- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Actividad se fue al mínimo; no tiene caso operar: Clúster Automotriz de Guanajuato

León, Gto. La industria automotriz está prácticamente parada. Solo un número marginal de unidades operando bajo protocolos estrictos y previstos legalmente, continúa con la actividad mínima necesaria. Así lo afirmó el presidente del Clúster Automotriz de Guanajuato, Rolando Alaníz Rosales.

Incluso, el representante empresarial argumentó que no tiene caso que las empresas armadoras y de suministros automotrices sigan operando, pues sus clientes están los Estado Unidos completamente inactivos, igual que en México, por la cuarentena obligada por la pandemia del COVID-19.

Aunque Rolando Alaníz no quiso negar directamente los señalamientos del Subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud Federal, Hugo López Gatell, quien hace días afirmó que este sector no esencial, no acató al 100 por ciento la cuarentena solicitada por el gobierno federal en la declaratoria de emergencia sanitaria.

“Yo no tengo registrada ninguna (con actividad). Existen procesos como el tema de los hornos, que son procesos que en la misma ley se autorizan a que personal, en una mínima cuantía, atienda porque generarían daños en los equipos. Me refiero a ese tipo de hornos expulsores, todo lo que tiene que ver con que el material que está en los tubos al enfriarse no se puede volver a prender”.

Explicó que es una labor continua de 24 horas 7 días. De eso se dijo consciente pero de otro tipo de actividad no tienen ningún conocimiento.

“Te lo digo categóricamente. Alguna empresa de la industria automotriz, que esté haciendo lo que el doctor Gatell mencionó, no lo tengo. No quiero negar que sea cierto, pero no tengo ningún conocimiento. Es un tema en el que también hay que decirlo; la industria automotriz tiene claros sus protocolos de salud. Con eso no se juega”.

En cuanto al tema salarial, Rolando Alaniz expuso que la industria automotriz comenzó el cese de actividades de forma paulatina desde dos semanas antes de que se declara la emergencia sanitaria. La totalidad de la suspensión prácticamente estaba cumplida en el momento de la declaratoria.

“Esas empresas que dejaron de trabajar arreglaron, de acuerdo a sus contratos colectivos, principalmente tres funciones. El 55 por ciento de ellas se referían a vacaciones prestaciones aguinaldos. El otro, es tiempo por tiempo. Pero los recursos se están acabando, es decir, ya me acabé las vacaciones, las prestaciones, el tiempo con tiempo, para mantener las fuentes de empleo”.

Sostuvo que el sector está haciendo una labor enorme por impedir, a toda costa, el despido de trabajadores.

“Viene la segunda etapa. Esto se recorre otros 30 días por el bien de la población. Esto generó obviamente, un reacomodo financiero porque la chequera estaba programada para llegar al día 4 de mayo. Ahora se va hasta junio. Entonces hay un grave problema”.

Fue en ese punto que expresó que el Gobierno Federal debe apoyar difiriendo los impuestos y los apoyos económicos.

“Evidentemente la economía funciona así. Es la velocidad del dinero. Si el gobierno, es la única institución que en este momento no puede adoptar una estrategia de austeridad. Si la adopta, no se activa la economía. Lamentablemente la palabra austeridad se interpreta de manera equivocada, no tiene nada que ver con malgastar el dinero”.

Para el representante del Clúster Automotriz de Guanajuato, una vía es que el gobierno pida prestado a instituciones
internacionales, para que cada peso que meta a la industria se multiplique por diez.

“El presidente hablaba de sus 25 mil millones de pesos. Hablaba de 15 mil millones de pesos que estaban prometidos y los 10 estaban en duda, vamos a hablar que fueran los 25 completos. Eso no es más que el punto 0.1% del Producto Interno Bruto (PIB), si nosotros sabemos que el impacto de este problema se dimensiona entre un 7 un 8 por ciento”.

Tras vaticinar que los apoyos federales no van a evitar la pérdida del empleo, el representante empresarial reconoció que el gobierno estatal está haciendo su mejor esfuerzo.

“El problema es muy grande, tiene que nacer la solución de la federación. Lo único que te puedo decir es que debemos sentirnos orgullosos de que la industria automotriz está en Guanajuato (…) no nos perdamos en una guerra política que lamentablemente pierde rumbo. Hablamos a ver si es más de un tema político y no vemos el tamaño del problema”.

Rolando Alaníz expuso que del PIB de Guanajuato el 18 por ciento lo aporta la industria automotriz. A nivel nacional se exportan 150 mil millones de dólares y se importan 60 mil millones de dólares y tiene un superávit de 90 mil millones de dólares, de esos el 24 por ciento los aporta la industria automotriz del clúster en Guanajuato.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img