- Publicidad -
viernes, diciembre 3, 2021

El Zapotillo sólo era la ‘salida fácil’, pero hay alternativas para el agua en León: Investigador

León, Gto. La obra de la presa El Zapotillo significaba una opción cara para solventar el problema de la carestía de agua en León, sin establecer planes de eficiencia y captación por parte del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (Sapal).

Así lo advirtió el investigador del área de Estudios Sociales del Campus León de la Universidad de Guanajuato, Daniel Tagle, quien consideró que desde 2004 se trataba de la complicación de la escasez del agua en León, y se auguraban unos 10 años para que el problema fuera mayor.

Expuso que han pasado 17 años y sólo ha cambiado la profundidad de extracción en los pozos, el déficit del acuífero del Valle de León y otras condiciones por la demanda agrícola, industrial, productiva y de uso público.

Señaló que siempre ha estado la opción de poder rehabilitar la parte alta de la sierra para poder recargar el acuífero que ya sufre un déficit de más de 51 millones de metros cúbicos a partir del agua de lluvia.

“Se requerirían entre 400 y 500 millones de pesos para rehabilitar suelos y que permitan la absorción y los procesos de recuperación (…) No es un proceso rápido, lleva años, pero es un proceso que no se ha hecho”.

Otra opción, indicó, ha sido explorada por el propio Sapal, y es sustituir el suministro de agua potable por agua tratada para usuarios agrícolas, industriales y comerciales.

Cabe señalar que el uso agrícola es el que mayor cantidad de metros cúbicos de agua demanda anualmente, y donde se ha trabajado con esta alternativa.

“Viene muy lento en la parte de los industriales y comerciales; hay que quitar las percepciones de que el agua tratada es mala y garantizarles que es buena para lograr que los usuarios productivos cambien el agua del acuífero por esa agua tratada”.

A lo anterior se suma la necesidad de corregir las fugas, pues se estimó que para 2018, León sumó la pérdida de 30 millones de metros cúbicos de agua por fugas en la red.

“Para el tipo de cuenca que tenemos, que SAPAL tenga 30 millones de metros cúbicos de fuga es muy elevado, y se requiere que se invierta en la rehabilitación de la red primaria, para bajar esos 30 millones a unos 10 millones de metros cúbicos, lo que le permitiría tener 20 millones para destinar a usos públicos urbanos, industrial o comercial”, advirtió.

Más noticias

Comentarios

spot_img