- Publicidad -
viernes, julio 19, 2024

Evitar hablar de desaparición en Guanajuato, es evidencia de impunidad: buscadoras

Irapuato, Gto. Carlos Zamarripa Aguirre se iría de la Fiscalía General del Estado (FGE) con una deuda institucional pendiente para las víctimas de desaparición, un problema que no atendió, no investigó, sigue impune y que omitió en la que probablemente fue su última comparecencia en el Congreso del Estado.

En esto coincidieron las buscadoras Norma Patricia Barrón Nuñez y Bibiana Mendoza Negrete, representantes y fundadoras de dos de más veinte colectivos conformados por familias de personas desaparecidas de Guanajuato. 

No se quiere hablar del tema porque nunca se pudo resolver: Hasta Encontrarte

Foto: Zona Franca

“Desde ‘Hasta encontrarte’ y a la Fiscalía en general que él representa, no a él como persona, sino como funcionario público, decirles que nos quedaron a deber más de 4 mil personas desaparecidas, si bien, nos han dicho que no desaparecen a nuestros familiares, la ausencia de está institución al investigar el delito de desaparición ha traído como consecuencia miles de cuerpos violentados y tirados en fosas clandestinas, muchos perpetradores libres en las calles desapareciendo personas y esa deuda ha cobrado miles de vidas” sostuvo Bibiana Mendoza Negrete.

La activista indicó que hablar de Guanajuato es hablar de desaparición de personas y evitar el tema reflejan la nula capacidad que Zamarripa Aguirre que tuvo durante 15 años al frente de la FGE para frenar no desapariciones, fosas clandestinas, homicidios dolosos e impunidad. 

Foto: Zona Franca Noticias. Archivo.

Los hechos son los que hablan y los hechos son que en Guanajuato no hay sentencias por desapariciones. La Fiscalía tiene una nula capacidad de respuesta para las desapariciones y homicidios cometidos por el crimen organizado. No se quiere hablar del tema porque nunca se pudo resolver. Las desapariciones, homicidios, feminicidios son una realidad con la que el gobierno de Guanajuato, la Federación y la Fiscalía nunca pudieron ni prevenir, ni erradicar, ni atender”, sostuvo. 

Para Mendoza Negrete, desde hace mucho tiempo Carlos Zamarripa debió haberse retirado del cargo, pues todo indicaría que se va dejando deudas institucionales, pues a la fecha y con todo los protocolos siguen sin recibir denuncias por desaparición de personas, y un ejemplo de ellos, pasó apenas el pasado 21 de julio.

“Desapareció un niño de 13 años y no quisieron recibir la denuncia a la familia, argumentando que tenían que esperar 48 horas. Entonces y sí desde ahí y con todo y las reuniones que tuvo con la Fiscalía durante dos años con los colectivos de búsqueda no se pudieron resolver temas tan primarios, estamos hablando de una institución incapaz de atender las desapariciones en Guanajuato”, precisó. 

La buscadora compartió que no hablar de desaparición es deshumanizar a las personas desaparecidas y evadir la responsabilidad institucional en las desapariciones que se registraron en Guanajuato.

Consideró que es tarea y prácticamente una obligación de la Fiscalía cambiar la realidad actual y no pueden volver al pasado que representará posiblemente Zamarripa Aguirre. 

Evita tema de desaparición porque conlleva falta de procuración de justicia

Por su parte, Norma Patricia Barrón Núñez dijo que parecer ser que la desaparición es un tema a evitar por todo lo que conlleva, algunas situaciones políticas, y de administración y procuración de justicia, por lo que se preferiría volver a desaparecer a las víctimas y sus familias hasta en estos encuentros entre el fiscal y los legisladores, cuando es importante que no se olviden que hay personas privadas de su libertad o que no han regresado a casa.

Refirió que el fiscal siempre ha argumentado que no es causante de las desapariciones y homicidios dolosos al justificar que interviene una vez que se ha consumado el hecho, una versión que la buscadora señaló se niegan a respaldar, ya que no hay procuración de justicia, que evite que los casos queden impunes y los agresores sigan en las calles.

Foto: Cortesía

“Desafortunadamente como no hay una buena impartición de justicia, no hay una procuración de justicia, no hay investigación seria, tenemos al menos en mi colectivo más de 700 casos de homicidio, que están quedando impunes y eso nos afecta como sociedad, porque cualquier persona puede decir privó de la vida a otro, desaparezco a otro, y al fin y al cabo, no pasa nada y quienes perdemos somos las familias”, compartió.

Agregó que la Fiscalía tiene los medios suficientes para esclarecer todos y cada uno de los hechos sea cual sea el delito, porque hay casos, donde se vinculan desde una desaparición con un robo, un secuestro, u otro acto, de ahí el que si la impartición de justicia fuera equitativa, podría disminuir o anular la violencia, que por el contrario se agrava.

“La sociedad tenemos que tener también la cultura de la denuncia y la hemos perdido, porque decimos al final de cuentas no pasa nada y sale libre el perpetrados y desde ahí estamos mal, más cuando la ideología es ‘a quién aventar la bolita’, cuando se trata de colaborar entre la sociedad, como todas las autoridades en todos sus ámbitos y disminuir los índices de violencia”, agregó. 

ÚLTIMAS NOTICIAS

ÚLTIMAS NOTICIAS

LO MÁS LEÍDO