tiene COVID-19. Según...

Tendencia en COVID-19 en Guanajuato es ascendente: CIMAT

Guanajuato.- En el reporte semanal de tendencias de curvas epidémicas que realiza el Centro de Investigación de Matemáticas (CIMAT) coloca a Guanajuato con una...

Se agota el tiempo para aspirantes independientes, solo uno se acerca a la meta

León, Gto. Se acaba el tiempo, los aspirantes por una candidatura de forma independiente tienen siete días para terminar de recabar las firmas, y...

Comentarios

  1. En la Capital la mayoría del agua sirve para uso doméstico. Caso contrario en el resto del Estado donde el 84% sirve para uso agrícola. Esto nos debe alertar sobre varios aspectos.
    1) La producción agricola municipal es muy insuficiente, y esto no solo refleja un problema de disponibilidad de suelo fértil por la topografía de la zona, si no a una crisis sistémica del sector donde todos tenemos responsabilidad, no solo el gobierno.
    2) La capacidad de carga de la ciudad respecto al abastecimiento (y tratamiento de aguas residuales) ya está rebasada. Cada año se azolvan más las presas y se incrementa el déficit de los pozos. Por eso la primera medida urgente es detener o reducir drásticamente el crecimiento urbano, cuando además el propio diagnóstico del PMDUOET afirma que la oferta de vivienda es más que la demanda. Sabemos que los desarrollistas no tienen muchos escrúpulos y las autoridades son corrumpibles. La ciudadanía y la academia tendrán que vigilar como nunca este fenómeno, en particular el ordenamiento territorial y las factibilidades otorgadas por SIMAPAG.
    3) La población necesita conocer el consumo de agua por parte de las empresas mineras y de que manera impacta sobre el acuífero. Hay que pensar en términos de costo beneficio no solo en términos económicos si no ambientales y sociales.
    4) La población necesita saber que está ocurriendo con la Presa de la Tranquilidad. Por un lado los posibles actos fraudulentos respecto a la licitación de la obra, su costo de construcción y operación, y el riesgo de contaminación por metales pesados aguas arriba. Pero también y sobre todo, cuál sera el volumen de agua disponible. No la cifra que viene dentro del artículo que corresponde a la capacidad teórica máxima, si no la estimación real del volumen almacenado gracias a las lluvias previstas en el futuro. Puntualicemos que la tendencia histórica apunta a la reducción de lluvias debido a los efectos del cambio climático para la zona de Guanajuato, lo que en automático abre la pregunta, qué tanta lluvia caerá y será capaz de captar este nuevo vaso?
    5) Paralelamente al tema de la ciudad, nunca olvidar que también hay problemáticas de agua en las localidades rurales, en particular las serranas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí