- Publicidad -
jueves, julio 29, 2021

La ONU presiona a Guanajuato: pide esclarezca crimen de buscador

Ciudad de México, (SinEmbargo).  A diez días del asesinato de Francisco Javier Barajas Piña, buscador de personas desaparecidas en Guanajuato, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) se unió al repudio de las comisiones de búsqueda y exigió a las autoridades estatales esclarecer el crimen para dar con los responsables.

La ONU-DH llama a esclarecer el asesinato de Francisco Javier Barajas Piña, víctima y funcionario de la Comisión de Búsqueda de Guanajuato. Foto: ONU-DH

“El asesinato del Sr. Barajas Piña es particularmente grave en la medida que podría estar vinculado con sus actividades de búsqueda en la entidad. De esta forma, además de ser un suceso trágico para su familia, buscaría tener un efecto intimidatorio sobre las autoridades y los colectivos de personas desaparecidas que realizan actividades de búsqueda en Guanajuato”, declaró Guillermo Fernández-Maldonado, representante de la ONU-DH en México.

“En este contexto, es de vital importancia que el Poder Ejecutivo adopte todas las medidas necesarias para garantizar que las labores de búsqueda de la Comisión no se vean afectadas por este indignante hecho,” añadió.

Javier, de 27 años, era integrante de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y fue asesinado a tiros en Salvatierra, Guanajuato. Su cuerpo fue hallado con heridas de arma de fuego en la calle de Abasolo de la zona centro; el crimen se cometió el sábado 29 de mayo alrededor de las 23:30 horas.

 

Los reportes ciudadanos alertaron a las autoridades por el impacto de varias detonaciones por arma de fuego. Y cuando los elementos de seguridad y la Cruz Roja llegaron al lugar de los hechos, encontraron a Javier Barajas tirado en la banqueta con al menos 15 disparos en el cuerpo.

Él se integró al colectivo de búsqueda de personas desaparecidas por la desaparición de su hermana Guadalupe Barajas Piña, de quien no se sabía nada desde el desde el 29 de febrero de 2020, hasta que sus restos fueron encontrados en una fosa clandestina en el mismo municipio.

Durante los últimos meses, el trabajo de Javier, primero como hermano de Guadalupe y posteriormente como funcionario de la Comisión Estatal de Guanajuato, estuvo dirigido para la búsqueda de la verdad y justicia para las personas desaparecidas y sus familias en su estado.

La ONU-DH señaló que este homicidio, así como otras amenazas y agresiones contra personal de estos colectivos “debe llevar a una reflexión sobre las condiciones en las que se realizan las búsquedas y a la adopción de las medidas de protección que sean necesarias por las autoridades estatales y federales, con el fin de que la impostergable búsqueda de las personas desaparecidas pueda realizarse en condiciones seguras”.

Finalmente, el Alto Comisionado reiteró su disposición de asistir técnicamente a las autoridades correspondientes, así como su solidaridad con los familiares y amigos de la víctima.

Más noticias

Comentarios

spot_img