- Publicidad -
domingo, mayo 16, 2021

Falta de agua potable y riesgo de contagio, preocupa a docentes ante posibles clases presenciales

*Con información de Laura Villafaña y Jorge Hernández

León/Irapuato, Gto. Los maestros guanajuatenses ya están siendo vacunados, hoy es el tercer día, y para muchos de ellos representa una tranquilidad personal aunque al mismo tiempo, el temor de volver a las aulas en condiciones que consideran, no garantizan que se eviten los contagios.

Las condiciones de cada plantel educativo, la zona donde están ubicados, y el apoyo de los directivos, influye mucho en las ganas que tienen o no, los docentes para volver a clases.

Zona Franca hizo un sondeo con docentes que ya han sido vacunados, y algunos se mostraron optimistas de volver, mientras que a otros les preocupan cuestiones mínimas básicas como el agua corriente o la ventilación.

En el suroeste temen el regreso a clases

La falta de agua potable en planteles ubicados en comunidades, así como el riesgo que puede implicar que los estudiantes no estén vacunados contra COVID-19 y en algunos casos tengan que trasladarse en transporte público, son las principales razones, por la que a los maestros de los municipios del suroeste de la entidad no les convence el programa piloto para el regreso a clases presencial.

Angelina González trabaja en preescolar y precisó es necesario el regreso presencial, pero consideró debe haber condiciones necesarias para ello.

“En el jardín de niños no hay agua, trabajo en una comunidad y son cosas que tenemos que ver cómo solucionar para brindar el servicio de mejor manera pues es indispensable, hay otros factores y debemos organizarnos de manera adecuada”.

Y es que detalló, a pesar de que se han adquirido bombas para llevar el agua potable desde el pozo hasta el preescolar, esto no les garantiza el abasto, a causa de los robos del equipo hidráulico que han sustituido en un par de ocasiones.

Verónica Vargas Luna de Irapuato es docente de preescolar y señaló que en el plantel donde labora el servicio de agua potable no es al 100%.

“En un 100% no, siempre hay detalles, cómo es comunidad el agua no la tenemos diario, creó es cada tercer día, pero igual a lo mejor es buscar la estrategia con los papás, a lo mejor tenerla prevista. Si hay que prever varias cosas”.

No obstante, la profesora a diferencia de otros docentes, detalló que no es obligatorio participar en el pilotaje, lo que consideró una buena estrategia que permitirá observar cómo evolucionan y funcionan las escuelas en lo que es la nueva normalidad.

La profesora dijo que les hicieron saber de capacitaciones y el cumplimiento de requisitos para el plan piloto, pues agregó que el regreso a clases sí debe ser gradual.

Los estudiantes también corren riesgo de contagio

Para la maestra, Soledad Martínez de la Secundaria Oficial de Irapuato no es apropiado y aún no están preparados para el regreso a clases, pues implica un riesgo para los estudiantes.

“No estamos preparados, aunque a nosotros ya nos van a vacunar, también debemos saber el riesgo que corren los niños, porque también hemos sabido de niños que se han contagiado, aunque no les da igual la intensidad de la enfermedad pero también es un riesgo para ellos la convivencia diaria. Los niños de primaria no van a respetar las medidas, entonces creo que no es el momento y no estamos preparados”.

Explicó que entre los compañeros existe la inquietud y de hecho ellos proponen un regreso hasta agosto, con un nuevo ciclo escolar y una vez que estén preparados al igual que las autoridades educativas.

Esto, al precisar que los planteles no cuentan con gel antibacterial, oxímetro, termómetro, que están dentro de las medidas preventivas.

Transporte público riesgo de contagios para estudiantes

Miguel Ángel Esquivel Sánchez es maestro del Instituto Tecnológico Superior de Irapuato (ITESI) dijo que aunque los maestros ya podrían estar preparados para el regreso a clases, aún faltan los alumnos.

Explicó que las ruta de transporte público PEMAR es de las más comunes para el traslado de los estudiantes, y se desconoce si se toman medidas sanitarias, con las que destacó cuenta el plantel, ubicado en el Polígono del Conocimiento.

