- Publicidad -
martes, octubre 26, 2021

Guanajuato capital es de los municipios con más casos de violencia contra mujeres

Guanajuato, Gto. La capital del Estado se encuentra entre los muninicipios donde hay más casos de acoso sexual, laboral y de violencia contra las mujeres.

Foto: Tere Segura.

Así lo manifestó, Verónica Cruz Sánchez, directora del Centro Las Libres, quien señaló que dentro de la administración municipal, ningún espacio está libre de violencia y acoso, pues el ingrediente principal es el abuso de poder y la suprasubordinación.

A lo largo del trienio de Alejandro Navarro Saldaña se han documentado casos de acoso sexual y laboral, entre los que destacan: el de Kaely, mujer transexual que tras sufrir hostigamiento fue despedida; el de la mujer policía que fue víctima de está práctica por parte de un comandante; y el más reciente es el de la directora de Salud, Minnet
Rodríguez, quien acusó a su jefe Marco Antonio Campos Briones de acoso laboral.

Estos casos, han colocado al municipio de Guanajuato como de los más representativo en materia de acoso, hostigamiento laboral y violencia contra las mujeres, sostuvo, Verónica Cruz.

“Qué hace falta, que las mujeres se animen cada vez a denunciar a exigir acceso a la justicia, garantia de derechos y la adminsitración pública de este municipio es el menos ejemplo, porque conocemos casos donde el propio alcalde no está excento de haber ejercido violencia contra las mujeres”.

La directora de Las Libres, apuntó que para erradicar esta práctica no es necesaria más reglamentación, porque ya existen protocolos que son muy claros en su aplicación para garantizar espacios libres de violencia en las administraciones públicas.

Explicó que el procedimiento es sencillo, las mujeres denuncian acoso o violencia de género, y la Contraloría Municipal y el Comité especial para atender este tema, están obligados a abrir un procedimiento administrativo y sancionar.

Sin embargo, reconoció que en la mayoría de los casos los acosadores siempre son protegidos por los organismos, quienes al mismo tiempo se vuelven cómplices.

“Las mujeres que viven la violencia, el acoso, no son las que tienen la carga de la prueba; las Contralorías y Comités tienen la obligación de investigar a quien está siendo acusado, el problema es que no lo hacen, porque lo que sigue funcionando es el pacto de impunidad patriarcal, que no significa otra cosa más que hacerse cómplice del más poderoso”.

Cruz Sánchez, dijo que uno de los mecanismos que como organización han usado en los últimos años, ha sido la denuncia pública que ha funcionado y ha tenido mejores efectos en casos, donde los acusados son poderosos, o altos funcionarios.

Más noticias

Comentarios

spot_img