- Publicidad -
domingo, abril 18, 2021

El País: Sylvana Beltrones cerró su cuenta en Andorra cuando la CNBV obtuvo un USB con nombres

Ciudad de México, (SinEmbargo).– Sylvana Beltrones, hija de Manlio Fabio Beltrones y Senadora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), cerró su cuenta en la Banca Privada d’Andorra (BPA) en 2011, luego de que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) de México asegurara una memoria USB con datos de clientes, reveló la mañana de este viernes El País.

Los periodistas Joaquín Gil y José María Araujo explicaron que “cuando la Senadora del PRI clausuró su depósito en la BPA (2011) con 10.4 millones, tenía 26 años, no ocupaba ningún cargo público y su padre era el influyente coordinador de la formación priista en la Cámara Alta”.

La Senadora del PRI Sylvana Beltrones, durante una sesión del congreso general. Foto: Diego Simón Sánchez, Cuartoscuro

En su investigación, detallaron que la legisladora de 38 años canceló dicho depósito bancario después de saber que inspectores de la CNBV, organismo independiente de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), obtuvieron una “memoria USB con información sensible sobre los clientes del banco”.

Asimismo, precisaron que esto lo habrían informado a una Jueza andorrana Joan March Masson, gestor de su cuenta y el director de la BPA-México hasta 2013, y Luis Alejandro Capdevielle, exsocio de la priista, en 2016.

Sylvana Beltrones, hija del priista Manlio Fabio Beltrones, en 2016.

Sylvana Beltrones, hija del priista Manlio Fabio Beltrones, en 2016. Foto: Cuartoscuro

A lo largo del texto publicado en El País, los periodistas señalaron que los inspectores acudieron “por sorpresa” a la oficina de BPA-México a finales de 2010, sin embargo, fue hasta el mes de abril del siguiente año que Sylvana Beltrones cerró su cuenta, “cuando Masson comunicó a Capdevielle el incidente de la memoria USB y este se lo contó, a su vez, a la hoy parlamentaria, según declaró el propio editor a la Jueza andorrana que instruyó la causa”.

“A finales de 2010, hubo una inspección de la Comisión Nacional Bancaria de México. J. B., un empleado de la BPA tenía una memoria USB sobre su mesa con datos de clientes. Era información sensible. Le expliqué a Capdevielle que [los inspectores] se llevaron esta memoria, pero que ignoraba si sus datos aparecían en ella”, dijo la Magistrada andorrana, según la cita el periódico.

También se narra que Joan March Masson reconoció que “Beltrones decidió cerrar su cuenta cuando la Comisión Nacional Bancaria de México se llevó la memoria USB, le traspasó el dinero a Capdevielle y sus fondos no se fueron de la entidad”.

De acuerdo con El País, una vez que se realizó la transferencia del dinero a Capdevielle Flores, éste informó que “para proteger a mis hijos y mi patrimonio nombré albacea a Sylvana en 2006, testamento que nunca se ha modificado hasta la fecha”.

Y justo hoy, Reforma reveló que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales de la Fiscalía General de la República (FGR) ordenó congelar las cuentas de Luis Alejandro Capdevielle Flores, exdiputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y amigo cercano de la familia de Manlio Fabio Beltrones, exdirigente del tricolor.

La información publicada por el medio dice que Capdevielle Flores es señalado en la investigación por la presunta recepción de más de 10 millones de dólares en una cuenta de la Banca Privada d’Andorra (BPA), los cuales habría transferido a Sylvana Beltrones.

Manlio Fabio Beltrones y su hija Sylvana en 2011.

Manlio Fabio Beltrones y su hija Sylvana en 2011. Foto: Moisés Pablo, Cuartoscuro

Ante dicha situación, el exlegislador priista se encuentra en medio de un litigio para evitar el aseguramiento de sus cuentas bancarias y que las autoridades mexicanas accedan a otros datos sobre sus depósitos en Andorra, afirmó el periódico de circulación nacional.

