- Publicidad -
miércoles, mayo 25, 2022

Las “quitas” parecen una solución pero afectan el historial en Buró de Crédito

León, Gto. Estar en Buró de Crédito no es malo, lo malo es tener un “score” negativo que crea un mal historial crediticio y coloque al interesado en la “lista de deudores”.

Y justo para tener una calificación positiva en el “score”, es importante no permitir que una deuda crezca o hacer negociaciones conocidas como “quitas”, que aunque parezcan atractivas por implicar pagar una cantidad menor a la que se debe, generan un daño importante en el historial crediticio.

Así lo señaló Wolfgang Erhardt, director del Buró de Crédito, quien explicó a Zona Franca que muchas personas prefieren hacer estas negociaciones mediante las que se ofrece saldar una deuda mediante el pago de una cantidad menor.

¿Qué es y cómo sirve el Buró de Crédito?

El Buró de Crédito es una institución que acumula la información de cualquier persona que ha solicitado un crédito, financiamiento o pago de servicios mediante contratos.

Por tanto, estar en Buró de Crédito no es algo negativo, sino que ello conlleva tener un “score” o calificación mediante la cual las instituciones financieras pueden medir el riesgo de otorgar un crédito o préstamo.

“La puntuación más baja del score son 400, se presenta en rojo y es un score ‘no satisfactorio’, y el score lo que predice es la probabilidad de que te vayas a atrasar 90 días o más en el pago de algún crédito en el próximo año (…) a partir de 650 puntos empieza la zona verde que es donde hay que estar porque empiezas a ser de bajo riesgo y todo lo bueno que hagas da una puntuación positiva. ¿Y qué es lo bueno?… Pues pagar bien, pagar más del mínimo o usar de formas responsables las líneas de crédito”, explicó Wolfgang Erhardt.

Acciones como no pagar, pedir mucho crédito en espacios de crédito cortos, tener varios créditos activos al mismo tiempo, o hacer varias consultas al buró de crédito en un lapso muy pequeño, generan una calificación negativa.

Wolfgang Erhardt señaló que antes de considerar tener un crédito, es muy importante hacer un presupuesto en el que se incluyan todos los pagos mensuales fijos que hay que efectuar.

“No más del 30 por ciento de tus ingresos deben destinarse al crédito porque si destinas más, las probabilidades de incumplir se hacen mayores y si ya tenemos créditos, más uno hipotecario, entonces no debe ser más del 40 por ciento”.

¿Qué hacer cuando se tiene un score negativo?

Si alguien ya tiene un “score” negativo en Buró de Crédito y quiere mejorar la calificación, es importante no hacer “quitas”, sino buscar un refinanciamiento y pagar completamente la deuda.

El director de Buró de Crédito señaló que hacer “quitas” coloca a las personas como malos sujetos de crédito.

“La otra parte que no liquidaste es un quebranto para la empresa que prestó y eso es igual a no pagar y eso genera desconfianza (…) mientras más riesgoso sea nuestro perfil, a menos nos van a interesar y a los que sí quieran con nosotros por este riesgo, nos van a prestar menos y a un plazo de tiempo más reducido y a una tasa de interés más elevado”, señaló.

Aun después de hacer una “quita”, se pueden hacer negociaciones con las instituciones a las que se debe y pagar.

Por este motivo, señaló que es mucho mejor acercarse con los entes financieros y señalarles que existe la mejor disposición de pagar.

“Voy a ir con quien me prestó, le voy a decir la verdad de lo que me pasó y pido una reestructura y me van a cambiar las condiciones de mi crédito (…) eso te va a llevar a que tu mensualidad sea más pequeñita y más fácil de pagar. Y si pagas bien tu mensualidad sigues manteniendo un buen histórico de pagos”.



Más noticias

Comentarios

spot_img