- Publicidad -
sábado, enero 22, 2022

Migrantes son invisibilizados y rechazados: especialista

León, Gto. Desde hace varios años atrás en León existe la migración de personas ya sea de tránsito o refugiadas, el problema es que estos han sido rechazados por la sociedad local, sin importar la causa por la cual migraron; lo que se necesita para atender sus necesidades es que sean reconocidos y visibilizados.

Tania Jiménez colaboradora e integrante de la Casa Migrante Galilea en León, añadió que, el problema del rechazo hacia los migrantes se incrementó a partir de la pandemia COVID-19, porque la sociedad reaccionó de una manera homófona.

“La respuesta social generalizada es: ¡aquí no hay! Luego hay muchas expresiones homófonas del ¿por qué se ha aumentado? Y eso fue a partir de la pandemia (…) entonces hay un rechazo contundente. Y se debe de ir construyendo esta visibilidad y reconocimiento desde la empatía”, dijo.

Jiménez explicó que en la ciudad se cree o se piensa, por parte de la población, que no hay migrantes o que los únicos migrantes que llegan a la ciudad son aquellos que vienen en caravana, cuando en realidad hay una información errónea.

En León existen comunidades de migrantes muy grandes desde hace varios años, que son procedentes de países como Colombia, Venezuela, Argentina, Cuba, entre otros países y muchas de estas personas se refugiaron en este país porque la mayoría sale de su nación por problemas de inseguridad, otros por un tema socioeconómico.

Tania Jiménez agregó, que para poder ofrecer y garantizar mejores condiciones básicas, como lo son el medio de transporte, trabajo y vivienda temporal, entre otras necesidades, se tiene que trabajar en primera instancia en el reconocimiento de que hay otras personas que vienen a buscar una calidad de vida y no se debe de privar, como actualmente pasa.

“Primero reconocer que las personas están aquí y están aquí desde hace tiempo (…) es también reconocer que se han complejizado las condiciones de vida, por lo tanto migratorias”, añadió.

Todo el año hay llegada de migrantes

Pese a que la casa está abierta en cualquier temporada del año, cuando más demanda se tiene de esta casa migrante son en los meses de noviembre y diciembre, se debe a que existe un mayor número de movilidad masiva por las caravanas que vienen de centro y Suramérica, incluso de África.

Aunque la demanda para refugiarse en la casa es alta, solo se pueden atender máximo 40 personas al día, y pueden durar hasta 1 semana, ya que hay migrantes que son de paso y necesitan de trabajar unos días juntar dinero y poder continuar su camino.

La casa que se encuentra ubicada en Río Balsas número 221, ofrece servicios básicos como alimentos, agua para bañarse, vestido y calzado, incluso asesorías en caso de que alguno de ellos lo requiera.

Esto no solo es para migrantes de otras países, también se apoya a mexicanos que han sido deportados de Estados Unidos de América, principalmente.



Más noticias

Comentarios

spot_img