“En noviembre pasado, Patricia Díez Cerda, Juez Quinto de Distrito en Amparo, ordenó a la FGR suspender temporalmente las solicitudes de información financiera del exdiputado priista en Andorra”, agregó.

Según fuentes federales, citadas por Reforma, la FGR también pidió a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), que le entregue un “informe sobre operaciones de Manlio Fabio Beltrones, su esposa, Sylvia Sánchez, y su hija, la Senadora Sylvana Beltrones Sánchez”.

Aunque el expresidente del PRI (2015-2016) negó el pasado 10 de marzo que él o su esposa tengan alguna cuenta bancaria en Andorra, una investigación del diario El País dio a conocer esta semana que Sylvana Beltrones habría ocultado 10.4 millones de dólares en 2009 en la Banca Privada d’Andorra.

En aquella época, ella tenía 26 años y no ocupaba ningún cargo político, mientras su padre era el líder del PRI en el Senado.

La publicación reportó que la Fiscalía General de la República investiga a Manlio Fabio Beltrones y a su esposa, Sylvia Sánchez.

Después de que se difundiera la investigación de El País, el Partido Revolucionario Institucional salió en defensa de su expresidente.

“Mi total respaldo a Sylvana Beltrones y Manlio Fabio Beltrones ante las recientes acusaciones sin sustento, formuladas en su contra”, expresó en Twitter el actual dirigente del PRI, Alejandro Moreno.

Moreno lo consideró una “difamación” y lo atribuyó a “los tiempos electorales”, pues México celebrará el 6 de junio unas elecciones decisivas a la Cámara de Diputados, a 15 de los 32 gobernadores estatales y a miles de ayuntamientos.

Por otra parte, cuestionado en conferencia de prensa, Santiago Nieto, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, informó que solicitó a las autoridades andorranas información sobre 23 personas “mencionadas en medios de comunicación”.

Sobre la Senadora Beltrones prefirió no pronunciarse para no vulnerar “el principio de presunción de inocencia”.

BELTRONES NIEGA ACUSACIONES

Manlio Fabio Beltrones, alejado de la primera línea de la política desde 2016, emitió un comunicado en el que negó la acusación.

“Mi esposa y yo no tenemos cuenta bancaria alguna en Andorra. Jamás he depositado, transferido y/o invertido recurso alguno en ese país que, por cierto, tampoco conocemos”, afirmó.

Beltrones defendió que “no existe elemento objetivo alguno” para ser investigado y sugirió también que los señalamientos obedecen “a otras intenciones en tiempos electorales”.

En la misma línea, su hija escribió otro comunicado en el que aseguró que no tiene cuentas en Andorra y que nunca ha estado en ese país.

Justificó que su “único posible vínculo” con el país europeo es que “siendo una joven empresaria” fue socia de un negocio propiedad de otra persona que fue vendido en 2009 a Banca Privada d’Andorra.

La actual Senadora recordó que en esa época “no era servidora pública” y aseguró que siempre ha cumplido “puntualmente” con sus “obligaciones fiscales y patrimoniales”.

Esta noticia llega cuando ya han empezado campañas electorales en los estados de Nuevo León, San Luis Potosí, Guerrero y Sonora, este último tierra de la familia Beltrones.

El 6 de junio, 94 millones de mexicanos estarán llamados a las urnas para elegir a los 500 diputados federales, 15 gobernadores, 30 congresos estatales y miles de ayuntamientos en lo que se consideran los comicios más grandes de la historia del país.

El Senador Ricardo Monreal, líder en el Senado del gobernante Movimiento Regeneración Nacional (Morena), rival del PRI, dijo este jueves que tiene “opiniones positivas” sobre Beltrones, fruto de los años que compartieron en política.

“No me voy a convertir en Juez o en Ministerio Público”, dijo Monreal, quien confió que Beltrones “aclarará” los señalamientos.

El Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), antiguos rivales del PRI y ahora aliados para derrotar Morena, han guardado silencio sobre el asunto.

Más noticias

Comentarios

spot_img