- Publicidad -
sábado, julio 2, 2022

Hasta 50 mil pesos “cuestan” los derechos para las personas de diversidad sexual en Guanajuato

Guanajuato. Nayeli Romero y Jack Escobedo contaron que además de pelear legalmente y pasar una espera extra para casarse, iban a pagar cerca de 40 mil pesos por el trámite.

Lo mismo ocurre para una persona transgénero que busca tener certeza legal en sus documentos; debe pagar, pelear y esperar a que alguien más tome una decisión sobre su identidad.

La diferencia entre parejas heterosexuales para casarse o acceder a un acta de nacimiento, es de hasta 10 veces el costoso. Y tiene un precio porque en Guanajuato no existe una ley que permita a parejas del mismo sexo casarse sin tener que tramitar un amparo, ni tampoco permite a mujeres y hombres trans tener su acta de nacimiento, pues la entidad no les reconoce jurídicamente.

Aunque existen iniciativas presentadas en el Congreso Local para que se permita que dos personas del mismo sexo puedan acceder al matrimonio, y una más para el reconocimiento de identidad, la bancada panista se niega si quiera a discutir los temas; y mientras tanto, los derechos siguen negándose para un sector de la población.

Jack y Naye planean casarse el siguiente año. FOTO: Cortesía de la pareja.

Además del amor, demostrarle a la sociedad que tienen el mismo derecho que cualquier pareja, fue motivo para que Jack y Naye buscaran su matrimonio.

El primer paso fue asesorarse, que les costó alrededor de mil 500 pesos, después confiar en un abogado de oficio, que aunque llevó su caso nunca les informó del avance.

“Decidimos por otro lado, cuando ya pudimos fuimos al registro civil, obviamente te dicen
que no te puedes casar, presentar el documento donde dice que todos tenemos los mismos derechos y de ahí nos dicen que en quince días les marcamos para que vengan por su negativa”, contó Naye sobre el proceso.

Antes de este paso hicieron los cálculos que llevaría la presentación del amparo, lo cual dependiendo del despacho y abogado puede llegar hasta los 60 mil pesos, sin embargo, ellas optaron por apoyarse con la asociación del matrimonio O´farrel, para que fuera gratuito.

“Seguridad social, el día de mañana tener un crédito, tener lo básico que son derechos humanos, mucha gente nos dice o escuchamos, el: “está padre que eres lesbiana, pero para qué te quieres casar”. La persona heterosexual reclama una pensión y nosotros queremos dar a conocer como el matrimonio igualitario no es un privilegio, es un derecho que tenemos”, reitera Naye.

Aunque señalan que no han sido víctimas de homofobia ni discriminación, otra de las diferencias es que para tener una fecha para casarse deben esperar el proceso a diferencia
de las parejas heterosexuales.

“De ahorrarme dinero, a esperar unos meses, meter un amparo para casarte es la primera parte de la homofobia. Ha sido un proceso tranquilo, perdimos una fecha, queríamos casarnos en septiembre pero no estaba la respuesta estable”, contaron las futuras esposas.

Jack y Naye cuentan de de planes para casarse el siguiente año. FOTO: Cortesía de la pareja.

De acuerdo con datos de Registro Civil, el costo de celebrar un matrionio civil en oficina, es de 412 pesos, si la pareja heterosexual decide que la unión sea en domicilio el precio es de 3 mil 774 pesos.

Además de este precio entre los requisitos se piden unos estudios prenupciales que no superan los 500 pesos, además del gasto de copias.

Foto: Especial.

Siete años son lograr resguardo de actas

Ivanna Tovar se convirtió en la primera mujer tránsgenero en obtener su título acorde a su identidad y emitido por una institución pública, y aunque desde hace siete años ya tiene su acta de nacimiento de forma legal, en Guanajuato no han resguardado su acta anterior.

Esto significa que mantiene doble identidad pues el registro sigue haciendo válida la anterior.

“Ha sido lento, primero fue un amparo colectivo que echaron para atrás después hace unos meses metieron el mío por vía virtual lo echaron para atrás por la firma y está nuevamente hace unas semanas, sigue el trámite pero de esto te estoy hablando que llevo siete años esperando”, contó Ivanna Tovar.

Tovar no ha tenido problemas hasta ahora sin embargo, le urge que el resguardo de su acta quede establecido y tener certeza jurídica: “El estado sigue invisibilizando y entorpeciendo algo que nos corresponde como nuestra identidad y nuestro nombre para poder existir de forma legal” , menciona.

A una persona heterosexual adquirir su acta de nacimiento le cuesta 83 pesos, lo puede hacer incluso de forma virtual.

Vania Jaramillo
Vania Jaramillo
Reportera en Zona Franca. Graduada en Periodismo Digital/ ex colaboradora en Periódico AM. Twitter @VaniaJaramilloS Cualquier información @vanjaramillo@gmail.com


Más noticias

Comentarios

spot_img