- Publicidad -
viernes, septiembre 17, 2021

Homicidio de Cristian, menor asesinado en Irapuato, está lejos de la justicia: Experto

Irapuato, Gto. Está condicionado el acceso a la investigación, lo que aleja la posibilidad de procurar justicia por el homicidio de Cristián Giovanni de 12 años, menor que fue herido de bala presuntamente por un elemento de la policía Municipal, quien previamente detuvo a su mamá por el robo de un tinaco en la colonia Las Américas.

Por lo anterior, el caso con ayuda de organizaciones sociales debería ser atraído por la Fiscalía General de la República (FGR), pues hay una gran posibilidad de que la Fiscalía Guanajuato clasifique el caso como un homicidio culposo.

Así lo consideró el coordinador de Tejiendo Redes de Infancia en América Latina y el Caribe y exdirector ejecutivo de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM), Juan Martín Pérez García.

“La posible ejecución extrajudicial de un niño, que es el nombre que se le da en Derechos Humanos, tiene que ser investigada por la Fiscalía. El acceso a la investigación y el acceso a la justicia en este caso ya están condicionados, primero porque los policías, por lo que narra la familia, están encubriéndose entre ellos y han afectado las evidencias, entonces la cadena de custodia de estas evidencias ya quedó alterada de forma intencional, lo cual aleja la posibilidad de que se tenga una investigación que lleve a la justicia para este niño asesinado”.

Precisó que además es inquietante el silencio de la Fiscalía General del Estado (FGE), lo que señaló no sería algo nuevo, pues dijo que Carlos Zamarripa, desde su trayectoria se ha caracterizado por servir a otros intereses menos a la procuración de justicia en los casos.

Estamos hablando de autoridades policíacas con una actuación poco apropiada de la Fiscalía, y muy preocupante y esto es lo que debería ser el centro del tema, es que hay un niño asesinado, que tienen que abrirse investigaciones específicas con el operativo, quién lo mandó, quienes autorizaron que fueran portando armas y en qué condiciones fueron sacadas y por toda la alteración de la cadena de custodia de estos hechos los policías tiene que ser investigados en paralelo, no solamente por la presunta ejecución extrajudicial, sino por todas las anomalías que están evidentes”, dijo.

Y es que el especialista, añadió que en todo acto las autoridades están obligadas a tener un uso proporcional de la fuerza pública, y uno de los elementos básicos de todas las policías en la región en América Latina, es que las armas no son de uso indiscriminado, pues solo se pueden usar con base en protocolos, cuando hay personas armadas, riesgo para la vida e integridad de las fuerzas de seguridad y particularmente por indicación de un operativo.

Foto: Laura Villafaña.

“Otro criterio importante es que cuando hay presencia de niños o personas menores de edad, las armas no pueden ser utilizadas, esto implica entre las propias medidas y protocolos pedir refuerzos o algún otro tipo de apoyos”, agregó.

Pérez García precisó que el caso tendría que ser acompañado por organizaciones sociales y buscar que sea atraído por la FGR, con el conocimiento claro de que la Fiscalía de Guanajuato ha mostrado poca disposición para investigaciones serias e imparciales que lleven a la justicia.

“Solo hay que recordar los muchos, muchos casos que hay de asesinatos que quedan en la impunidad y es la misma Fiscalía, entonces no hay ningún elemento que indique que esto será distinto”.

El activista detalló que investigadoras del Centro NIMA de Promoción de los Derechos Humanos de niñas, niños y adolescentes en Guanajuato, alertaron que en la entidad, el 60% de los homicidios son clasificados por la Fiscalía como culposos.

“Al ser culposos no hay intencionalidad, en consecuencia no se investigan y quedan en impunidad, es altamente probable que además de estas alteraciones que narra la familia de este caso, si la presión pública llegará avanzar y la Fiscalía se viera forzada a hacer algo, con alta probabilidad lo considerara como un homicidio culposo y los policías quedarán con impunidad, es preocupante porque es una característica de esta Fiscalía”.

Juan Martín Pérez expuso que este tipo de asesinatos en América Latina se les llama ‘gatillo fácil’, una expresión coloquial que se usa para referir a policías que sacan sus armas en ejecuciones extrajudiciales, y que en el caso de Brasil y República Dominicana, son asesinadas personas jóvenes, afrodescendientes, y pobres.

“Es una práctica bastante frecuente en las policías de América Latina y Caribe, México no es la excepción y en el caso de Guanajuato hay muchos muchos casos denunciados, donde se hace un uso desproporcionado de la Fuerza Pública para atacar a niños, jóvenes y familias pobres” agregó.

Más noticias

Comentarios

spot_img