- Publicidad -
martes, abril 20, 2021

Textileros locales registran pérdidas de 340 millones de pesos por COVID-19

León, Gto. La delegación en Guanajuato de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive), reportó pérdidas económicas por casi 340 millones de pesos, en los más de dos meses de aislamiento social. Los 680 afiliados estiman que durarán un año y medio para recuperarse del golpe económico.

Las empresas del sector están en su mayoría ubicadas en Moroléon y Uriangato. Únicamente se han mantenido abiertas el 10 por ciento, pues fabrican cubrebocas, batas e indumentaria médica, así lo expuso el director de la Canaive, Fernando De la Vega Araiza.

“Estamos desgraciadamente con estos números de casi 340 millones de pesos hasta el día de hoy. Con pérdidas en el área de fabricación y de lo que producen nuestros sectores”, describió.

El director de la Canaive dijo que esperan reactivarse el dos de junio, pues en esa fecha iniciarán operaciones en Texticuitzeo, ubicada en Michoacán, que es una de las plazas de ropa más grandes de país donde venden sus productos.

“Estamos viendo que en Texticuitzeo que está a 10 minutos de Moroleón y Uriangato. Ellos ya van a reactivar labores del día dos (de junio), entonces esperamos que pronto. El lunes conoceremos cuál es el proyecto de reactivación del estado y cuando nuestro sector empezará a trabajar”, detalló.

Las empresas que integran la Canaive en Guanajuato, han mantenido a la gran mayoría de sus trabajadores han usado sus ahorros, pidieron préstamos y han echado mano de todo para seguir y cumplir con las medidas de distanciamiento social, pero ya les urge regresar, si no, podrían tronar.

“En realidad no habido muchas bajas definitivas, porque afortunadamente nuestro sector necesita operadores calificados y la mayoría de los empresarios hicieron el esfuerzo de quedarse con esa gente. Entonces sí hemos tenido bajas pero no en un número muy grande”, contó Fernando De la Vega Araiza.

La industria que es pilar para dos municipios de Guanajuato, Moroleón y Uriangato, representada por la Canaive, estima que durarán hasta un año y medio para recuperarse en ventas no realizadas y producción detenida, en este periodo de cuarentena por el COVID-19.

Ellos tienen esperanza de que las ventas de fin de año en noviembre y diciembre, puedan ayudarles a cerrar el 2020.

“Nosotros pensamos que en más de un año y medio vamos a recuperar lo perdido, esperemos que el fin de año sea de mucha venta y se pueda acortar el periodo de recuperar lo perdido. Esperamos que este año en la temporada fuerte que de nosotros es noviembre y diciembre, se den las ventas suficientes para reactivar el sector”, concluyó.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img