- Publicidad -
lunes, abril 12, 2021

La ASF no hizo mal las cuentas del NAIM, fue a propósito: AMLO; exige a Diputados investigación

Ciudad de México, (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró esta mañana que el informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) sobre el supuesto aumento de más de 232 por ciento en los costos de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no fue un error. Fue intencional. Y, visiblemente molesto, pidió a la Cámara de Diputados una investigación.

Se le preguntó si culpaba directamente al Auditor Superior, David Colmenares Páramo. Prefirió no hacerlo. Pero ayer, en una entrevista en el programa “Los Periodistas”, conducido por Álvaro Delgado y Alejandro Páez Varela, el exauditor Juan Manuel Portal Martínez aseguró que en su lugar, él renunciaba.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa de este jueves. Foto: Gobierno de México

“Es inaudito lo que ha ocurrido y la verdad es que no hay grandes explicaciones, lo que se está viendo es producto de una mala ejecución de los trabajos y, sobre todo, de una falta de supervisión de la presentación de los resultados finales”, dijo en la entrevista con La Octava.

Hoy, el mandatario mexicano recordó que hace unos días la ASF “dio a conocer un informe y se aprovecharon nuestros adversarios, la prensa conservadora que defiende al régimen corrupto, para afectarnos en la imagen del Gobierno, sobre todo en la cancelación del aeropuerto de Texcoco”.

Durante su conferencia de prensa matutina, expresó que él no cree, pese a que existe la posibilidad, que hayan hecho mal las cuentas, lo que “sería lamentable”. Sin embargo, señaló que podría tratarse de “una actitud politiquera, de que buscaron dañarnos para complacer a nuestros opositores”.

“Entonces no vamos a dejar pasar este asunto porque está de por medio la dignidad y voy a enviar una carta a la Diputada Dulce María Sauri, presidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, para que se inicie una investigación, todo esto de manera respetuosa, todo esto porque la Auditoría Superior de la Federación depende de la Cámara de Diputados”, anunció.

Posteriormente, López Obrador leyó ante los medios de comunicación la misiva, en la que acusó que el informe de la ASF es “tendencioso y falso sobre el procedimiento y el manejo de recursos” de su Gobierno.

“Entre otras cosas, tal instancia difundió en los medios de información que el costo de no construir el aeropuerto de Texcoco ascendía a 331 mil 991 millones de pesos, cuando en realidad la cifra fue de 110 mil 807 millones de pesos; es decir, una tercera parte menos de lo publicado”, precisó.

El Jefe del Ejecutivo federal explicó que la ASF tampoco tomo en cuenta que “terminar la obra significaba destinar cuando menos otros 300 mil millones de pesos, y cancelar el actual aeropuerto de la Ciudad de México y la Base Aérea de Santa Lucía, mientras que el nuevo aeropuerto, además de hacerse en tierra firme y no en un lago, implicará una inversión de 75 mil millones de pesos. O sea, se tendrá un ahorro de 225 mil millones de pesos”.

“Aún cuando los responsables de la Auditoría Superior de la Federación se han retractado ante tamaño absurdo, esgrimiendo que aplicaron mal sus métodos de proyección, considero que una actitud de ese tipo no sólo obedece a una deficiencia técnica, sino también a una intencionalidad política, pues como sucedió esta y otras falsedades contenidas en el informe fueron utilizadas […] para tratar de dañar la imagen de rectitud y honestidad de nuestro Gobierno”, aseguró.

Desde Palacio Nacional, el tabasqueño indicó que “en consecuencia, les solicito de manera respetuosa y en observancia del principio de separación de poderes, y si para ello no tiene inconveniente, que se emprendan las acciones necesarias para impulsar una investigación que permita el esclarecimiento a fondo de las equívocas afirmaciones de la Auditoría Superior de la Federación y despeje la lamentable desinformación que el documento referido indujo en sectores de la opinión pública”.

Además, pidió “impulsar las acciones necesarias para impulsar una investigación que permita el esclarecimiento a fondo de las equívocas afirmaciones de la ASF y despeje la lamentable desinformación que el documento indujo en sectores de la opinión publica”.

El sábado pasado, la Auditoría Superior de la Federación, un órgano técnico especializado de la Cámara de Diputados, presentó ante la tercera parte de la Cuenta Pública 2019, que audita el primer año del Gobierno de López Obrador y en donde se encontraron irregularidades en proyectos centrales y programas prioritarios.

En ese informe, se detalló que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, una obra iniciada por su predecesor, Enrique Peña Nieto, tuvo un costo 232 por ciento mayor a lo previsto por el Gobierno, al ascender a más de 331 mil 996 millones de pesos (unos 16 mil 252 millones de dólares).

Sin embargo, López Obrador calificó el lunes de “exagerada” la auditoría y, posteriormente, el organismo admitió “que existen inconsistencias” en su informe y garantizó “una revisión exhaustiva”.

El Gobierno encontró en el informe tres errores que explican más del 75 por ciento de la diferencia en el costo de cancelación de dicho aeropuerto.

Más noticias

Comentarios

spot_img