- Publicidad -
sábado, mayo 15, 2021

Pese a fase tres, la vida comercial sigue en Centro de León

León, Gto. Ha pasado más de un mes de que se ordenó la suspensión de clases con el fin de evitar la propagación del coronavirus y ante el cierre del primer cuadro de la ciudad, la vida comercial y económica tiene que seguir en la capital zapatera.

Con el cierre a los accesos del Centro Histórico los comerciantes y dueños de negocios ubicados en esta zona fueron los más afectados, pues a diferencia a los instalados en otros puntos, ellos tuvieron que cerrar sus puertas.

Foto: Jorge Hernández

Cadenas nacionales, negocios, locales de bares y restaurantes tuvieron que cerrar por igual casi después de que se ordenó la suspensión de clases en las escuelas.

Esta medida continúa hasta la fecha pues varias vallas metálicas son resguardadas por cadetes de la Secretaría de Seguridad Pública de León para evitar el paso de peatones y que permanezcan en las calles sin algún motivo justificante.

La señora Altagracia, contó que en su hogar sus padres de edad avanzada y sus pequeños hijos menores se encuentran en cuarentena. Ella es la única de su familia que sale al menos una vez por semana al Centro.

“Vine a los mercados para llevar pescado y verduras, al llegar a mi casa me tengo que desinfectar, lavarme las manos y luego usar gel antibacterial y lavar mi cubrebocas reutilizable”, contó la ama de casa.

En otros locales donde la actividad laboral no se vio suspendida. Los encargados aseguran que las ventas han sido tan bajas que no se comparan con las de cualquier otra época del año.

“Ahora sí que nos ven en la calle y piensan que somos los ciudadanos inconscientes que no nos quedamos en nuestras casas pero eso no se puede y tiene que salir uno por la ‘papa’, sino no hay pa’ comer”, contó otro entrevistado llamado Adalberto.

Los letreros donde alertan a los clientes sobre los cierres tranquilizan a los usuarios de los negocios, pues las ventas todavía se pueden acordar a través de internet.

Durante esta cuarentena por las calles del Centro de la ciudad de León es común encontrar zapaterías e importadoras abiertas, también el emprendimiento sale a flote, pues más de alguno encontró un sustento en la reventa de cubrebocas.

“Estamos vendiendo cubrebocas por las mañanas aquí en el Centro para sacar algo para comer, el restaurante donde trabajaba tuvo que cerrar de manera temporal y los empleados tuvimos que buscar otras opciones”, contó Pablo.

Los lugares públicos como plazas y jardines están acordonados mientras que los espacios públicos como el teatro y los museos tienen sus puertas cerradas. No hay mucho por hacer durante esta cuarentena en la ciudad.

El vendedor ambulante señaló que de acuerdo a su percepción, la llegada de visitantes a la ciudad disminuyó considerablemente y que las personas que se encuentran en sus calles se debe porque están en búsqueda de alimentos o medicinas o porque tienen que llegar a sus empleos.

“No todos podemos hacer ‘home office’, otros tenemos que venir a nuestros trabajos donde no hay clientes por lo mismo de que todos están en sus casas”, señaló una entrevistada.

Los entrevistados lamentaron la falta de seriedad de algunos ciudadanos que no llevan a cabo las medidas anunciadas como el uso obligatorio de cubrebocas en espacios públicos.

Mientras tanto el desconcierto para los comerciantes de la Zona Centro por ahora se prolongará al igual que la jornada de sana distancia por motivo de la fase 3 de la epidemia anunciada esta mañana.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img