- Publicidad -
viernes, diciembre 3, 2021

Jorge ‘N’ llevaría en libertad proceso por violación espuria, ‘Llegaré hasta las últimas consecuencias’, víctima

Irapuato, Gto. Previó al Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, “La única forma de mover es hacer ruido” dijo Regina, víctima de violación espuria, quien por primera vez salió a la luz pública para dar a conocer que de último momento, el Ministerio Público minimizó a un abuso sexual su denuncia. 

Y es que se trata de una reclasificación de delito considerado menor dentro del Código Penal de Guanajuato, que disminuiría la sentencia y permitiría que los defensores del diputado electo, Jorge Romero Vázquez, promuevan su libertad, a pesar de haber sido vinculado a proceso por violación espuria. 

“El Ministerio Público dice que los hechos no son violación espuria y es abuso sexual, yendosé en contra de lo que había resuelto el Juez de Control en turno y el magistrado en Segunda Instancia”.

Para ella, no hay duda de que alguien del PAN intervenga en el proceso y señaló que esta reclasificación de delito es una maña y un plan también orquestado por Romero Vázquez  y sus abogados, al destacar que no hay antecedentes de que la Fiscalía General del Estado y el Ministerio Público hayan reclasificado a un delito menor en otros casos. 

“El Centro de Justicia que es el lugar al que yo acudí a interponer mi denuncia es quien apoya a las víctimas, y yo siento que me están dejando indefensa, siento que estuvieran apoyándolo a él y sus defensores. Sabemos que su familia política tiene antecedentes de la política, yo pienso que hay algún impedimento por ahí”.

Detalló que Guadalupe Cruz, coordinadora de Ministerio Público en el Centro de Justicia para las Mujeres trató de comunicarse y reunirse con ella, lo que no se pudo dar, pero no le consultó la reclasificación del delito, sino que únicamente le hizo saber que se ingresó el oficio desde el lunes y fue esta mañana del miércoles, que se le notificó.

La víctima reafirmó que esta reclasificación del delito facilita el proceso, tratándose un político, pues la sentencia disminuye de un delito a otro. 

“Yo siento que si, yo como víctima por lo que he escuchado, siento que es una salida que están tratando de buscar, porque el abuso sexual tiene una pena de 3 meses a un año, a comparación de un delito de violación por el cual yo denuncié, que es de 10 a 17 años de prisión”.

La joven calificó como buena  la atención del Centro de Justicia para Mujeres al principio del proceso, lo que cambió al detectar anomalías, pues  le negaron los documentos que estaban dentro de su propia carpeta, los cuales solicitó para revisarlos.

“Recientemente podría decir aproximadamente dos semanas, tres semanas, me he sentido desprotegida, que no me apoyan, que en vez de estar del lado de la víctima, están de lado de una persona que cometió un delito en mi contra”.

La estudiante de derecho, explicó que no se aplazó la audiencia, sino que ella solicitó la primera prórroga de 15 días, para el cierre de investigación complementaria, ya que el vehículo donde se cometió el delito es propiedad de la esposa del inculpado.

“Se le solicita que presente el vehículo, no lo presenta, basándose en un artículo del Código Nacional de Procedimientos Penales, que no la faculta para eso, presentó mi escrito al juzgado, me lo aprueban y dan una prórroga de quince días, el cierre inicial era el 31 de octubre, se considera que del 1 al 15 era la prórroga y ahí se cierra y hasta ah´pi cierra esa etapa, no es que se haya aplazado más”.

Regina precisó que actualmente se espera la audiencia intermedia, donde ambas partes aportan pruebas a un Juez, quien decide cuáles acepta y cuáles no,  con un motivo.Solo que esta vez actuará de la mano de una abogada particular, lo que no hizo antes, pues confiaba en el Estado. 

“Se va hacer lo posible para que este delito no se reclasifique como lo quieren hacer, creo que hay alguna manera de imponer a esto, voy a tratar de hacer lo posible, sino es posible, yo creo que habla de la justicia y cómo la Fiscalía maneja este tipo de casos.

