- Publicidad -
martes, mayo 18, 2021

Padres de familia dudan enviar a sus hijos de vuelta a clases en prueba piloto

*Con información de Laura Villafaña y Alfonsina Ávila

Para los padres de familia, el regreso a clases es urgente, pero consideran un riesgo adelantarse a este 11 de mayo, cuando no se han aplicado vacunas antiCOVID y nada les garantiza que sus hijos no se van a contagiar.

Esto, luego de que la Secretaría de Educación de Guanajuato (SEG) anunció que se ampliará la prueba de pilotaje para escuelas públicas y privadas de nivel básico y de media superior, para el regreso a clases presencial y voluntario.

De acuerdo con Miguel Buenrostro, padre de familia de una menor que cursa sexto grado de primaria, lo adecuado sería procurar la vacuna a los maestros.

“Urge que regresen a clases, la pérdida de tiempo es muchísima, pero me parecería adecuado que vacunen a los maestros, de lo contrario no deben de regresar a clases”.

Precisó que el problema es que una vez que la SEG anunció el regreso a clases, a pesar de ser escalonado y voluntario, habrá una gran mayoría de los padres que quieran mandar a sus hijos a las escuelas, lo que que es un riesgo.

“No estoy de acuerdo en la cuestión de salubridad, que la escuela abra significa además que habrá vendedores afuera, papelerías, se detona todo y mientras no estemos todos vacunados, es un foco de contagio”.

Hay mamás que tampoco están dispuestas a mandar a sus hijos a la escuela. Es el caso de Catalina Rodríguez, quien consideró que las autoridades de educación de Guanajuato, se lavan las manos al mencionar que el regreso a clases es voluntario, señaló que un contagio terminaría siendo responsabilidad de los padres de familia.

“Se lavan las manos al decir que es voluntario, porque no tienen las instalaciones adecuadas, así que es responsabilidad de los padres”.

Su hijo cursa secundaria en un colegio privado, pero precisó que a estas alturas, el ciclo escolar se perdió, por lo que no tendría caso que asistiera con el riesgo a contagiarse de COVID-19.

“Este ciclo ya se perdió, en mayo ni trabajan y junio menos. No creo mandarlo, quizá el próximo periodo”.

Aunque Georgina Quintanilla señala que voluntariamente no puede decidir, pues depende de su trabajo, ella tampoco considera enviar a su hija de segundo grado de primaria a clases.

Y es que señaló que no tener la vacuna es el principal obstáculo.

“Es que no me garantizan que mi hija va a estar libre de contagio; yo no tengo edad para recibir vacuna”.

A lo anterior añadió que la situación económica es difícil y el regreso a clases también implicaría gastos de uniformes, cuando ya de por sí se invirtió en equipos de cómputo, internet debido a las clases virtuales.

Paola Pérez, madre de dos pequeñas que cursan segundo y sexto de primaria también sugiere medidas sanitarias y puntualizó que se debe cumplir con el regreso a clases escalonado.

”Yo el pero que le veo es los espacios, aulas chiquitas y espacios reducidos y a parte la hora del recreo, en escuelas públicas a veces los niños comen en el piso. Me interesa que haya clases pero que fuera escalonado, no todos juntos, uno o dos días a la semana”.

Que se revise infraestructura escolar: maestros

Antes de pensar en un regreso a clases o un programa piloto, los maestros piden que la Secretaría de Educación entregue un diagnóstico de las condiciones físicas de las escuelas, muchas no tienen servicios básicos y otras han sido vandalizadas y robadas en la pandemia.

Así lo urgió Adriana Sánchez Lira Flores, lideresa de la Sección 13 del SNTE, quien agregó que será importante que el gobierno estatal destine una partida presupuestal para darles mantenimiento a las unidades educativas.

“Antes de pensar en regresar a clases presenciales y con un programa piloto, lo que nosotros estamos solicitando también es a la Secretaría de Educación de Guanajuato un diagnóstico de la condición y estructura de las escuelas, y ver cuáles escuelas tienen los servicios básicos, para ver las condiciones de baños y el agua potable”.

Comentó que aún no les han entregado el diagnóstico, y uno de los requisitos básicos que se necesitan para el regreso a clases es que las escuelas tengan agua y todos sus servicios básicos.

“También ya le pedimos a la Secretaría de Educación de Guanajuato, las condiciones físicas de las escuelas para saber cuáles han sido robadas y hablaban de una cifra de 482 escuelas que nos han presentado por robos muy grandes, pero también hay escuelas en donde se robaron tubos del agua, porque son de cobre, y se han robado hasta los pupitres, las mesas y sillas, y hasta los tinacos del agua. Entonces hay que ver cuáles son las condiciones y si hay un presupuesto para que las escuelas tengan un mantenimiento y regresen”.

Sobre la vacunación al personal docente, Lira Flores aseguró que es necesario que los maestros reciban protección, pues ha sido un sector que aún con las medidas de sana distancia ha sufrido decesos por la pandemia de COVID.

Según datos de la SNTE, hasta el mes de febrero habían registrado el deceso por COVID-19 de 220 maestros y 117 jubilados.

“El programa de vacunación lo conocemos en voz del presidente de la república y nuestro secretario general ha estado en contacto con nuestro presidente, y ha sido muy reiterativo en que es necesario de que todos los maestros estén vacunados antes de regresar a clases presenciales”.

Por último, la líder magisterial dijo que ya sostuvo comunicación con Jorge Enrique Hernández Meza, quien es el nuevo secretario de Educación y verá sí tienen una reunión los siguietes días para conocer los detalles del programa piloto de regreso a clases.

Más noticias

Comentarios

spot_img