- Publicidad -
sábado, abril 10, 2021

Hay acuerdo: Washington acepta compartir con México su reserva de vacunas. Lo confirma Ebrard

Ciudad de México, (SinEmbargo).– Estados Unidos ya decidió darle vacunas a México. Hay acuerdo. Esto fue anunciado esta mañana por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Me consultan si es veraz que hay un acuerdo de vacunas con EU en seguimiento a la conversación entre los Presidentes López Obrador y Biden. Sí, es correcta la información. Mañana a las 9 am les doy los detalles porque todavía estamos trabajando en ello. Buenas noticias!”, dijo el Canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubón.

El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, durante una conferencia de prensa. Foto: Galo Cañas, Cuartoscuro

Ha habido reclamos en el mundo porque Biden giró instrucciones de comprar 100 millones de dosis más de la vacuna de Johnson & Johnson contra el coronavirus, incrementando un posible superávit de dosis para finales de este año mientras que gran parte del resto del mundo pasa problemas de escasez.

Incluso antes de la orden del miércoles, hace una semana, Estados Unidos se encaminaba a recibir para mediados de mayo suficientes vacunas aprobadas para inocular a todos los adultos, y suficientes para 400 millones de personas para finales de julio.

Dosis para 200 millones de personas más están pendientes en caso de que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) apruebe las vacunas de AstraZeneca y Novavax. Se prevé que las vacunas adicionales de J&J, suficientes para 100 millones de personas, sean entregadas en el segundo semestre de este año.

Asistentes de la Casa Blanca señalaron a Associated Press que la prioridad de Biden es asegurarse de que todos los estadounidenses estén vacunados, antes de sopesar la posibilidad de distribuir dosis a otros países. “Queremos tener un exceso de suministros y de preparación”, dijo la Secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, el miércoles, señalando que Biden quería recursos en caso de imprevistos con los planes de producción existentes.

“Aún no sabemos cuál será la vacuna más efectiva en los niños”, añadió. “Aún no sabemos el impacto de las variantes o la necesidad de inyecciones de refuerzo. Y estas dosis pueden usarse como vacunas de refuerzo de ser necesario. Obviamente, es algo que sigue bajo estudio por parte de la FDA, pero, reitero, queremos tener un exceso de preparación”.

La Casa Blanca había rechazado solicitudes de aliados de Estados Unidos, incluyendo México, Canadá y la Unión Europea, de vacunas producidas en Estados Unidos, donde la producción de varios meses ha resultado en vacunas para uso exclusivo en el país. En tanto, Rusia y China, cuyos gobernantes no enfrentan a los votantes en elecciones libres y justas, han utilizado sus vacunas de producción local para obtener una ventaja estratégica.

China se ha comprometido a entregar casi 500 millones de dosis de sus vacunas a más de 45 países, de acuerdo con un conteo de nación por nación realizado por The Associated Press. Cuatro de los varios fabricantes de vacunas en China aseguran que serán capaces de producir al menos 2,600 millones de dosis este año.

Rusia ha enviado millones de dosis de su vacuna Sputnik V a países de todo el mundo, incluso mientras vacuna a su propia población. Los analistas aseguran que uno de los objetivos de esta campaña es proyectar la imagen de Rusia como potencia científica, tecnológica y benevolente, en especial mientras otros países se topan con problemas de escasez de vacunas de COVID-19 debido a que naciones más ricas acaparan las versiones fabricadas en Occidente.

Israel, que ya ha vacunado a más de la mitad de su población con la vacuna de Pfizer producida en Europa, también ha intentado este tipo de diplomacia para recompensar a sus aliados.

Más noticias

Comentarios

spot_img