“Nosotros vamos a estar protegidos, pero a los alumnos no, ellos faltan que estén protegidos, no están inmunes y aunque se reduzcan grupos de quince personas, que no son grupos completos, en el camión de PEMAR si hablamos que van entrar 15 personas por todas las carreras del ITESI en la PEMAR no sé que tanta seguridad pueda haber y más si es el único transporte que tienen”.

Se requiere limpieza de los planteles a más de un año de cierre

Moisés García Martínez es profesor de una escuela primaria y detalló que hay condiciones que se deben tomar en cuenta: la limpieza y la vacunación.
Expuso que el regreso a clases se debe dar en forma gradual y no asumir que con la vacuna pueden volver a las aulas.

“Es un proceso que debe de ser de manera gradual y con el consentimiento también de los padres porque trabajamos con niños, que son susceptibles de infección o de contraer el virus”, señaló.

Dijo que es preciso esperar y valorar la situación, pues aún con semáforo en verde haya padres que se nieguen a llevar a sus hijos a la escuela, lo que debe aceptarse, ya que los ciudadanos deben estar conscientes del cuidado.

En el plantel donde Moisés labora, aseguró se cuenta con servicios básicos, pero indicó que la limpieza de las escuelas será algo primordial, a más de un año del cierre.

En León preocupa menos el regreso a clases

Mónica Díaz, de 46 años de edad, imparte clases de sociología y ciencias sociales en la UNITEC, celebró la organización y coordinación de las autoridades que apostaron por cuidar a los maestros al otorgarles la vacuna contra el coronavirus.

Mónica Díaz

La maestra ahora que ya fue vacunada, considera que el regreso a clases debe ser paulatino y que la población todavía no debe bajar la guardia y olvidarse del cubrebocas y de las medidas sanitarias.

“Yo creo que el regreso a clases sí debe ser paulatino, no puede ser llegar otra vez porque a los maestros ya nos están protegiendo pero aún falta parte de la comunidad, sí tiene que ser en forma gradual”, dijo Mónica.

Algunos de los maestros y maestras que fueron a vacunarse lo hicieron sin mayores contratiempos ya que aseguraron que en menos de una hora ya habían sido inoculados y sin reacciones en sus cuerpos.

“Claro que tenemos que regresar lo antes posible, es indispensable la educación presencial, en este momento creo que hacemos un gran esfuerzo los profesores”, señaló Alejandro Martínez Borques, de 46 años de edad.

Alejandro Martínez

El profesor universitario del Tecnológico de Monterrey, dijo que por las dificultades de las clases en línea, todavía no pueden dominar el uso de laboratorios y de actividades prácticas, por su complicación por la falta de interacción física entre alumnos y maestros.

Nallely Santibañez Aguilar, maestra de la secundaría general No. 3, comentó que la vacuna que recibió, es saludable, por el bien de los niños y para cuidar de su salud y lograr el retorno al aula, pues las clases en líneas a través de una computadora no son para todos y menos si se tiene un nivel socioeconómico bajo.

“Hay carencia de muchos alumnos en cuestión de internet, dificultades económicas, pérdidas familiares y problemas emocionales en los estudiantes”, dijo Nallely.

Agregó que lo que más notó durante esta contingencia sanitaria, fue la ausencia de alumnos por cuestiones emocionales y económicas, algunos dejaron de estudiar por contribuir en lo económico en la casa.

Paulina Ramírez, maestra en la preparatoria de la Universidad Tecnológica de México, llegó en silla de ruedas para vacunarse mientras una de sus familiares la acompañó. El motivo de su condición fue una doble fractura en su pierna derecha y eso no fue impedimento para acudir a recibir su vacuna.

Paulina Ramírez

“En esta pandemia se bajó muchísimo la matrícula, los chavos no querían estudiar, ni los de preparatoria o los de universidad, los chicos preferían trabajar, irse a escuelas más baratas o no querían tomar clases en línea”, platicó la maestra.

Durante el transcurso de la semana continuará la aplicación de vacunas en el personal docente de León, Celaya, Irapuato y San Miguel de Allende, donde se contempla la aplicación total de más de 135 mil vacunas.

Más noticias

Comentarios

spot_img