- Publicidad -
lunes, abril 19, 2021

Anexos en León e Irapuato luchan por regularizarse

*Con información de Laura Villafaña y Jorge Hernández

Guanajuato. Pese a  que la mayoría de los anexos en la entidad no están regulados, la lucha por ayudar a quienes están atrapados en una adicción cada vez es más notoria.

Las condiciones en las que operan dichos anexos,  orillan al acercamiento con las autoridades para poner en regla su operatividad, y así  atender uno de los problemas más graves que tiene Guanajuato: las adicciones.

En León los encargados de los centros de rehabilitación han encontrado en el dialogo con las autoridades la solución en la regularización en los permisos de uso de suelo.

Samuel González Aldana, líder de la asociación civil ‘Guanajuato Unido para la Prevención de las Adicciones’, comentó que actualmente trabajan mediante citas con funcionarios del gobierno para arreglarse al grado de no tener que manifestarse.

“Somos centros de rehabilitación, tratamos de crear respeto. Nosotros tranquilos. Nos está dejando trabajar Desarrollo Urbano y ya tenemos juntas para arreglarnos bien, no es necesario para nosotros hacer ese tipo de manifestaciones porque se puede interpretar mal”, comentó Samuel.

El representante de la asociación de centros de rehabilitación explicó que ellos buscan recuperar las vidas de los jóvenes y su mensaje es de paz, por lo que evitan manifestarse porque las protestas pueden encaminar a generar violencia.

La tarde del miércoles integrantes de la Fuerza Nacional y de los Centros de Rehabilitación Unidos del Bajío, se manifestaron en las instalaciones del Palacio del Gobierno en la capital, por el cierre de los anexos en el estado de Guanajuato.

“Considero que ese tipo de manifestaciones lo único que hacen es provocar reacciones de la gente del gobierno hacia nosotros porque lo que tenemos que hacer es cumplir con el requisito del uso de suelo, nunca no lo habían pedido y ahora ya se hizo una realidad, no lo están pidiendo a todos los centros de rehabilitación”, comentó.

Explicó que a pesar de los sellos de clausura que colocan las dependencias del gobierno, ellos pueden trabajar si presentan el contrato de arrendamiento y el permiso de salubridad a las autoridades.

“Estamos tratando de arreglar las cosas como deben de ser. Desarrollo Urbano que nos ayude con el alcalde a sacar adelante los centros de rehabilitación porque les hace mucho bien tanto a la ciudadanía como a las autoridades municipales es muy benéfico para todos”, comentó.

Anexos en Irapuato cuentan con apoyo municipal

Diez de los anexos que están por regularizarse, pertenecen a la Federación Mexicana de Centros Especializados para la Atención de Adicciones, cuyo presidente, Eduardo Padilla, señaló cuentan con el apoyo del Municipio, pero reconoció les será difícil solventar los gastos de los dictámenes que les solicitan para tramitar el uso de suelo.

Y es que, precisó para dicho permiso necesitan cumplir con acta predial que compruebe el domicilio, y una serie de dictámenes, uno que facilita Protección Civil, cuyo propósito es garantizar condiciones óptimas de los lugares de internamiento.

Aunque no les han dado el precio real de cada dictamen, estiman costos de 8 a 10 mil pesos.

“Será un poco complicado que podamos solventar los gastos de los dictámenes porque son algo caros, pero creemos también que es responsabilidad de cada uno de nosotros coadyuvar con el resguardo y la seguridad de cada uno de los integrantes que están dentro de nuestras instituciones, aquí lo que estamos llegando a un acuerdo también es ver la posibilidad de cómo el Municipio puede apoyar en ese tipo de gastos, si no se nos puede facilitar de forma gratuita, ir haciendo pagos de forma frecuente para que pueda solventarse esas cuestiones” dijo.

Tras considerar que operan desde casa- habitación, el también director del anexo ‘Rescatando Ángeles’ confirmó habría que adherir en los gastos, inversiones de 40 a 50 mil pesos para adecuaciones de los centros de rehabilitación, que deben contar con oficina principal, área de espera para los familiares, consultorio médico, consultorio psicológico, cocina, dormitorios, y espacios de recreación para los internos.

“Estamos trabajando en casas- habitación que se tienen que modificar en muchos aspectos para que puedan cumplir con la normativa vigente para los centros de rehabilitación. De cierta manera no sería muchas (adecuaciones) para algunas instituciones que estaban en la regularización y reacomodo de las instalaciones ya serían mínimas; en la parte económica yo creo que vamos a invertir entre unos 40 o 50 mil pesos”.

Eduardo Padilla dijo que para los trámites de uso de suelo, trabajan directamente con el titular de Proximidad Social, Julio Borja y el secretario de Seguridad Ciudadana, Pedro Cortés Zavala, quienes han sido accesibles y conscientes en los relacionado con el permiso, pues no resultó ser algo sencillo

“En Irapuato no existía o no existían las características concretas para poder otorgar esta licencia y ellos están trabajando con las asociaciones, nos están llevando de la mano para obtener la documentación necesaria que esta requiriendo el municipio para seguir operando”.

Agregó que no hay plazos concretos para contar con el permiso, pero asume que con el acompañamiento de las autoridades será ágil, por lo que al concluir el año es posible que los diez anexos de su asociación cuenten con su uso de suelo.

“Tenemos que juntar documentación para ingresarla y esto se vaya agilizando, ya para concluir el año, correspondería a cada director la rapidez para juntar su documentación y hacer adecuaciones mínimas para operar de manera regular”.

Cabe destacar que tras la revisión de anexos, son 24 centros los que tendrían que regularizarse.

Más noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img