- Publicidad -
lunes, abril 12, 2021

Mariana aguantó dos años el acoso callejero de la capital, hoy denuncia a sus agresores

Guanajuato, Gto. Mariana, pasó dos años aguantando comentarios lascivos y acercamientos incómodos, el llamado
acoso callejero, pero cansada de caminar por las calles con miedo decidió alzar la voz y
denunciar a sus agresores.

“Nos enseñaron a quedarnos calladas, pero ellos ya no tendrán nuestro silencio al que están acostumbrados”, dijo la joven capitalina de 26 años.

Mariana se atrevió a denunciar el acoso callejero que día a día enfrenta cuando sale a practicar actividad física, y se encuentra con unos promotores turísticos, en la zona de la Glorieta de los Mineros.

Foto: Tere Segura.

El pasado domingo y en redes sociales, hizo público a sus agresores a quienes acusó de realizar comentarios lascivos, sonidos y acercamientos incómodos que “dan miedo”.

“Es increíble que lo único que quiero es correr libremente y hacer actividad física, y lo único que me llevó es la incomodidad de unos tipos, llevo más de dos años aguantando, y no sólo son ellos, son taxistas, las estudiantinas, que se la pasan acosándonos”.

Contó que ese día iba corriendo y tres promotores turísticos comenzaron a hacer sonidos
desagradables y a lanzarle palabras, molesta y cansada se atrevió a confrontarlos y lo que recibió
como respuesta fue que estaba loca.

“Les dije que ya estaba hasta la madre pero que era momento de que pararan, que para mí era
muy cansado tener que pasar todos los días con miedo en este lugar, porque no tienen respeto.
Todas hemos sido víctimas de una situación como esta, al momento me dijeron que estaba loca, que no hicieron nada”.

Tras hacer la denuncia en redes sociales, Mariana convocó a las mujeres capitalinas a denunciar
a sus agresores y juntar firmas, para solicitar al Gobierno municipal y al Estado, acciones efectivas para vivir una vida libre de violencia.

Mariana, reconoció que es difícil denunciar, pero llamó a las mujeres capitalinas a romper con el
silencio y proceder contra sus agresores.

“Me dí cuenta esta vez que me enojé y voltee, ellos se quedaron pasmados porque están acostumbrados a nuestro silencio y ya no quiero que esto suceda, quiero tener la libertad de
expresarnos y denunciar sabiendo que va a ver un seguimiento”.

Foto: Tere Segura.

Finalmente, mencionó que el mismo domingo que hizo la denuncia en redes sociales, y autoridades
municipales se acercaron con ella para ofrecer apoyo, incluso le hicieron saber que los sujetos
podrían ser detenidos y pagar la multa de más de 5 mil pesos, además de los cursos de reeducación.

Sin embargo, dijo que pidió que no fueran detenidos, pues su objetivo es que haya acciones
efectivas contra el acoso, y no que vuelvan al mismo lugar a seguir agrediendo a ella u otras
mujeres.

Más noticias

Comentarios

spot_img