Yo junto con mi abogada, vamos a tratar de hacer lo mejor para que este delito no quede impune, para que no se vuelva a cometer, porque si estamos hablando de que no soy la única y no es una sola carpeta, es un acto repetitivo y no podemos permitir que esto siga sucediendo”.

Este jueves se llevará a cabo una audiencia para revisar las medidas cautelares, y declaró que está por verse a opinión del Juez la probable salida de Romero Vázquez. 

De acuerdo con Regina hay otra víctima reciente del inculpado, de lo que se enteró en la etapa inicial de su proceso.

“Hay otra carpeta abierta, se hace una solicitud al Ministerio Público en la etapa inicial en su momento, de que se investigue, si existe otra denuncia en contra de esta persona, y se confirma otra denuncia por este delito en contra de esta misma persona”.

La única forma de mover es hacer ruido: Regina

A más de dos meses de haberse ventilado el caso, Regina dijo que antes no había hecho ninguna declaración para evitar que fuera un caso mediático.

“Existe algo que se llama revictimización, soy una víctima, sufrí un delito que es algo delicado, lo quise mantener así para no hacer algo mediático y no politizar. Soy estudiante de derecho, creo en la justicia, quise llevarlo de la manera más sigilosa para no hacer un choque social, pero lo que está sucediendo ahorita en la carpeta y dentro del Centro de Justicia me doy cuenta que la única forma de mover es hacer ruido”.

El caso

La denuncia contra Romero Vázquez quedó asentada en la carpeta de investigación,  número 67275/2021. El delito presuntamente se cometió cuando el inculpado se ofreció a llevar a casa a la agraviada,  después del festejo que él organizó con motivo de su triunfo en el pasado proceso electoral.

Los hechos habrían ocurrido el 19 de junio y por la mañana, Regina relató que al despertarse se dió cuenta que tenía una llamada perdida de una persona a quién identificó como chófer, escolta o ayudante del inculpado. 

“Le escribo vía Whatsapp que qué  necesitaba,  me responde que solo quería saber que estaba bien, en pocas palabras,  porque sabía que mi mamá me estuvo buscando la noche anterior, él sabía que mi mamá estaba preocupada por mi, porque no sabía dónde estaba”.

Un día antes de que ella interpuso la denuncia, el 27 de junio, nuevamente esta persona allegada al exdirector del Instituto de la Juventud, la contactó vía Whatsapp para tomar un café y justo en el mismo establecimiento, donde este miércoles Regina convocó a la rueda de prensa, había aceptado hablar con el escolta y/o asistente del inculpado.

 “Lo primero que me dice es que cree que debía pensar las cosas y hablar con el imputado para arreglar la situación,  a lo cual le respondí que no,  surge una plática que no fluye demasiado de 50 minutos aproximadamente, se retira del lugar, a los 3 o 5 minutos vuelve y señalando su celular me pregunta, si podía contestar una llamada a esta persona, que quería hablar conmigo, a lo cual me negué”.

De acuerdo con Regina no fue la única persona que trató de evitar la denuncia en contra del político, pues mientras ella estaba de viaje, la suegra del inculpado buscó a su mamá  en repetidas ocasiones, para pedirle clemencia.

“Le pidió que yo considerara las cosas, que no ganaría nada, que donde quedaba el estigma que iban a tener sus nietas, hijas de esta persona y que por favor pensará las cosas para ver si retiraba la denuncia, mii mamá le contestó que yo soy una persona capaz. Soy estudiante, tengo el apoyo de mi familia, había tomado la decisión por mí misma y la volvió a buscar en dos ocasiones después de este día y ya no se le contestaron llamadas, mensajes, ni visitas”.

La víctima reconoció tiene miedo por la posición política del inculpado y la de su familia, pero advirtió: ‘Llegaré hasta las últimas consecuencias legales, sí”.

Más noticias

Comentarios

spot_img